martes. 05.03.2024
concierto_loquillo

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Existía cierta expectación y preocupación por ver cómo saldría Loquillo al escenario del Backstage Fest de Madrid, tras los numerosos titulares de las últimas semanas en los que se ha informado de que el cantante padece una grave enfermedad en el cuello que podría afectar su capacidad para respirar, cantar e incluso comer. "No tengo intención de someterme a una operación" o "ya no hago planes a largo plazo" han sido algunas de las frases que han dominado las redes sociales recientemente.

Puntual a la cita, y con el público expectante, el artista catalán salió al escenario en una noche calurosa, luciendo su característico traje negro y su emblemático corte de pelo. La canción elegida para comenzar el concierto fue "Los buscadores", del álbum "El último clásico" (2019), seguida de "Línea clara" y "Libertad", este último uno de los temas más interesantes de su disco publicado en 2022, "Diario de una tregua".

Fue sin duda un comienzo lo suficientemente sólido como para dejar claro que Loquillo sigue en plena forma y que mantiene ese duende y frescura que le han hecho famoso a lo largo de su extensa carrera. Pocos artistas se mueven en el escenario con la elegancia y sutileza que él demuestra. Sin embargo, el cantante quiso dejar claro que han sido semanas muy difíciles para su familia, en las que la prensa sensacionalista ha intentado destrozar, en sus propias palabras, "su corazón y su alma". Con este mensaje, puso fin a las polémicas y dejó claro que sus declaraciones habían sido sacadas de contexto..

La realidad es que Loquillo sigue emocionando y es uno de esos artistas intergeneracionales capaces de reunir en un mismo espacio a padres e hijos al ritmo de algunos de sus himnos que nos han acompañado durante años. Esto se pudo sentir claramente cuando interpretó canciones como "Salud y Rock and Roll" o "Feo, fuerte y formal", temas con letras que están arraigadas en nuestra vida musical.

concierto_loquillo_cartel

Durante casi dos horas, Loquillo disfrutó y conectó de manera muy especial con el público. Una conexión que fue complicada al principio, debido a la forma extraña en que Backstage Fest trata al público, con zonas VIP cerca del escenario que apenas se llenan, y colas saturadas para pedir cerveza, mientras que otras barras reservadas están vacías y apenas tienen movimiento. Es una concepción errónea de entender la música, algo que en grandes festivales como Mad Cool o Primavera Sound es cosa del pasado. El concepto de front stage es incompatible con el rock and roll.

A pesar de todo, lo importante era Loquillo y su pasión y amor por la música se impusieron en todo el recinto. Es difícil explicar la locura que despierta un tema como "Cadillac Solitario" en cualquier tipo de público. Es una de esas canciones que forman parte de nuestra herencia musical y que fácilmente estarían en el top 10 de las mejores canciones en español. El concierto concluyó con otro clásico, "En las calles de Madrid", despidiéndose así de un público que lo aprecia y que necesita bailar al ritmo sus canciones. En definitiva, tenemos Loquillo para muchos años.

Crónica del concierto de Loquillo en el Backstage Fest 2023