domingo. 21.04.2024
pedro_sanchez_gustavo_petro
Pedro Sánchez y Gustavo Petro.

Procedentes de esos tres países hermanos hay en España un total de 1.200.000 personas, una quinta parte del total de extranjeros que viven y trabajan con nosotros por el progreso de España, de la Unión Europea y de cada uno de sus países a los que envían parte del fruto de su trabajo en España.

Solo por ese dato el viaje es oportuno y cargado de interés. Pero hay más más: Pedro Sánchez es el primer mandatario extranjero que llega a Colombia apenas unos días después del cambio histórico que supone la llegada a la Presidencia de la República del compañero Gustavo Petro al frente de un Gobierno progresista de amplia coalición con el mandato histórico de construir la paz, el crecimiento económico sostenible y el progreso y la justicia social y fiscal en un gran país que siempre tuvo grandes déficit de todo ello.

España, la progresista, que mira a América Latina con humildad y compromiso fraterno profundo, tiene que estar en primera línea junto al pueblo, las clases populares y el Gobierno democrático de Colombia, en ese empeño compartido.

En el caso de Honduras y Ecuador, sociedades que luchan también por sacudirse la pobreza y la injusticia impuesta y abrir caminos de desarrollo económico y justicia social, la presencia del Presidente Pedro Sánchez supone también un compromiso de solidaridad y proyectos compartidos con dos países que aportan a España la riqueza inmensa de casi 600.000 personas laboriosas con una importante contribución a la economía y el bienestar de nuestro país.

Este importante y certero viaje de Pedro Sánchez, al que seguirán otros, supone ya una preparación para garantizar el éxito de la Cumbre entre la Unión Europea-UE y la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe-CELAC, que se celebrará en Bruselas en Diciembre de 2023 bajo la presidencia española de la UE. Palabras mayores.

Observo que el Feijoo, el Bendodo, la Cuca y demás coro rocieros, no se han lanzado aún a la yugular de Sánchez por haber ido a América en el Falcon en vez de hacerlo en las Tres Carabelas

Tengo una pequeña reserva, no obstante. ¿Por qué acompañan sólo al Presidente grandes empresarios, por qué no van también sindicalistas, gentes de la Universidad o la Economía Social y Solidaria en la macrodelegación? No me parece un tema menor. La misión no puede dar la impresión de ser sólo un asunto mercantilista porque no lo es. Las relaciones del sindicalismo y el mundo del trabajo español, europeo y latinoamericano vienen de lejos y son densas, con tradición de solidaridad, luchas y proyectos compartidos, y en ambos continentes el sindicalismo y los trabajadores organizados se expresan y actúan de forma unitaria en la Confederación Sindical de las Américas-CSA y en la Confederación Europea de Sindicatos-CES. 

Y lo que es más importante, la cooperación económica, empresarial, social, etc., entre países y agrupaciones supranacionales -CELAC y UE- debe hacerse imperativamente promoviendo y respetando los derechos de los trabajadores allí y aquí, pues hay un déficit acusado de esos derechos -trabajo decente, salarios dignos, negociación colectiva, seguridad social, etc.- en la CELAC y entre las inmigrantes que trabajan en el servicio doméstico y la atención a ancianos, sobre todo, en España y en la Unión Europea.

Por último, pero no menos importante por ello, observo que el Feijoo, el Bendodo, la Cuca y demás coro rocieros, no se han lanzado aún a la yugular del Presidente Sánchez por haber ido a América en el Falcon en vez de hacerlo en las Tres Carabelas, que salen más económicas. Imagino que se reservan para mañana en el debate parlamentario sobre las medidas del Gobierno para ahorrar energía y ayudar a las familias más golpeadas por la inflación y otras consecuencias de la guerra que Putin provoca con su invasión y crímenes de guerra en Ucrania.

Claves del viaje de Sánchez a Colombia, Honduras y Ecuador