lunes. 04.03.2024
suegros_alquiler_fotograma

Ainhoa Mela | @ainhoacriticas

Fiel a su cita periódica con las salas españolas, el género cómico francés toca de nuevo a nuestra puerta de la mano de “Suegros de alquiler 2.0”, una de esas comedias ligeras en la que los líos familiares son los protagonistas.

Con reminiscencias de la conocida película “Los padres de él”, protagonizada por numerosas caras conocidas como la de Ben Stiller, Dustin Hoffman y Barbra Streisand, “Suegros de alquiler 2.0” nos trae la historia de Greg, un joven a punto de casarse que se ve obligado a presentar a sus pintorescos y problemáticos padres. Decidido a que su familia política más convencional no conozca a sus alocados progenitores, Greg contratará unos padres falsos, pero más presentables, dando comienzo a una historia maratoniana en la que cada mentira le meterá en un embrollo mayor.

Con un ritmo frenético que no da ni un respiro al espectador, la comedia más vista este año en el país vecino nos ofrece un relato que a priori no ofrece nada nuevo al espectador. Escenas de no más de 5 minutos de duración se suceden para contarnos una de esas historias de jóvenes que al unir sus vidas temen el encuentro entre unos consuegros con estilos de vida diferentes y hacen lo impensable para evitarlo.

Sin embargo, a pesar del uso de temas y bromas más que recurrentes, “Suegros de alquiler 2.0” intenta con cierto éxito alejarse de los convencionalismos tanto en su historia como en su estilo. Y es que esta comedia sabe sacar todo el jugo a su género con situaciones que, aunque inverosímiles y por momentos absurdas, saben sorprender y divertir al espectador. Desde palomas que roban anillos de boda hasta discusiones que acaban con el pelo de una futura novia mutilado por un cortacésped, todo cabe en una historia que no escatima en ingenio y embrollos.

Los toques de originalidad en un género demasiado explotado no son los únicos aciertos que ha llevado a los espectadores franceses en masa a las salas de cine; también lo es la presencia de un reparto lleno de caras conocidas que sabe sacar todo el jugo a la historia.

suegros_alquiler

Y es que si algo ha caracterizado a las películas de jóvenes enamorados con suegros conflictivos es el reparto lleno de actores veteranos. Desde Spencer Tracy y Katherine Hepburn en “Adivina quién viene esta noche” a Robert de Niro y Blythe Danner en “Los padres de ella”, las caras conocidas son el reclamo perfecto de unas películas ligeras cuyo guion ofrece diversión acompañada de una enseñanza sobre la aceptación de los demás con sus virtudes y sus defectos.

Siguiendo esta estela de las predecesoras en su género, “Suegros de alquiler 2.0” cuenta con no pocos rostros conocidos. El director, guionista y protagonista de la cinta Philippe Lacheau se ha rodeado de Élodie Fontan, una de las hijas del pintoresco matrimonio de la comedia “Dios mío, pero qué te hemos hecho”, Gerard Junot, el mítico profesor de música de “Los chicos del coro”, y el conocido humorista francés Gad Elmaleh entre otros.

Todos se unen en una comedia llena de un humor absurdo que lejos de ser pretenciosa, da de nuevo una muestra más de que el cine francés sabe lo que es entretener al espectador.

Estreno en cines: 1 de noviembre

'Suegros de alquiler 2.0': el cine francés demuestra una vez más que sabe cómo entretener