jueves. 29.02.2024
robot_dreams_fotograma
Imágenes: Filmaffinity

Isel Sánchez Vega | @IselSv

La nueva película de animación de Pablo Berger ya ha llegado a nuestras salas. Tras ser proyectada en Cannes ha pasado por varios festivales alrededor del mundo cosechando grandes críticas y algún que otro premio. En España se presentó en el Festival de Sitges y en Madrid en la inauguración de la 16ª edición de “Mi Primer Festival de Cine”, dirigido a niños y niñas de entre 2 y 12 años. Pero lo más destacable sin duda son sus recientes cuatro nominaciones a los Premios Goya en las categorías de película de animación, montaje, guion adaptado y música original.

Robot Dreams es una historia preciosa, sin diálogos, que sirve de las miradas, expresiones y música para retratar las emociones de sus personajes. El reparto de voces solo emite risas, resoplidos y otros gestos y no necesita más para que sus protagonistas cautiven al espectador.

Dog es un perro que se siente bastante solo. Un día decide pedir un robot que construye como si un mueble de IKEA se tratase. Con esas sencillas imágenes y un silencio apenas rellenado por los sonidos de los aparatos electrónicos el espectador empatiza rápidamente. Pero es construir el robot y la película se convierte en confort absoluto impulsado por el mítico “September” de Earth, Wind & Fire. Dog le muestra la ciudad de Nueva York a Robot en las escenas más divertidas de la película.

El punto de inflexión dramático es muy potente aunque puede resultar frustrante. A partir de ese momento la cinta tomará un tono completamente distinto, más oscuro y con fragmentos en los que los sueños y la realidad se vuelven difusos. Es su parte más madura y compleja y la que más confusa puede resultar para los más pequeños. Además decae en ánimo y si resulta inesperado para el espectador puede ocasionarle un bajón. Entrar a la película sabiendo que contiene drama en gran parte de su metraje mejora la experiencia. Por el contrario, su final funciona de cualquiera de las maneras. Es precioso y arrancará más de una lágrima.

El simple estilo de animación, bastante fiel a su novela gráfica (principalmente en el robot), atraerá fácilmente al público más joven pero es una cinta que necesita de adultos a su lado para charlar sobre ciertos aspectos. Es muy importante que el arte genere conversaciones de carácter emocional en las que los niños aprendan y expresen lo que sienten y “Robot Dreams” es un gran ejemplo para ello.

A pesar de ser una película protagonizada por animales antropomórficos y robots es de una calidad humana infinita. Retrata la amistad de una manera muy cercana y cariñosa e incluso puede dar lugar a interpretaciones románticas. Una grandísima película en la que hay que entrar mentalmente preparado ya que no es una película de animación al uso. Todos los premios que consiga serán merecidos.


robot_dreams_cartel

Duración: 102 min.
País: España
Dirección: Pablo Berger
Género: Animación, Drama, Romance
Estreno en España: 06/12/23

Reparto: Iván Labanda, Graciela Molina, José Mediavilla, José García Tos, Esther Solans, Tito Trifol, Rafa Calvo.

Sinopsis: Basada en la popular novela gráfica de Sara Varon. Dog es un perro solitario que vive en Manhattan. Un día decide construirse un robot, un amigo. Su amistad crece, hasta hacerse inseparables, al ritmo del Nueva York de los ochenta. Una noche de verano, Dog con gran pena, se ve obligado a abandonar a ROBOT en la playa. ¿Volverán a encontrarse?

'Robot Dreams': una gran fábula para niños y adultos