martes. 05.03.2024

@Montagut | Hace unos meses en la editorial (Editatum), donde publico habitualmente mis manuales de Historia, me hizo una propuesta que acepté de inmediato. Se trataba de elaborar un diario de la Guerra Civil con los acontecimientos principales que tuvieron lugar en la contienda. Pero el entusiasmo provocado por el encargo de una empresa de tanta importancia pronto se trastocó en una intensa preocupación. Los acontecimientos eran casi infinitos y había que seleccionar mucho, y siempre que se discrimina te asaltan las dudas; además creo que no he estoy muy dotado para elegir o descartar porque casi todo me parece fundamental. Al final, la editorial pensó que los límites que la colección (Guíaburros) donde suelo publicar eran muy estrechos y tuvo la genial idea, y que agradezco de forma infinita, de que el libro podía ser más extenso. Además, al final, sus responsables decidieron que con el diario se podía inaugurar una nueva colección. Así pues, dos estupendas noticias juntas.

Este libro me ha costado mucho esfuerzo y no se si al final entrego a los lectores y lectoras una obra que pueda servir de consulta

Solventada esta dificultad apareció una segunda y tenía que ver con la imprecisión que hay sobre determinados episodios en relación con las fechas. Consultadas otras obras y cronologías comprobé que las fechas bailaban con relativa frecuencia, y eso me hizo tener que afinar mucho para intentar no cometer errores. No se si lo he conseguido.

La tercera dificultad procede del mismo contenido del libro. Trabajar sobre la Guerra Civil no es fácil, es un ejercicio muy duro, lleno de episodios trágicos y hasta asfixiantes. A pesar de intentar explicar con distancia, y sin caer en la tentación del cainismo, ni en la de justificar nada de nada, cuando se escribe de represión, de bombardeos a la población civil, de combates, del hambre, de las enfermedades, etc. no es fácil permanecer sereno.

Escribir sobre la Guerra Civil española es un ejercicio intenso y duro, pero sumamente necesario en este país

Este libro me ha costado mucho esfuerzo y no se si al final entrego a los lectores y lectoras una obra que pueda servir de consulta.

Este libro gustará a unos y a otros no. Eso es inevitable cuando se escribe Historia, y más sobre la Guerra Civil. He intentado realizar un trabajo con distancia y de forma reflexiva, con un afán divulgativo, pero con rigor, señas de identidad de las obras que saco. Pero usted, estimado lector, y usted, estimada lectora, tienen la última palabra, como no podía ser de otra manera.

En fin, escribir sobre la Guerra Civil española es un ejercicio intenso y duro, pero sumamente necesario en este país.

 

Un diario de la Guerra Civil