jueves. 23.05.2024
Doctor Julián Torres Fraguas

En un artículo anterior en Nueva Tribuna publicamos la opinión de Largo Caballero sobre la racionalización de la producción en los años veinte. En 1930 impartió una conferencia sobre el mismo tema el médico socialista Torres Fraguas. El tema era considerado por el conferenciante como uno de los más interesantes en aquella época para el movimiento obrero internacional.

Torres Fraguas explicó en el Círculo Socialista del Sur (Madrid) que la racionalización había sido descubierta por Taylor durante la última guerra, con el fin de aprovechar las aptitudes y elementos que intervenían en la producción y evitar las complicaciones que pudieran entorpecer la marcha de la misma.

Al terminar la Gran Guerra se fue imponiendo, como explicaba nuestro orador, la transformación en las fábricas y, como consecuencia obligada, la racionalización, con perjuicio evidente para los trabajadores.

Torres Fraguas comparó ese momento con el del inicio de la Revolución Industrial con la introducción de las máquinas, por lo que defendió que los trabajadores debían cuidarse de que el beneficio que, realmente, reportaba la racionalización no fuera a parar exclusivamente a manos del capitalista.

En todo caso, diferenciaba dos tipos de racionalización, la que calificó de “tipo burgués”, y la de “tipo proletario”. En la primera se estudiaba el factor humano para obligarle a realizar un mayor rendimiento sin preocuparse de las consecuencias para la salud del trabajador, pero, en cambio, dicho sistema se aprovechaba de la paralización de brazos para abaratar los salarios.

La racionalización de tipo proletario procuraba que el trabajador no agotase sus energías de forma prematura, mejorando las condiciones de vida y de trabajo del obrero (¿se refería al estajanovismo?).

En este sentido, Torres Fraguas intentó ejemplificar estos dos tipos de racionalización explicando cómo se llevaban a cabo en Estados Unidos, Alemania y Rusia.

El objetivo era educar a los trabajadores sobre esta cuestión con el fin de que fuera útil para la causa de los mismos.

Hemos trabajado con el número 6651 de El Socialista del 3 de junio de 1930.

Torres Fraguas, Julián

Cargo: Candidato elecciones generales por Córdoba y Guadalajara. Afiliado Agrupación Socialista de Madrid

Nacimiento: 7/1/1890, Espinosa de Henares, provincia de Guadalajara

Fallecimiento 16/8/1936, Madrid, provincia de Madrid

Biografía:

Médico. Trabajó en el campo en su pueblo natal hasta que en 1911 se trasladó a Madrid con su madre y sus hermanas. Ejerció los oficios de mozo de almacén, peón de albañil, panadero y por último trabajó en una fábrica de muebles en la Glorieta de Atocha. Después de agotadoras jornadas de más de catorce horas estudiaba, robando horas al descanso físico, la carrera de medicina. Iniciado en la masonería en febrero de 1919 con el nombre simbólico de «Espartaco» perteneció a la logia «La Catoniana nº 336» de Madrid, donde alcanzó el grado 3º. Ingresó en la AS de Madrid el 1 de agosto de 1919.Fue vicepresidente del Comité Nacional de Juventudes Socialistas en 1920.

Partidario de la Tercera Internacional fue baja en el PSOE en abril de 1921, aunque poco tiempo después, el 1 de febrero de 1922, se reintegró en la AS de Madrid. Profesionalmente atendía al gremio de panaderos de la Casa del Pueblo de Madrid. En 1932 representó al Grupo Socialista de París en el XIII Congreso del PSOE, siendo secretario de la 3ª y 4ª sesiones del mismo y formó parte de la Comisión «El Socialista y prensa socialista». Ese mismo año asistió al XVII Congreso de la UGT como delegado del Sindicato de Médicos, siendo miembro de la Comisión de designación de ponencias y de la ponencia de «legislación social». Fue candidato del PSOE por Córdoba y Guadalajara en las elecciones generales de 1933, sin resultar elegido. Perteneció al Comité Nacional de la UGT de 1932 a 1936, como vocal en representación del Sindicato de Médicos. Falleció el 16 de agosto de 1936 en el Hospital de enfermedades infecciosas de Madrid víctima de un virus desconocido.

La racionalización del trabajo y Torres Fraguas (1930)