viernes 22.11.2019
MOVIMIENTO ESTUDIANTIL MPL EXPRESó SU INDIGNACIóN

Los manifestantes piden a la presidenta que respete los derechos indígenas

Los manifestantes siguen inundando las calles de Brasil, y los indígenas del país se han unido a la protesta para exigir que se ponga fin a la embestida del Gobierno a los derechos indígenas.

Davi Kopenawa, portavoz del pueblo indígena yanomami | © Fiona Watson/Survival
Davi Kopenawa, portavoz del pueblo indígena yanomami | © Fiona Watson/Survival

“Estoy indignado con los errores del Gobierno. Las autoridades brasileñas no están interesadas en que los pueblos indígenas vivan en paz y tampoco quieren ayudar a la gente de las ciudades”

Davi Kopenawa, portavoz del pueblo indígena yanomami, y el movimiento estudiantil Movimento Passe Libre (MPL), una pieza fundamental de las recientes protestas, se han pronunciado en contra de los pasos dados por el Gobierno para desmantelar los derechos constitucionales adquiridos con tanto esfuerzo por los indígenas.

En un mensaje de vídeo, Davi ha dicho: “Estoy indignado con los errores del Gobierno. Las autoridades brasileñas no están interesadas en que los pueblos indígenas vivan en paz y tampoco quieren ayudar a la gente de las ciudades”.

Ha añadido: “En mi mundo, la naturaleza está conmigo y escucha. Ve los errores de las autoridades de este país. Deberían respetar nuestro país, respetar a las gentes de la ciudad, a las comunidades, y respetar los derechos de los pueblos indígenas de Brasil”.



El movimiento estudiantil MPL también expresó su indignación. En una carta abierta a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, publicada antes de su reunión con la mandataria el 24 de junio, MPL escribió: “Esperamos que este encuentro dé lugar a un cambio en la postura del Gobierno y que este se haga extensivo a otras batallas sociales: a los pueblos indígenas, por ejemplo a los guaraní-kaiowás y a los mundurukus, que han sufrido numerosos ataques a manos de los terratenientes y organismos públicos”.

[Indígenas brasileños se han manifestado por todo el país en contra de una serie de proyectos gubernamentales que podrían causar serios daños a sus tierras y a sus medios de subsistencia.]
Indígenas brasileños se han manifestado por todo el país en contra de una serie de proyectos gubernamentales que podrían causar serios daños a sus tierras y a sus medios de subsistencia.

Tres indígenas han muerto en protestas recientes vinculadas a disputas territoriales. La policía disparó a un indígena terena durante un violento desalojo de sus tierras en el estado sureño de Mato Grosso do Sul, un munduruku murió como consecuencia de un disparo cuando la policía invadió su comunidad el pasado noviembre y un hombre guaraní fue asesinado por pistoleros después de que su comunidad reocupara su territorio ancestral.

Tras dos años y medio en el cargo, la presidenta Dilma no se ha reunido aún con ningún representante indígena, a pesar de sus recientes promesas de mantener encuentros con todos los líderes de las protestas.

Survival International ha escrito al papa Francisco, que visitará Brasil en unas semanas, instándolo a que hable al Gobierno acerca de la crítica situación de los pueblos indígenas.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Los indígenas de Brasil no se enfrentaban a un asalto a sus derechos tan ilegal e inconstitucional desde la dictadura militar de los años 60 y 80. El país se prepara para albergar el Mundial de fútbol, una visita papal y las Olimpiadas, y las autoridades deben demostrar que gobiernan para todos, incluyendo a los habitantes originarios de Brasil”.

Los manifestantes piden a la presidenta que respete los derechos indígenas
Comentarios