sábado. 02.03.2024
Prieto Tuero, Indalecio. Oviedo (Asturias), 30.IV.1883 – Ciudad de México (México), 12.II.1962. Político socialista, gobernante y periodista.

Indalecio Prieto protagonizó una intensa y extensa intervención en el Congreso de los Diputados en noviembre de 1918 para hablar de la situación internacional, pero, sobre todo de la nacional, haciendo una intensa crítica al Gobierno y a la Monarquía. Aquella intervención terminó con la defensa de un cambio de régimen, por el establecimiento de una República, pero sin renunciar a influir en favor de cambios democráticos y sociales dentro de la Monarquía.

Para Prieto, era necesario el establecimiento de una República creadora, no sólo un “cambio de rótulo”, sino algo “fecundo y social”, planteando siempre el carácter de transformación social que los socialistas defendieron desde siempre en relación con lo que debería ser una República, y no solamente como un cambio de titularidad de la jefatura del Estado. Así es, no debía establecerse una “República individualista” porque eso no supondría avance alguno.

Los socialistas formaban parte de un partido revolucionario, “en la alta y noble acepción de la palabra”.

Sus votos siempre estarían al lado de los que quisieran derribar el régimen monárquico, pero mientras esa ocasión llegaba, los socialistas apoyarían siempre leyes profundamente democráticas, y renovadoras en lo social, por lo que entre el régimen en vigor y el que se quisiera implantar, siempre estarían con ese tipo de proyectos y leyes.

Así pues, Prieto realizó un ejercicio que, sin llegar a ser posibilista, estaba claro que ahondaba en dos prioridades del socialismo español: la democracia y los cambios socioeconómicos profundos.

Republicanos siempre (el día 22 de noviembre de ese año de 1918, Pablo Iglesias publicó un contundente artículo contra la Monarquía, a raíz de lo que había pasado en la Gran Guerra), pero no se rehuía la colaboración en favor de esos dos objetivos descritos.

Hemos consultado el discurso en el número 3404 de El Socialista, de noviembre de 1918.

Necesitamos una República fecunda y social: Prieto en 1918