<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 30.09.2022
madame
Fernande Grudet, Madame Claude, en 1986

Para el DRAE proxenetismo es el acto u oficio de proxeneta, definiendo al proxeneta como aquella persona que obtiene beneficio de la prostitución de otra.

  1. Técnicas del proxeneta
  2. Madame Claude
  3. Ley de Libertad Sexual

Técnicas del proxeneta

Básicamente estas son las principales técnicas de un proxeneta con la prostituta:

1. Adulación y enamoramiento. El proxeneta identifica a una mujer en situación de vulnerabilidad. La adula, le promete una vida estable y amorosa. Una vez enamorada, usa chantajes sutiles y luego la invita a actuar por amor.

2. Traslado y endeudamiento. El tratante promete una vida de progreso en otro lugar, convenciéndola de que ella no tiene nada que perder y mucho que ganar. Pero cuando la mujer llega a su destino, la realidad es otra. A cambio, se exige el pago de una deuda más alta que el costo real. Cuando la víctima evalúa sus alternativas, reconoce que está sola, bajo la presión de intereses diarios y la necesidad de enviar dinero a su familia. Empieza a considerar las ofertas del proxeneta.

3. Inducción a la prostitución y a la pornografía. El proxeneta le hace ver que en la prostitución podrá empezar a ganar dinero rápidamente. Con el tiempo, el proxeneta facilita una primera violación a cambio de dinero. A pesar de ella quedar destrozada, su nuevo contexto y sus nuevos amigos le hacen creer que esa es la mejor alternativa.

4. Adicciones forzadas. El proxeneta también induce y vende droga y alcohol a la mujer prostituida, para que ella apague su sufrimiento mental. La vida en la prostitución es insostenible, las exigencias de los hombres son cada vez más traumatizantes, ella siente alivio temporal al dolor y a los síntomas de estrés postraumático.

5. Aislamiento y privación sensorial. La mujer vive y es prostituida en espacios reducidos, sin objetos familiares o vínculos afectivos. El proxeneta logra así mantenerla desorientada y dependiente.

6. Agotamiento y debilitamiento físico. Las luces, el ruido, el frío… la falta de descanso y alimentación adecuada aumentan su vulnerabilidad y disminuyen su capacidad de autoprotección. La cantidad de encuentros con hombres la agota. Si la mujer se queja por cansancio, el proxeneta la amenaza con castigos y deudas.

7. Amenazas y degradación. Es común que se le exija la cooperación con la red invisible de la que es parte. La mujer es constantemente degradada mediante el abuso verbal. El proxeneta la logra debilitar mental y emocionalmente y que ella asuma la responsabilidad del abuso y los castigos.

8. Torturas. La mujer se disocia o desconecta para controlar el dolor de las perversiones de los que pagan por sexo. El proxeneta cuando la castiga le golpea en el cráneo, porque ahí no se notan las heridas.

9. Indulgencias ocasionales. El proxeneta genera competencia entre las mujeres, refuerza la idea de adecuar sus cuerpos para complacer el deseo de los hombres. La mujer debe permanecer atenta para tratar de complacerlo siempre. Ahora ella ve el mundo y se ve a sí misma como la ve el proxeneta.

10. Omnipotencia. El proxeneta logra que la mujer no sólo sienta miedo a la muerte, sino gratitud por dejarla vivir (Síndrome de Estocolmo).

La mujer es constantemente degradada mediante el abuso verbal. El proxeneta la logra debilitar mental y emocionalmente y que ella asuma la responsabilidad del abuso y los castigos

Madame Claude

Como ejemplo ilustrativo de proxenetismo, voy a comentar el caso de Madame Claude, fue la proxeneta más conocida de la Francia de los sesenta y setenta del siglo XX, época en la que regentó una red de prostitución de lujo. Trabajó con aproximadamente de 500 mujeres, y también varias decenas de hombres, en su mayoría modelos e intérpretes que intentaban hacer carrera en el París de la época. Políticos, banqueros, industriales e intelectuales recurrieron a sus servicios. 

Entre sus clientes se citan personalidades como John F. Kennedy; el enlace se organizó directamente entre Madame Claude y Pierre Salinger, el secretario de prensa de Kennedy. Cuando Salinger propuso el arreglo por primera vez, Claude lo rechazó, temiendo las muchas cosas que podrían salir mal si la visita del presidente a una prostituta se descontrolaba. Pero Salinger, el cerebro detrás de muchos de los discursos más impactantes de Kennedy, convenció a Claude de que cualquier problema podría funcionar a su favor, que un escándalo la convertiría en una leyenda para los franceses que se sienten cómodos con el sexo, y que un coqueteo exitoso la llamaría la atención. de los hombres más poderosos del mundo. (el Heraldo de México, 11-04-20121). 

En cambio, Madame Claude siempre insistió en no revelar los nombres de los franceses que frecuentaron su salón, situado en el exclusivo distrito 16 de la capital francesa. Fue una apreciada informadora de los servicios secretos, que no dudaron en protegerla durante años a cambio de sus revelaciones. 

Con la llegada de Valéry Giscard d’Estaing al Elíseo en 1974, el proxenetismo empezó a ser duramente perseguido, tras haber sido medianamente tolerado. La confidente en la sombra perdió entonces todos sus privilegios. Perseguida por estafar 11 millones de francos a Hacienda, decidió exiliarse en Estados Unidos, antes de volver a Francia a mediados de los ochenta para montar un negocio de call girls, idea importada de su país de acogida.

Ley de Libertad Sexual

En España, la Ley de Garantías de la Libertad Sexual, aprobada el martes 10 de Julio pasado en segunda vuelta por el Consejo de ministros, incluye en su texto penas de hasta 3 años de cárcel para los dueños de prostíbulos, así como el cierre del local. Este castigo se aplica independientemente de que la persona prostituida haya dado su consentimiento. 

Esta norma, más conocida como la ley de 'solo sí es sí', se impulsó tras la sentencia del caso de 'La Manada' de Pamplona. El Gobierno castigará el proxenetismo con hasta 3 años de cárcel y el cierre de los locales. Esta figura, que se eliminó del Código Penal en 1995, penaliza a los dueños de locales de prostitución. En concreto, la Ley de 'solo sí es sí' recoge "con ánimo de lucro y de manera habitual destine un inmueble, local o establecimiento, o cualquier que quien otro espacio, abierto o no al público, a favorecer la explotación de la prostitución de otra persona", será "castigado con pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a dieciocho meses sin perjuicio de la clausura" del local.

Destaca que "la pena se impondrá en su mitad superior cuando la prostitución se ejerza a partir de un acto de violencia, intimidación, engaño o abuso". Con esta reforma del Código Penal se amplía la legislación actual en esta materia, que sí recogía como delito el coaccionar, engañar o abusar de alguien para prostituirlo en beneficio propio. Pero, además, la Ley de 'solo sí es sí' amplía las penas para estos últimos. Si ahora el Código Penal recoge estas penas de entre dos y cinco años, y multa de doce a veinticuatro meses; el nuevo texto del Gobierno recoge penas de entre tres a seis años y multa de dieciocho a veinticuatro meses. También se incluye un nuevo supuesto por el que se le aplicará al autor del delito las penas previstas en su mitad superior: que la víctima esté en estado de gestación.

Por último, compartir esta reflexión sobre el paradigma del sexo de Woody Allen: “El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores”.

Proxenetismo: violencia mental y emocional