lunes 25/10/21
EL PUEBLO "SE HA DESBORDADO" PARA DESPEDIR A CHáVEZ

Colas de más de tres kilómetros para entrar a la capilla ardiente de Chávez

En torno a las diez y media de la mañana (cuatro de la tarde en la España peninsular), la cola más multitudinaria ya superaba los tres kilómetros, según una estimación del diario 'El Nacional'.

Decenas de miles de simpatizantes del difunto presidente venezolano, Hugo Chávez, han esperado este jueves durante horas para entrar en la capilla ardiente instalada en la Academia Militar de Caracas. Las colas han llegado a superar los tres kilómetros y el Gobierno ya ha advertido de que no habrá tiempo para que todos los seguidores chavistas puedan ver el cuerpo de su 'comandante' antes del viernes.

El ministro de Exteriores, Elías Jaua, ha indicado que intentarán acelerar el tránsito para que los venezolanos den su último adiós al 'comandante'. Sin embargo, el titular de Comunicación, Ernesto Villegas, ha reconocido que no todospodrán despedirse del mandatario y ha pedido comprensión.

Ante la masiva afluencia de seguidores del presidente, las autoridades han organizado una fila para discapacitados y ancianos

Villegas ha declarado que el pueblo "se ha desbordado" para despedir a Chávez y ha puesto como ejemplo de esta masiva participación ciudadana el cortejo fúnebre del miércoles. Según el ministro dos millones de personas se han "movilizado" para participar en los actos de homenaje al mandatario, que falleció el martes tras más de año y medio de batalla contra el cáncer.

Por su parte, el titular de Defensa, Diego Molero, ha pedido a quienes quieren visitar la capilla ardiente --abierta desde el miércoles por la noche-- que tengan paciencia y acaten las órdenes de las fuerzas de seguridad para que las colas transcurran con mayor rapidez. Asimismo, ha sugerido que no acudan a la Academia Militar niños ni personas con limitaciones físicas.

Los servicios de asistencia han tenido que atender a numerosas personas desfallecidas por el cansancio, el calor o la falta de hidratación. Algunos de los asistentes se han quejado de que no hay lugares en los que adquirir alimentos o bebidas ni personal de seguridad suficiente que vigile el orden de fila, lo que ha provocado algún incidente.

Colas de más de tres kilómetros para entrar a la capilla ardiente de Chávez
Comentarios