sábado. 20.04.2024
sanchez_rey
Sánchez, en su encuentro con el rey.

Pedro Sánchez ha trasladado a Felipe VI su voluntad de presentarse a la investidura para su reelección como presidente del Gobierno. Así se lo ha hecho saber al monarca el líder del PSOE en la reunión mantenida este martes en la Casa Real.

“He trasladado al rey mi disposición a asumir mi responsabilidad y lograr la investidura”, ha informado Sánchez en la rueda de prensa posterior a su encuentro. El presidente en funciones ha recordado que el proceso para la investidura, según marca la propia Constitución en su artículo 99, “no es un trámite de exhibición, sino que tiene como única finalidad reunir el respaldo parlamentario necesario para la formación de un nuevo gobierno”.

Desde el PSOE, “creemos estar en condiciones de aunar el respaldo parlamentario exigido”, ha asegurado, tal y como, a su juicio, quedó constatado en la conformación, la semana pasada, de la Mesa del Congreso de los Diputados. Por ello “le he trasladado mi voluntad de trabajar por articular la mayoría parlamentaria exigida” para reeditar “un gobierno de progreso que dé continuidad” a la labor realizada en la pasada legislatura.  

Sánchez considera una “evidencia” que “no hay otra alternativa” que “una mayoría parlamentaria liderada por el PSOE” capaz de “reeditar un gobierno de progreso que consolide los avances logrados en los últimos años”.

“Quienes plantearon la propuesta derogatoria no han obtenido ni los votos ni los escaños para materializar esta propuesta, fracasaron, fueron derrotados por las urnas”, ha subrayado, y ha recordado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que, si bien tiene “legitimidad” para presentarse y “está en su derecho de darse de bruces”, pero “evidentemente tiene un techo y nosotros partimos de un suelo”, por lo que “sería una investidura fallida”, afirma.

En todo caso, Sánchez ha dejado claro que “sea cual sea la decisión que tome el jefe del Estado cuenta con el respeto y el respaldo del PSOE”, como “hemos hecho siempre, fieles a lo que dice nuestra Constitución”.

Preguntado sobre la posibilidad de que el Ejecutivo impulse una ley de amnistía como exigen los independentistas para finiquitar el procés, el presidente del Gobierno en funciones no lo ha descartado, pero ha dejado claro que "el diálogo es el método y la Constitución es el marco" y que será el Tribunal Constitucional y no el Gobierno el que deba "decir qué es o no constitucional".

Sánchez traslada al rey su intención de presentarse a la investidura