miércoles. 29.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Pablo D. Santonja | @datosantonja

Hace ya muchos años, cuando tenía 17, cayó en mis manos un tomo de la revista “El Jueves”, revista de sátira política y social. Ante mí se abrió un abanico de salvajadas, locuras y humores en forma de viñeta, con múltiples autores firmando cada página. Entre ellos llamaba mi atención Mauro Entrialgo, un autor cuyas creaciones y trazos han dejado una huella inconfundible en el panorama español. 

Nacido en Vitoria, España, en 1965, Entrialgo se adentró en el mundo del cómic desde una edad temprana, nutriéndose de influencias tanto locales como internacionales. Uno de los rasgos distintivos del trabajo de Entrialgo es su versatilidad. Desde sus inicios, ha incursionado en diversos géneros y formatos, demostrando una capacidad camaleónica para adaptarse a cualquier desafío narrativo. Su trabajo va desde largometrajes, obras de teatro, publicidad, o ilustración. 

En un mundo cada vez más caótico y absurdo, las historias de personajes desencantados son un recordatorio de que, a veces, la mejor manera de enfrentar la realidad es con una buena dosis de humor

Entre sus obras más destacadas se encuentra “Ángel Sefija”, un espacio recurrente en "El Jueves", donde tras 20 años Entrialgo usa ese espacio para mostrar su visión de la sociedad actual, con un sistema de viñeta que se repite en el tiempo: Ángel “se fija” en determinado aspecto social o tendencia, y acto seguido se abren varias viñetas en forma de ejemplo, sabiendo captar la esencia misma de la vida moderna con ingenio y mirada crítica.

Desde su debut en las páginas de "El Jueves", "Ángel Sefija" se ha convertido en un ícono del humor ácido y la sátira social. Las historias de "Ángel Sefija" son un reflejo fiel de la realidad, pero exageradas hasta el absurdo para resaltar la ridiculez de ciertos aspectos de nuestra sociedad. Ya sea lidiando con jefes autoritarios, compañeros de trabajo insoportables o las absurdas normas de la vida moderna, el protagonista enfrenta cada situación con un humor cínico y una dosis de resignación. Cada página es una pequeña obra de narrativa visual, con dibujos planos que van al grano. 

Así Astiberri nos trae el tomo 15 de la colección de “Ángel Sefija”, que encandilará a completistas, coleccionistas y nostálgicos de “El Jueves”. Además, debes saber que cada tomo funciona como una colección independiente, pues al tocar temas de actualidad, cada tomo se centra en unos años determinados. Así, en “Un comic del quince” encontraremos las viñetas publicadas desde el 2020 a 2022.

En un mundo cada vez más caótico y absurdo, las historias de personajes desencantados son un recordatorio de que, a veces, la mejor manera de enfrentar la realidad es con una buena dosis de humor.

'Ángel Sefija' en un comic del quince, de Mauro Entriago. Un clásico de la viñeta...