lunes. 26.02.2024

Miguel Ángel Leija | @CinemaCuarenten

Tras un excelente debut que nos hacía pensar en David Zonana como una de las voces más interesantes del cine mexicano contemporáneo, regresa con Heroico, película durísima sobre una de las instituciones más importantes de su país: el ejército y las prácticas que suceden dentro de sus cuarteles. ¿Estará a la altura de lo que promete?

Nos encontramos con Luis, un joven con ascendencia indígena que, orillado por la necesidad, se inscribe en la milicia para obtener el seguro médico para su madre. Muy pronto se dará cuenta de las exigencias del sistema para convertir a los recién entrados en “machos”, en los soldados perfectos y lo que esto conlleva.

Premiada como mejor película en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y tras un buen paso en Sundance, San Sebastián y la Berlinale, David Zonana sigue avanzando en su prometedora carrera con una película que explora “el elefante en la habitación” del imaginario colectivo mexicano. 

Película durísima sobre una de las instituciones más importantes de su país: el ejército y las prácticas que suceden dentro de sus cuarteles

Desde el póster original de la película, donde podemos leer la frase “aquí no hay derechos ni humanos”, nos damos cuenta no solo de la crudeza de la trama sino también de la feroz crítica a una institución intocable.

Tal y como su símil literario más cercano, La Ciudad y los Perros de Mario Vargas Llosa que nos lleva al Colegio Militar Leoncio Prado, aquí entramos en el Heroico Colegio Militar, donde nuestro protagonista tendrá que pasar por una fuerte transformación al ver cómo sus superiores muestran simpatía por él y su talento, pero para confiar deben ponerlo a prueba, llevando al límite su salud física y emocional para convertirlo en uno más de ellos. 

Así, al igual que a sus personajes, la película nos somete a los espectadores a todo tipo de horrores tan realistas como obscenos, con sangre y tortura por doquier, pero con una belleza estética como pocas veces vemos en la pantalla. El problema es que la película no sale de ahí: el protagonista sufre una lenta transformación conducida por la misma repetición de actos sin ofrecer nada nuevo con el pasar de los minutos. No se explora de fondo en lo macro —al quedarse en un espacio tan definido, no termina hablando del sistema en lo general— ni en lo micro, desaprovechando el telón familiar de fondo. 

Heroico de David Zonana es una película provocadora que vale la pena ver

heroico-cartel

Cabe destacar las escenas oníricas que ahondan en el inconsciente de Luis donde no solo la fotografía es preciosa, sino que también están cargadas de simbolismos muy claros e interesantes como el significado de los animales: la bondad del perro frente a la maldad del águila. Mención aparte también a la actuación de Fernando Cuautle en su papel como Eugenio Sierra, mucho ojo al joven de 29 años.

Dicho esto, Heroico de David Zonana es una película provocadora que vale la pena ver pero no ofrece nada diferente. Tomando un rumbo distinto de la muy destacada Mano de Obra, el director nos entrega una obra que se asemeja más al estilo de Michel Franco, su productor, que al de su ópera prima, lo cual no es precisamente malo, pero digno de mención. 

Heroico