lunes. 04.03.2024

Mónica Grau Setó | @monmislilith

La serie sigue a una adolescente llamada Dre que vive totalmente obsesionada por una cantante de R&B llamada Ni’Jah (Nirine S. Brown), la artista se llama a sí misma la “Abeja Reina” y todos sus seguidores son el Enjambre. Dre lleva una vida anodina y comparte piso con Marisa (interpretada por Chloe Bailey, la hermana de la nueva interprete de la Sirenita), ambas están muy unidas y es la única persona que la apoya. Cuando nada en su vida funciona, se obsesiona aun más con la estrella y quiere mimetizar su patética vida con la cantante, ya que siente que tienen una gran conexión.

Ella tiene un instinto asesino dentro de sí, y un detonante hace que aflore esa rabia y violencia que hasta ahora parecía contenida, a pesar de no ser amable, ni sociable, ni físicamente destacable de alguna manera atrae a todas sus víctimas con mucha facilidad. Los crímenes que comete no suelen ser planeados, ya que es impulsiva y pasional, actuando con un impulso muy primario.

Seguiremos una road movie por el sur de Estados Unidos, dejando tras de sí un reguero de sangre y víctimas, que en muchos casos eran haters de Ni ’Jah o cualquiera que se ponga en su camino hasta poder conseguir acercarse a su Diosa, aprovechando que está con su gira Evolution. 

No es una serie para todos los públicos, pero si consigue ser adictiva y al tener una duración de unos 35 minutos por capítulo es perfecta para una maratón

Si una palabra pudiera definir Enjambre sería locura, no es una serie para todos los públicos, pero si consigue ser adictiva y al tener una duración de unos 35 minutos por capítulo es perfecta para una maratón, pero lo más destacable es la increíble interpretación de su protagonista, Dominique Fishback, grandiosa como pasa de ser vulnerable a ser una auténtica psicópata, y como transmite su locura con una simple mirada sin ni siquiera tener que hablar. Nos ofrece un retrato de una persona solitaria en depresión y que decide que su única finalidad es conocer en persona a su ídolo.

Otros puntos fuertes es la estética y los momentos casi oníricos o en trance de la protagonista cuando ve un enjambre real de abejas. También interpretaciones de Paris Jackson (la hija Michael Jackson) y el debut como actriz de la cantante Ellie Billish, ambas bordando sus papeles.

Episodios auto conclusivos en todo este viaje, donde destaca el penúltimo episodio convertido en una especie de reportaje de True crime, en el que a través de una detective que reconstruye el perfil de la asesina y la historia de sus víctimas. Lo más curioso es que en este episodio se utilizan actrices y actores diferentes., nos encontramos una ficción dentro de otra ficción.

Lo mejor es el final de la serie, ambiguo y confuso que cierra la serie con un título curioso: Solo Dios hace finales felices

Pero dentro de la trama otros aspectos como el “basado en hechos reales” encontramos dos historias; por un lado la serie en ningún momento disimula que Ni’Jah se basa claramente en la figura de Beyonce y se inspiran en varios sucesos alrededor de ella, mostrando el lado más oscuro de los fandom, curiosamente los fans de Beyonce se hacen llamar “BeyHive” que significa la Colmena. La otra trama real que aparece es el encuentro con una especie de comunidad de autoayuda femenina, basada en un culto que captaba a chicas jóvenes, utilizando como reclamo a la actriz Allison Mack (una de las protagonistas de la serie Smalville).

La serie se convierte en una reflexión de algunos clubs de fans, que denuncian a detractores de sus ídolos y hasta publican donde viven estos, que límites existen y hasta donde llegan algunos de ellos para conocer a su artista idolatrado, con casos reales de asesinatos como fue John Lennon o Selena Quintanilla.

Lo mejor es el final de la serie, ambiguo y confuso que cierra la serie con un título curioso: Solo Dios hace finales felices. 


Es una producción original de Amazon Prime
Estreno: 2023
Miniserie de 7 episodios
Género: Thriller, crimen.
Episodios dirigidos por Donald Glover, Adamma Ebo, Ibra Ake y Stephen Glover.
Creada por Daniel Glover y Janine Nabers.

Enjambre