viernes. 14.06.2024
constitucional690

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso del PP de suspensión cautelar de las dos enmiendas referidas al sistema de elección de los jueces y ha paralizado su trámite parlamentario en el Senado cuyo debate estaba previsto celebrar este jueves después de que la semana pasada fueran aprobadas en el Congreso de los Diputados.

El Senado sí tramitará la reforma del Código Penal sin las enmiendas paralizadas por el TC según ha decidido este mismo martes la Mesa de la Cámara Alta.

El Constitucional también rechazó apartar de la votación al presidente Pedro González-Trevijano, y al magistrado Antonio Narváez, ambos del ala conservadora, como habían pedido PSOE y Unidas Podemos por haber caducado su mandato.

La decisión del TC se tomó este lunes en un Pleno extraordinario, por 6 votos a 5, imponiéndose así la mayoría conservadora y los dos magistrados recusados han podido votar y hacerlo en contra de su propia recusación.   

El hecho de que Trevijano y Narváez hayan podido votar su propia recusación ha sido duramente criticado por el PSOE que ha asegurado que esta decisión es un "abuso lacerante de las instituciones democráticas", en palabras de la secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández.

En los últimos días, diferentes formaciones políticas han presentado una veintena de escritos a raíz del recurso del PP, pero hasta ahora solo han trascendido los presentados por el PP, Vox, el PSOE y Unidas Podemos.

Este mismo lunes, Podemos denunciaba el riesgo de “golpe blando” y abría la puerta a que el Senado rechace aceptar la suspensión cautelar de la reforma tal y como exige el PP en su recurso.

La decisión del TC supone una situación inédita ya que en su 40 años de historia el Alto Tribunal nunca ha frenado una reforma legislativa que se debate en el Parlamento, sede de la soberanía nacional.

Magistrados con mandato caducado votando contra su propia recusación