martes. 27.02.2024
TRIBUNA TAURINA

Toros en el mundo

Ramón Hdez de Ávila | Si alguna fecha mantiene tradición taurina por excelencia, no solo en países, reserva católica de occidente, sino en otros mayormente laicos, estas fechas son sin duda la del domingo de Ramos y la del domingo de Resurrección.

ventas
Plaza de toros de las Ventas.

No se puede aplicar sin caer en el chauvinismo -término derivado del francés que viene muy al caso- el calificativo de “nacional” a nuestra fiesta de los toros. Entre otras cosas porque los festejos taurinos no son exclusivos de este país, y porque nacional es un calificativo a veces muy dado a malas interpretaciones, creyendo los españolitos que no hay otra nación como la nuestra, que añadiendo a cualquier asunto el calificativo de nacional, lo encumbra uno a la mayor gloria y exclusividad, descartando el resto de asuntos y países. Con el calificativo de nacional parece que está todo hecho y dicho, y eso a lo que nos referimos, si es español, es lo mejor, creyendo de esta manera andar uno en el camino recto de la política, la geografía y el idioma, como si la política no fuera igual en todas partes, con sus matices, o la geografía no abarcara una península, y un continente, y el idioma no fuera además de español y nacional, internacional e intercontinental. Por esta y otras razones no me agrada añadir, referido a los festejos taurinos, el calificativo de “nacional” al término “fiesta”.  Los toros son algo más que una fiesta, y no son precisamente exclusivos de España, hay fiestas taurinas en casi todo el mundo, y la prueba la tenemos estos días en que arrancan las programaciones de festejos con motivo de la primavera o de la celebración de la Semana Santa. En estas fechas, por uno u otro motivo, se celebran corridas de toros y novilladas desde Venezuela (Maracay) o Ecuador (Gonzanamá, Loja) a Méjico (Tijuana, Texcoco, Baja California, Juriquilla), pasando por Perú (Lima). Eso allá en las Américas, que en Europa se multiplican con el buen tiempo estos festejos, desde Portugal (Portoalegre) a Francia pasando, como no puede ser de otra manera, por nuestra península. Más que fiesta nacional, habría que llamarla, por tanto, fiesta internacional, o intercontinental, por su carácter y arraigo en ambos continentes.

Si alguna fecha mantiene tradición taurina por excelencia, no solo en países, reserva católica de occidente, sino en otros mayormente laicos, estas fechas son sin duda la del domingo de Ramos y la del domingo de Resurrección, que se ha prolongado los últimos años, al también llamado Sábado de Gloria. En Semana Santa, además de procesiones, y oficios propios, es costumbre en lo que concierne a festejos taurinos, que sean éstos los que abran y cierren dicha semana. Los carteles del Domingo de Ramos y mayormente del Domingo de Resurrección, también llamado de Gloria, eran muy codiciados en cualquier plaza de cierta categoría como Málaga, Córdoba, Toledo, Barcelona, etc., y sobre todo en Madrid y Sevilla.

Así por ejemplo, en Las Ventas de Madrid el próximo domingo día 29, inicio de la semana santa con el Domingo de Ramos, haciendo honor a las fecha, se presenta un cartel concurso de ganaderías para un único espada, Iván Fandiño. Encerrarse con seis toros, y en la Ventas, la catedral del toreo, es un proeza, salga como salga luego la corrida. Es un gesto al que solían acudir las grandes figuras del toreo para afianzar su torería, seguir en los puestos altos del escalafón y abrirse cartel a nuevas ferias.

Hay otras plazas que sin tener la categoría de las Ventas o de Sevilla, adquieren su aire especial por guardar la tradición y confeccionar un buen cartel acorde con la importancia de la fecha, entre ellas, la de Cabra, en la provincia de Córdoba, donde alternan tres figuras el sábado de Gloria: J.J. Padilla, El Fandi, y S. Castella.    

Y ese mismo sábado, en La Malagueta, de Málaga, un cartelón formado por cuatro figuras del toreo: Morante de la Puebla, El Juli, M. A. Perera y A. Talavante. Todo, sin olvidar la feria de Sevilla que se inicia el domingo de Resurrección y perdura hasta finales de abril. De ella seguiremos hablando. De Sevilla. ¡Ahí es na!

FERIA DE PASCUA EN ARLES

Pero como hemos empezado con nacional, y mundial hemos titulado el artículo, acabemos explicando la razón.

Arles es una hermosa y milenaria ciudad francesa con una gran tradición taurina. Prueba de que la fiesta de los toros no es exclusivamente de España, es decir, “nacional”, como apuntaba en líneas anteriores. Situada al sur de Francia, sobre el delta del Ródano, es la antigua ciudad romana conocida como Arelate, activo puerto del imperio, unido al mar Mediterráneo por un canal navegable. Entre sus vestigios sobresale el anfiteatro romano construido en tiempos de Augusto, que aún permanece en pie desde el año 120, y cuyo uso se ha destinado a celebrar festejos taurinos, obras de teatro, óperas y conciertos. De circo romano pasó a plaza de toros en 1830. En 1899 se celebró la primera novillada picada, aunque figura como inauguración oficial el año 1853, con la primera corrida celebrada el diez de julio de ese año.

En esta ciudad hay dos ferias programadas, ésta a la que hacemos ahora referencia, la Feria de Pâques, Feria de Pascua, que abarca toda la Semana Santa, entre el 3 y el 6 de abril, y la Feria del Arroz en septiembre. Ferias en las que no solamente se programan espectáculos taurinos, sino exposiciones, tientas, conferencias, talleres pedagógicos, conciertos... desde el domingo 29 de marzo. Por cierto, la banda de música no puede haber sido bautizada con nombre más taurino: “Chicuelo II”.  

La Feria de Arles la conforman este año cuatro corridas de toros, una novillada picada y una de rejones, en sesiones de mañana y tarde. Un motivo más para pensar que los toros se celebran en muchas partes del mundo, además de España. Si Arles significó mucho para la creación de dos artistas como Vincent Van Gogh, que la pintó, y Alfonso Daudet que la describió, también pinta mucho en esto de los toros, junto a  todo ese litoral mediterráneo y francés que mantiene y cuida su tradición taurina. Chapeau!

Toros en el mundo