#TEMP
sábado. 13.08.2022

Mundial Brasil 2014: policía se arma para controlar eventuales manifestaciones

Por Santiago Pérez | A solo un mes del inicio del Mundial de Fútbol 2014, una investigación realizada por el portal de noticias G1 reveló un importante refuerzo en los stocks de armas no letales en las Policías Estaduales (PM) de Brasil.

bra

A solo un mes del inicio del Mundial de Fútbol 2014, una investigación realizada por el portal de noticias G1 reveló un importante refuerzo en los stocks de armas no letales en las Policías Estaduales (PM) de Brasil. Desde junio de 2013 hasta abril de este año los organismos de seguridad pública adquirieron más de 270 mil granadas y proyectiles de gas lacrimógeno y gas pimienta. Al mismo tiempo se registraron compras por 263 mil cartuchos de balas de goma en distintos modelos.

Estos refuerzos se deben principalmente al temor de sectores gubernamentales de un eventual resurgimiento de las manifestaciones que se sucedieron en Brasil durante la Copa de las Confederaciones 2013.

Según fuentes del ejército, institución que debe autorizar las compras de armamento policial, los nuevos equipamientos dejen prever en que forma las Tropas de Choque de las distintas policías del país actuarán en la contención de "Disturbios Civiles", nombre dado por las fuerzas al control de grandes concentraciones de personas.

Cooperación internacional

La Policía Militar de Rio de Janeiro realizó a fines de 2013 un entrenamiento conjunto con la Compañía Republicana de Seguridad, unidad antidisturbios de la Policía Francesa. La fuerza brasileña recibió instrucciones y capacitación de parte de sus colegas galos en lo que respecta al control de multitudes en eventos masivos. Por último, la misión diplomática de los Estados Unidos en Brasil informó que ya está colaborando con el Gobierno del Estado de Rio de Janeiro aportando apoyos de diverso tipo. El gobierno norteamericano envió a Brasil agentes de seguridad para colaborar con la policía local motivado en buena medida por la gran asistencia de ciudadanos de aquel país al Mundial.

Aviones no tripulados

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) confirmó la adquisición de un DRONE (Vehículo aéreo no tripulado) de origen israelí. La flamante aeronave tuvo un costo de USD 8 millones, cuenta con una autonomía de 36 horas, capacidad para volar a 9.000 metros de altura y está dotado de 10 cámaras de alta resolución. Para operarlo se necesita de una decena de hombres y será utilizado durante el Mundial para la vigilancia de áreas con gran concentración de personas. 

Mundial Brasil 2014: policía se arma para controlar eventuales manifestaciones