#TEMP
lunes. 15.08.2022
ENTREVISTA AL ESCRITOR MANUEL RICO

“La crisis ha despertado una poesía de la conciencia y una narrativa crítica que parecía olvidada”

Isabel G. Caballero | Manuel Rico acaba de lanzar un nuevo trabajo en formato e-book, ‘Letras viajeras’, un libro de viajes  que se nutre de la literatura viajera escrita por distintos autores. 

letras-viajerasIsabel G. Caballero | Acabas de lanzar un nuevo trabajo ‘Letras viajeras’ en formato digital editado por Punto de Vista Editores. Cuéntanos un poco por qué nace este libro.

Manuel Rico | Letras viajeras es el título de un blog que tuve que idear a toda prisa en el verano de 2011. Nacía una revista online, Eco-Viajes.com, y sus responsables me sugirieron la posibilidad de abrir uno con el viaje como protagonista. Le di algunas vueltas y pensé que una de mis grandes pasiones lectoras desde la adolescencia ha sido la literatura de viajes. De modo que barajé la idea de vincular viaje y literatura y acabé perfilando un blog en el que iba a recrear mis lecturas, viajas y nuevas, de ese tipo de literatura. Viajar con las palabras. Adentrarse en los libros que escribieron otros y llevar de la mano al lector por los paisajes que nos contaron. Mis entregas fueron apareciendo con regularidad y en el otoño pasado, Ibáñez Salas, el editor de Punto de Vista me escribió por Facebook para proponerme convertir el material del blog en un libro. Inicialmente en e-book. De otro lado, otra editorial tenía interés en sacarlo en papel y todavía estoy negociando con ella. El hecho es que Letras viajeras ya es un libro. Digital, pero un libro.

La literatura viajera abre al lector la posibilidad de hacer “muchos viajes sin tomar el tren”, como dices en el prólogo. ¿Cuáles son esos lugares que has querido rescatar de la memoria de la mano de diferentes autores?

Hay muchos lugares y en distintos tiempos. Por ejemplo, Las Hurdes, que visitaron Unamuno y Gregorio Marañón a principios del siglo XX y a las que volvieron López Salinas y Ferres a finales de los cincuenta; o la experiencia de enamoramiento de la Provenza que vivió el británico Peter Mayle no hace muchos años; o la vida cotidiana de una ciudad castellana contemplada por Azorín... Siento, además, una atracción especial por algunos autores olvidados: por ejemplo, Rubén Caba y su reconstrucción, por la sierra de Madrid y a lomos de una mula, de la ruta del Arcipreste de Hita, o la visión de La Mancha por el "gran autor de Nueva York" John Dos Passos, o la Andalucía que contempló Andersen...  

Becquer, Dos Passos, Machado, Unamuno, Cela, Gamoneda… son otros autores que acompañan tu obra, ¿hay alguno por el que hayas sentido una predilección especial en la elaboración del libro?

Si, hay dos: un poeta, fallecido en 2009, con el que tuve una gran amistad desde los primeros años setenta, un hermano: Diego Jesús Jiménez. Él no escribió literatura de viajes pero escribió libros de poemas fascinantes con Cuenca y su serranía como telón de fondo. Aunque todos los capítulos los escribí con una notable carga de emoción, el que lleva por título "Donde termina la Alta Alcarria", dedicado a él y sus poemas sobre Priego, su pueblo de infancia y adolescencia está entre mis preferidos del libro; el segundo es un Fernando Pessoa casi desconocido, a la luz de su libro Lisboa. Lo que el turista debe ver. El autor del Libro del desasosiego convertido en escritor de una guía turística de la capital portuguesa. Un viaje fascinante a la Lisboa de los años veinte acompañados de un gran poeta.

manuel-rico

Manuel Rico con Robert Bly en Las Palmas

La poesía también está muy presente en ‘Letras viajeras’. En tu trayectoria literaria, ¿qué lugar ocupa la poesía? Háblanos de tus libros de poemas.

La poesía es para mí la centralidad de la literatura, su proteína que diría Vázquez Montalbán

Siempre está presenta la poesía cuando me planteo escritura de creación, sea narrativa sea este género "viajero por los libros de viajes". Acabo de terminar un libro que, en papel, sí será novedad en la Feria del Libro. Es un poemario que tiene algo de búsqueda en la intimidad, en experiencias vividas muy cerca de mi gente frente al mayor peso de lo colectivo en libros anteriores. Su título es Los días extraños y acabo de terminar de corregir las primeras pruebas. Volviendo a tu pregunta, la poesía es para mí la centralidad de la literatura, su proteína que diría Vázquez Montalbán. Siempre escribo poemas o apuntes de poemas (en el reverso de una tarjeta, en la esquina de una página de diario, en una libreta) que maduran a lo largo de años... Por ejemplo, Los días extraños es un libro escrito a lo largo de una década y media...  Los primeros poemas datan de 1999. En fin.

Acabas de ser elegido presidente de la ACE, ¿qué objetivos te planteas en esta nueva labor?

Bueno. Ha sido algo inesperado, que he asumido con una sensación contradictoria: de un lado, es un honor presidir una Asociación con casi 40 años de historia cuyo objetivo es defender a los escritores y dignificar su labor, y de otro cierto vértigo al enfrentarme a una etapa en la que tendré que combinar ese trabajo (no remunerado) con la literatura y el periodismo cultural. Modernizar la ACE, situarla en la era de las redes sociales, de Internet, del mundo digital y hacerla atractiva y necesaria a las jóvenes generaciones es, a fin de cuentas, un empeño que comparto con el resto de los integrantes de la nueva Junta Directiva. 

manuel-rico2

Manuel Rico con Juan Carlos Mestre y Mariano Crespo

¿En qué otros proyectos estás trabajando en estos momentos?

He terminado una novela que lleva tiempo en fase de corrección (quiero concluir las correcciones a finales de junio) y los mismos editores de Letras viajeras me han invitado a publicar mis diarios escritos en la década de los años noventa. Querían hacerlo esta primavera, pero creo que el mejor momento es el próximo otoño. Si tengo tiempo para darles una profunda revisión.

¿Saltará alguna de tus novelas a la gran pantalla? ¿Tienes sobre la mesa algún proyecto?

El otro proyecto es precisamente la versión cinematográfica de Trenes en la niebla, mi novela más comprometida con la memoria histórica aunque lo esencial de su acción se desarrolle casi a principios de este siglo. El guión, cuyo primer borrador tiene muy avanzado Jorge Meyer, está pendiente de algunos asuntos nada irrelevantes como la financiación y el compromiso de las televisiones. Veremos si cuaja. No es fácil, según cuentan los expertos, hacer cine en tiempos de recortes. 

En estos momentos de incertidumbre social, ¿qué papel crees que debería jugar la literatura?

En Internet hay mucha subliteratura, mucha ganga

La literatura debe ser, ante todo, literatura. Y la poesía, poesía. Después será social y comprometida. Pero solo a partir de la premisa antes indicada jugará el papel que ha de jugar en sociedades como la nuestra: indagar en las contradicciones sociales, desvelar las zonas de sombra e injusticia que las clases dominantes y los grandes medios intentan dulcificar u ocultar, La crisis ha despertado una poesía de la conciencia y una narrativa crítica que parecía olvidada. Bienvenida sea. 

¿Y cuáles son a tu juicio, los principales escollos con los que se encuentran los escritores emergentes?

El fundamental es el de encontrar editor. Aunque hoy existen más facilidades que en otro tiempo para publicar (incluso la existencia de Internet facilita la posibilidad de la autopublicación y de la autopromoción), la realidad es que el joven escritor quiere publicar en papel y en sellos con un reconocido prestigio literario. Ese objetivo no siempre se alcanza. El otro escollo es vivir el espejismo de que por dar a conocer sus versos o sus relatos en la red la calidad está garantizada: en Internet hay mucha subliteratura, mucha ganga... El peligro es que el lector acabe por no diferenciar la buena de la mala literatura. Por eso, incluso en el mundo digital la figura del editor es clave. Creo que conocer las dificultades del oficio y los escollos que presenta es una tarea con la que la ACE puede ayudar a quienes empiezan. 

manuel-rico3

En el plano político, ¿cómo valoras la presencia en política de hombres de la cultura como Ángel Gabilondo o Luis García Montero?

Nuevatribuna tiene que ser un diario al que los lectores identifiquen con una buena oferta cultural

Lo que ambos han hecho dando un paso para comprometerse con la izquierda es un gesto de grandeza y de generosidad que les honra. Llevamos demasiado tiempo sin que en Madrid se presentaran candidatos de prestigio reconocido en su labor profesional, con candidatos surgidos de la "vida orgánica" a los que la sociedad no conocía de nada o de muy poco. Los intelectuales fueron decisivos en la lucha contra la dictadura. Lo fueron en la transición y en los años posteriores han sido desplazados lentamente por el "aparatismo". Saludable y bienvenido esta vuelta a las "buenas costumbres" de la izquierda más coherente. 

Como responsable de Cultura de Nuevatribuna.es, ¿qué papel crees que deben jugar los medios en la difusión social de la cultura?

Decisivo. Hay una presión brutal por relegar la cultura a segundo plano, por promover la difusión de subcultura, sobre todo a través de determinadas televisiones. Sin embargo, en la sociedad hay una enorme riqueza de propuestas creativas. En literatura, en cine, en teatro, en música... Sin embargo quedan fuera de foco, son relegadas a un plano secundario cuando no terciario. El que la prensa digital, en clarísimo ascenso de audiencia y lectores en los últimos años, dé prioridad a la cultura es clave para dibujar un futuro enriquecedor para las nuevas generaciones. Nuevatribuna, poco a poco, está abriendo un espacio en ese terreno. Se trata de consolidarlo y ampliarlo. Tiene que ser un diario al que los lectores identifiquen con una buena oferta de información cultural.


Letras viajeras, descárgatelo por solo 4,99 euros

“La crisis ha despertado una poesía de la conciencia y una narrativa crítica que...
Comentarios