martes. 03.10.2023
el_sol_del_futuro_fotograma
Fotograma de la película. (Imagen: Filmaffinity)

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

En "El sol del futuro" hay un momento bastante significativo cuando Giovanni, interpretado por Nanni Moretti, director del cine dentro de la película, rasga un póster que muestra a Stalin y enfatiza que, a pesar de que su obra trata sobre el partido comunista en Italia, no incluirá ni hará referencia alguna a dictadores soviéticos. De esta manera, Moretti deja claro que su película seguirá su propio camino ideológico, abordando temas políticos y filosóficos de manera destacada, pero, ante todo, ofrecerá un viaje utópico por su mente. El resultado es tan interesante como, en ocasiones, decepcionante.

En "El sol del futuro" nos adentramos en el universo creativo y personal de Moretti para explorar su funcionamiento y las preocupaciones que definen su cine. En este caso, estamos ante una terapia de casi dos horas de duración donde Moretti se abre en canal para mostrarnos cómo operan sus pensamientos creativos y éticos, pero también sus temores y angustias.

En esta cinta, Nanni Moretti rinde homenaje a cineastas como Fellini, Max Ophüls o Woody Allen

El estilo de la película está repleto de referencias y metacine, algo que ya estaba presente en trabajos anteriores como "Caro Diario" (1993), "Habemus Papam" (2011) o "Mia madre" (2015), pero que en esta ocasión no se esconde, sino que se potencia al máximo. Es evidente que Nanni Moretti rinde homenaje a cineastas como Fellini, Max Ophüls o Woody Allen (por mencionar solo algunos), y la película solo cobra sentido desde esta perspectiva, desprendiendo un profundo amor por el cine que se percibe en cada fotograma. Por si no fuera evidente, la historia está plagada de libros, posters y fotogramas de otras cintas.

La trama principal de la película sigue la vida de un director que está rodando una película sobre cómo el partido comunista italiano se desvinculó de la línea rusa cuando el ejército soviético invadió Budapest el 4 de noviembre de 1956, causando numerosas víctimas y detenciones. Para esta narrativa, se rodea de un elenco de actores de alto calibre, como Mathieu Amalric, Silvio Orlando y Margherita Buy, quienes contribuyen significativamente a dar forma a este rompecabezas.

Sin embargo, "El sol del futuro" carece de una trama narrativa clara y no duda en regresar al presente para sumergirnos en la vida cotidiana de Giovanni, un hombre lleno de dilemas estéticos y éticos, atormentado por la auténtica autoridad moral y estética que debe ejercer en el cine. Motivo por el que no tiene claro cómo debe terminar la película que está rodando.

Uno de los momentos más interesantes llega cuando Giovanni interrumpe un set de rodaje en el que se está a punto de filmar una escena de asesinato. Este incidente da lugar a numerosas digresiones de Moretti sobre el valor ético del cine y si la violencia está moralmente justificada. Solo así se comprende que, en la escena, recurra a figuras como Renzo Piano y Scorsese en busca de una resolución. No hago ningún destripe si digo que finalmente Moretti no llega a ninguna conclusión. El cine tiene su propia vida.

el_sol_del_futuro

El resultado final es una película peculiar que, en ocasiones, ofrece pinceladas de auténtico cine, mientras que en otros momentos se adentra en situaciones absurdas que rozan el bochorno. Es evidente que Nanni Moretti no tiene demasiado claro qué dirección debe tomar la película, oscilando entre el género musical y una comedia autoparódica que busca emular a Woody Allen, pero que se queda lejos de su fuerza y originalidad. Siento todos los bailes, canciones y números musicales como algo excesivamente impuesto, como un capricho de Moretti por construir un mundo cercano al de Fellini. Es evidente que su cine está lejos de eso, pero en ocasiones, aunque sea solo por unos segundos, parece que la película consigue una luz especial. Solo por eso merece la pena adentrarse en este peculiar mundo lleno de cine y feriantes.

'El sol del futuro': un viaje cinematográfico por la mente de Nanni Moretti