martes. 05.03.2024
Guerra de los Segadores, por Antoni Estruch

Del 2000 al 218 a. C. se establecieron en el territorio que actualmente ocupan Cataluña, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares diversos  pueblos que hablaban lenguas diferentes; entre ellos estaban los sorotaptos, los celtas, los fenicios, los griegos y los íberos. En el año 218 a. C. los romanos desembarcaron en Ampurias [1]. Su lengua, el latín, sería de donde naciera la lengua catalana. La zona de Olot y las zonas de la Cataluña Interior, la zona pirenaica occidental no se romanizó hasta la Edad Media y se hablaba un vascoide, como indica la toponimia. 

Cuando en el 475 el rey visigodo Eurico formó el reino de Tolosa (actual Toulouse ), incorporó el territorio equivalente a la actual Cataluña. Posteriormente, el reino visigodo perdió la mayor parte de su territorio al norte de los Pirineos y trasladó su capital a Toledo . 

En 785 se capturó el condado de Girona (con Besalú) en el lado sur de los Pirineos. Ribagorça y Pallars estaban vinculados a Toulouse y se añadieron a este condado hacia el 790. Urgell y Cerdanya se añadieron en el 798. Los primeros registros del condado de Empúries (con Perelada) son del 812, pero probablemente el condado estuvo bajo control franco antes del 800. Después de una serie de luchas, el hijo de Carlomagno,  Luis , tomó Barcelona del emir moro en 801 y estableció el Condado de Barcelona.

A finales del siglo IX, el monarca carolingio Carlos el Calvo designó a Wilfredo el Velloso —noble descendiente de una familia de Conflent e hijo del anterior Conde de Barcelona Sunifred I— como Conde de Cerdanya y Urgell (870).

El catalán tuvo una considerable expansión como lengua de creación y de gobierno entre los siglos XIV y XVI

El siglo XI se caracterizó por el desarrollo de la sociedad feudal, ya que los miles formaron vínculos de vasallaje sobre este campesinado previamente independiente. Los años centrales del siglo se caracterizaron por una virulenta lucha de clases. Se desató la violencia señorial contra los campesinos, utilizando nuevas tácticas militares, basadas en la contratación de soldados mercenarios bien armados montados a caballo. A finales de siglo, la mayoría de los aloers se habían convertido en vasallos.

Hasta mediados del siglo XII, los sucesivos condes de Barcelona intentaron expandir su dominio en múltiples direcciones. Ramón Berenguer III incorporó el Condado de Besalú, parte del Condado de Empúries, todo el Condado de Cerdanya, y también el Condado de Provenza por su matrimonio con Douce de Provenza.

Los primeros textos escritos en catalán conocidos actualmente son fragmentos de la versión catalana del Forum Ludicumy el sermonario Les Homilies d´Organyà, ambos del siglo XII.

Este periodo es especialmente expansivo en Aragón bajo el reinado de Alfonso I el Batallador (1104-1134), que cruza el valle del Ebro y conquista la ciudad de Zaragoza (1118). A su muerte deja una importante crisis, pues no teniendo descendientes varones, nombra en su testamento heredero de todos sus estados nada menos que a Dios, y en su provecho a las órdenes militares del Temple, el Hospital y el Santo Sepulcro.

El catalán tuvo una considerable expansión como lengua de creación y de gobierno entre los siglos XIV y XVI, tiempo en el que la corona de Aragón extendió su dominio por el Mediterráneo, en Sicilia, Cerdeña, Nápoles e incluso en Atenas.

En el desarrollo del catalán podemos distinguir: 

a) El catalán medieval, del nacimiento hasta la Edad Media. En este espacio de tiempo se fue implantando la escritura, con el destierro progresivo del latín, hasta el siglo XV, que fue el momento de máximo esplendor de la lengua medieval.

b) Catalán de la Edad Moderna, del siglo XV hasta la Renaixença y el periodo de la Decadència, que abarca los siglos XVI, XVII y XVIII, y que se caracteriza por la regresión de la lengua en todos los ámbitos de uso.

c) Catalán contemporáneo, de la Renaixença hasta la actualidad. En este periodo se sitúa la normalización gramatical y la recuperación de la oficialidad.

A pesar de que la lengua catalana tuvo un acceso precoz a la imprenta —como lo demuestra el hecho de que en 1474 ya aparece el primer libro impreso en catalán. Les trobes en llaors de la Verge María—, en los siglos del Renacimiento y el Barroco vivió una etapa de decadencia, en cuanto a la literatura culta. A pesar de ello se mantuvo como lengua de la legislación, de la administración y como lengua popular.

Los primeros textos escritos en catalán conocidos actualmente son fragmentos de la versión catalana del Forum Ludicum y el sermonario Les Homilies d´Organyà, ambos del siglo XII

Después de la guerra de los segadores (1640-1659), las tierras del norte de Cataluña fueron cedidas a la corona francesa e, inmediatamente, el catalán fue prohibido en la educación y en los usos oficiales. En la Guerra de Sucesión a la corona de España (1704-1714), los territorios de la antigua corona de Aragón tomaron partido a favor del archiduque Carlos y lucharon junto a las potencias aliadas. Por ello, después de la derrota de Almansa (1707) y de la toma de Barcelona (1714) y de Mallorca (1715), los territorios de habla catalana perdieron las instituciones propias y el catalán fue excluido de la legislación y de la administración de justicia y municipal, de la enseñanza y de la documentación notarial y del comercio.

La Constitución Republicana de 1931 y el Estatuto de Autonomía de 1932 permitieron en Cataluña recuperar la Generalidad; que el catalán fuera declarada lengua oficial, y la realización de una activa política de apoyo a su enseñanza. Las Islas Baleares y las tierras valencianas, en cambio, no llegaron a ver aprobados sus estatutos de autonomía.

Como podemos ver la corta historia de Cataluña y de su lenguaje está repleta de buenos propósitos: de proyectos acompañados por la subjetividad de considerarse diferentes. Y estos buenos propósitos se volvieron a hacer patentes a partir de la Transición del 78 con la conformación de un texto de carácter jurídico-político surgido de un poder constituyente, que a pesar de que el Derecho es necesariamente vago, se elaboró como Constitución Española. Una Constitución que pretendiendo, y desgraciadamente no logrando superar un café para todos, subjetivamente se trató de superar el 1 de Octubre del 2017 con una Declaración Unilateral de Independencia. 


[1] Ampurias fue fundada en 575 a. C. por colonos de Focea. Una ciudad griega de Asia Menor; actualmente Turquía.

 

Nacionalidades históricas (IV)