<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 29.09.2022

Como soy un periodista independiente, y políticamente incorrecto, tengo que destacar las victorias del Rayo y Valencia quitando protagonismo a la goleada del Madrid en el Bernabeu consolidando su liderato, a tres puntos del Barça que ofreció un futbol mayúsculo junto a los leones del Atletic.

En esta jornada undécima se enfrentaban los dos equipos de Valencia con la expectativa de saber si el Levante consolidaba su espectacular arranque de liga. Empezó el partido vibrante, a toda velocidad, sin escatimar esfuerzo físico por parte de los veintidós jugadores, un ejemplo de profesionalidad para todos. Con ese planteamiento el Valencia demostró que es un equipo más sólido y se impuso con autoridad reclamando “su” tercer puesto. El domingo el Gran Rayo recibía a la Real venida a menos y sin compasión le metió un 4-0 dejándola en el último puesto de la tabla. Para los amantes de los buenos goles no se pierdan la falta de Trashorras en el cuarto gol.

Por la mañana la parroquia madridista se dio cita a la hora del vermut para disfrutar del mejor Madrid de los últimos años. Resultado: 7-1 ante un digno Osasuna. Nueva exhibición de un equipo en progresión; nuevo triplete de CR7 ¡y van cuatro en once partidos! haciendo la boca agua de los feligreses del fútbol que ya piensan en el enfrentamiento de los dos titanes dentro de un mes. No sé lo que pasará, lo que sí es cierto es que por primera vez en la era Guardiola le saca tres puntos al Barça y no al revés. Dentro de mi incorrección política me llamó la atención el criterio de los comentaristas deportivos que se tomaron a chufla jugar a las doce de la mañana cuando lo hicieron el Atleti u otros equipos para cambiar su enfoque y buscar los aspectos positivos cuando juega el Madrid. Ahora se atreven hasta pedir que se repita la experiencia ¡pensando en China! (sic). El servilismo ante los poderosos deja al desnudo la falta de independencia y espíritu crítico santo y seña del periodismo de otras épocas.

PURO FÚTBOL EN LA CATEDRAL

Sabiendo el resultado, los culés visitaban la jaula del león con el escenario ideal preparado. Lleno en la Catedral, lloviendo a mares, campo en más que dignas condiciones y once leones enfrente rugiendo en medio del circo. Por dos veces se adelantaron los bilbaínos y por dos veces igualaron los culés en un enfrentamiento sin escatimar esfuerzos, primando el fútbol de ataque y sin especulaciones. Honor a tan dignos contendientes que elevaron el fútbol a su máximo nivel, algo “que sólo pasa en la Catedral” dice Zubizarreta con razón. Por destacar a un jugador me quedo con el liviano Muniaín que no se anegó en los charcos y está llamado a pasar en poco tiempo a uno de los grandes.

En cuanto a los puestos europeos, reservada la tercera plaza para el Valencia, veo al Bilbao (permítanme sus aficionados que lo llame así) serio candidato al cuarto puesto con permiso del Sevilla. Lo escribo porque veo un equipo consolidado de varios años que ha encontrado un entrenador que está sabiendo enhebrar garra y calidad en un difícil encaje de bolillos, no como a otros a los que ahora me voy a referir.

Sí señores, estoy pensando en el Atleti, ese equipo especializado en los últimos años en compararse a Jesucristo (que me perdonen los creyentes) por su facilidad para levantar cadáveres. Cayó derrotado ante el Getafe, último de la tabla, después de ir ganando 0-1 y jugar contra diez desde el minuto 30 por la expulsión de Lopo. Fue marcar y olvidarse del partido, oportunidad que aprovecharon los azulones para ganarlo sólo con profesionalidad y entrega, lo que le falta a sus vecinos. Perfecto el gol de falta de Barrada (ojo a este jugador). ¡Qué bochorno! ¡Qué desastre! Piensan los atléticos mientras piden cita al cardiólogo y se olvidan de los puestos europeos un año más. Dice Manzano que no tiene explicación. Sí la hay. Lo siento por usted pero no es entrenador para esta plantilla y este club, aunque la responsabilidad está en la dirección que no sabe organizar un equipo grande y deja que la plantilla se tome los partidos a cachondeo.

Los demás encuentros acabaron en empates en una liga muy igualada fuera del mundo de los dioses. Cuando acaben los llamados clásicos del siglo será emocionante ver quién se lleva los puestos europeos y quién desciende. En fin…lo dejo aquí…¡Eh! ¡Oiga! Que le queda la contracrónica. Ya voy, ya voy.

LA CONTRACRÓNICA

Amunt Valencia, menos mal que hoy ha puesto a mi equipo en el titular. Usted siempre está con los del bipartidismo futbolístico y los demás también existen. Ahí estamos los chés año tras año pisándoles los talones. Creo que debería destacar más a un equipo que se reinventa continuamente sacando a jugadores como Feghouli o Jordi Alba. Escrito queda.

Ahora sí termino. Señoras, señores, amen la vida, amen el fútbol, porque hoy ha vuelto a amanecer…que es lo importante.

Valencia y Rayo restan protagonismo al Madrid
Comentarios