<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
miércoles. 10.08.2022
ELECCIONES ANDALUCÍA

El voto exterior en las andaluzas

El progresismo gana en el exterior con un 47,3% frente al 39,9% de derecha y ultra derecha.
voto exterior andaluzas

La izquierda andaluza, representada por Por Andalucía y Adelante Andalucía, obtuvo un 23,3% de los votos en las elecciones de la ciudadanía andaluza en el exterior, y el PSOE logró el 23,9% del total entre las fuerzas progresistas.

Los porcentajes de la derecha fueron del 24,6% para el PP y el 15,3% para Vox.

Por Andalucía y Adelante Andalucía se tuvieron que conformar con el 16,6% y el 6,7% respectivamente, sumando entre las dos fuerzas a la Izquierda del PSOE el 23,3% de votos.

Resultados muy similares al PP 24,6% (diferencia de un 1,2 %) y PSOE 23,9 % (diferencia de un 0,5% respectivamente). Vox sumó el 15,3%.

La suma de las candidaturas progresistas -Por Andalucía, Adelante Andalucía y Psoe- fue la más votada por la ciudadanía andaluza residente en el extranjero en las elecciones autonómicas celebradas el pasado 19 de junio.

Según las actas del escrutinio del voto exterior a las que ha tenido acceso España Exterior, la segunda opción preferida por la ciudadanía andaluza en el extranjero fue el PSOE, que recibió 1.828 papeletas, el 23,9%. Le siguió la agrupación de partidos Por Andalucía (candidatura integrada por Podemos, Izquierda Unida, Más País, Alianza Verde, Verdes Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz) con 1.271 votos, el 15,3%; y Adelante Andalucía-Andalucistas (AA), que se estrenó en estos comicios y consiguió 512 votos, el 6,7% de los emitidos.

La suma de las candidaturas progresistas logró un total de 3.611 votos. Las opciones de la derecha, sumaron un total de 3.053 votos, 1.883 obtenidos por el PP, lo que supone el 24,6% de los 7.646 sufragios, y el 16,6% de Vox, con 1.170 sufragios.

De esta forma es llamativa la victoria del progresismo entre la ciudadanía andaluza en el exterior. La consolidación del progresismo andaluz en el exterior es un hecho, nada menos que 17,4% puntos porcentuales más que las fuerzas conservadoras en estas elecciones autonómicas. Esto demuestra la aceptación del pueblo andaluz en el exterior de las políticas progresistas del Gobierno de España.

Los votantes de la diáspora andaluza son de izquierdas y progresistas. Sumando ambas listas, hubieran alcanzado el 24,3% de los sufragios, quedando como la segunda candidatura más votada, por delante del PSOE. También ha sido importante es ascenso del PSOE que pasa de obtener 19,7% de los sufragios del exterior al 23,9%. Las solicitudes de voto ascendieron finalmente a 10.961, el 4,2% del total de personas censadas. Se contabilizaron 7.646 votos válidos.

El porcentaje de papeletas escrutadas respecto al ruego del voto fue del 69,8%, de modo que un 31,12 % de votantes no recibieron las papeletas para votar o su voto por correo llegó una vez cerrado el período de escrutinio del voto exterior.

Estas elecciones andaluzas han sido las últimas en las que se ha aplicado el procedimiento del voto rogado. En las elecciones autonómicas que se celebrarán en Asturias, Cantabria, Navarra, Aragón, La Rioja, Extremadura, Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Baleares, Canarias y Ceuta y Melilla en mayo del año próximo, el voto de los residentes en el exterior se regirá por la nueva normativa que implicará el envío de oficio de la documentación para votar a todas las personas censadas, plazos más amplios para el voto en urna, más lugares donde depositar el voto, así como la ampliación del plazo para el escrutinio hasta el quinto día posterior a la jornada electoral.

Sin lugar a dudas, Latinoamérica con 1.300.000 de españoles con derecho a voto, de los que 470.000 se encuentran en Argentina, tendrá un peso predominante en los próximos comicios.

Patricia Fesser, integrante del Consejo Ciudadano Estatal como representante de Podemos Exterior, sostuvo que "el análisis del voto exterior nos permite estar contentas y mirar con ilusión el nuevo horizonte que se dibuja a partir de la reforma de la ley electoral en su aspecto más lesivo, que ha dejado a la ciudadanía exterior sin voz durante una larga década. Sin lugar a dudas, ésta llevará al progresismo a consolidarse en el exterior, impulsado por una coalición que tendrá que atender a la diáspora española y dar respuestas a la necesidad de políticas efectivas que mejoren la vida de las personas. Necesitamos impulsar programas de retorno efectivos que permitan el regreso a España a quienes así lo deseen, que se haga efectiva la Ley de Nietos para paliar otra gran injusticia cometida con los que tuvieron que dejar su país en algún momento de su amarga historia. Tenemos que velar porque las políticas de empleo exterior se actualicen y apliquen debidamente, no podemos permitir que haya trabajadores españoles viviendo en países con un sueldo congelado durante más de una década, en ocasiones por debajo del sueldo mínimo de los países de acogida, tal como ha sucedido entre el Personal Laboral Exterior, actualmente en huelga en diferentes lugares. Es vital velar porque se apliquen las políticas feministas de igualdad también en el exterior, que sean efectivas y den respuesta a las gravísimas situaciones de mujeres víctimas de violencia machista y sus hijos. También debemos atender a las políticas educativas que afectan a nuestros hijos e hijas. En definitiva, necesitamos un Estado presente que ayude a mejorar la vida de la gente más allá de las fronteras de España. Estamos en política para dar soluciones y ese será el mandato principal de Podemos, afianzar la victoria del progresismo en el Exterior tal como ha sido el caso en las elecciones de Andalucía".

Mediante un comunicado de prensa, Podemos Exterior consideró que "comenzaremos una campaña en el exterior para explicar a la diáspora nuestros logros en el Gobierno de Coalición en España a la vez que escucharemos a la ciudadanía para llevar sus propuestas y preocupaciones en un programa amplio que dé soluciones a sus necesidades, a la vez que estrechamos los lazos con los CRE y el CGCEE para acompañar el proceso de un nuevo horizonte social en derechos para la ciudadanía en el exterior" 

Por su parte, el Consejo de la Red de Círculos de Latinoamérica expresó que "es una obligación, recogida tanto en la Constitución Española como en la legislación estatal y autonómica, para responder también a una demanda instalada en la sociedad española, convencida de los beneficios sociales y económicos que aporta el retorno de personas que vuelven con ideas nuevas, mentalidades abiertas y ganas de generar cambios en nuestro país. Durante la crisis económica, cientos de miles de españoles emigraron en busca de una oportunidad para ganarse la vida en otro país. La gran mayoría son jóvenes bien formados, cuyas perspectivas laborales en España se limitaban al desempleo o la precariedad. El fenómeno de la nueva emigración española es una de las expresiones más amargas de la crisis y los recortes, pero también ha representado una oportunidad para esas personas de crecer personal y profesionalmente. Las personas emigradas han conocido otras culturas, dominan idiomas y se han adaptado a metodologías de trabajo diferentes, más modernas e inclusivas. Han superado barreras, desarrollado su capacidad para la resiliencia, así como la humildad, madurez, sociabilidad y determinación".

Ya en 2014, el estudio “La emigración de los jóvenes españoles en el contexto de la crisis”, publicado por el INJUVE, señalaba entre sus conclusiones que “si se llevan adelante políticas activas de retorno en el medio plazo para que no se produzca el arraigo, tendremos una oportunidad como país para transformar esta experiencia migratoria en un aporte al desempeño profesional de estos jóvenes y un aporte también a la cultura del país.”

El voto exterior en las andaluzas
Comentarios