#TEMP
jueves 19/5/22
rafa-mayoral-podemos

Durante una entrevista concedida al programa “Cenizas de Babilonia, Diáspora Española”, emitido por Radio Argentina, el Diputado Nacional Rafael Mayoral expresó su opinión respecto de diversos temas que actualmente ocupan su agenda en el Parlamento. Político y abogado proveniente del Partido Comunista Español, con un pasado muy activo en colectivos con vulnerabilidad social, y actualmente desempeñando -además- el cargo de Secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos, Mayoral expresó su postura acerca de la Ley de Memoria Democrática, de la derogación del Voto Rogado, de las próximas elecciones andaluzas y de la disyuntiva Monarquía o República. 

¿En qué estado se encuentran actualmente las llamadas popularmente Ley de Nietos y derogación del Voto Rogado?

Sin duda las dos modificaciones legislativas son dos elementos clave. En primer lugar para fortalecer nuestra relación con nuestra comunidad en el exterior, y en segundo lugar para fortalecer la memoria democrática. En cuanto a la reforma del Voto Rogado nosotros lo que venimos planteando desde que entramos en el Congreso es la necesidad de volver a recuperar el voto de nuestra comunidad en el exterior que había sido restringido por una modificación que se hizo en 2011 y que tenía un objetivo político muy determinado. En ese momento se estaba produciendo una gravísima crisis económica, miles de personas estaban siendo expulsadas del país por un modelo económico insostenible, como lo es el modelo neoliberal, y era necesario privarlos de su derecho al voto, porque era un elemento fundamental que podían hacer, o que podían participar del proceso de cambio que se estaba abriendo en esos momentos en España. Para nosotros, la entrada en el Parlamento suponía la necesidad de recuperar los derechos democráticos de los que habían sido privados, o sea, se nuestros compatriotas en el exterior. Y con respecto a la Ley de Memoria Democrática, y en particular lo que se conoce como Ley de Abuelos, para nosotros es clave el reconocimiento de los derechos, también de los que son descendientes de nuestra comunidad en el exterior, y ampliar los supuestos para la adquisición de nacionalidad como un elemento para reconocernos a nosotros mismos como pueblo y para reconocer nuestro tránsito histórico a lo largo del siglo pasado, y en ese sentido vamos a seguir empujándolo.

En este momento la Ley de Memoria Democrática se encuentra en trámite parlamentario y esperamos que llegue a su finalización lo antes posible porque es un reto y un compromiso que tenemos con nuestros votantes.

Es necesario un amplio diálogo entre las fuerzas democráticas y populares del conjunto del mundo para poder afrontar un proceso de involución democrática que viene desde los sectores más reaccionarios del capital

¿A qué se debe ese presunto abandono por parte de la clase política para con los españoles en el exterior, aun sabiendo que es un caladero de votos importante, al superar los dos millones y medio de residentes a nivel global?

Como comentaba antes, responde a lo que fue un desplazamiento forzado de miles de personas provocado por una crisis económica y por un modelo económico insocial e insostenible, como es el neoliberal. Eso hacía lógicamente que fuera muy importante para los partidos del establishment que la gente que era expulsada del país no tuviera la posibilidad de participar del proceso político, básicamente porque podían cuestionar el modelo bipartidista. Nosotros creemos que un elemento clave, como es la participación democrática, no puede tener un elemento de ruego, sino que es un derecho inalienable dentro de la ciudadanía. 

En próximo 14 de mayo hay convocada por una plataforma de organizaciones republicanas estatal, una consulta no vinculante en la cual se le preguntará al ciudadano la clásica disyuntiva: Monarquía o República. ¿Cuál es la postura de Podemos sobre esta iniciativa? ¿Tomará en cuenta el partido el resultado de esa consulta? ¿Existe dentro del gobierno o dentro de los grupos parlamentarios una agenda o libro de ruta que busque una respuesta a esa idea que ronda en la cabeza de muchos españoles desde hace muchos años?

Abrir el proceso de caminar hacia la República es al mismo tiempo abrir el proceso de democratización del Estado y de una salida democrática del modelo neoliberal

La consulta es una iniciativa popular que viene del ámbito de la sociedad civil y de organizaciones y colectivos que plantean la apertura de un debate democrático en España. El planteamiento de la consulta es una manifestación pública de la voluntad y la necesidad de poder hablar del modelo de Estado en España, algo que no ha ocurrido desde la Constitución del 78. Y esta consulta es una manifestación, un modelo de manifestación que se está planeando para ese día, que en vez de manifestarse la gente con pancartas se manifieste con urnas y exprese la voluntad de poder decidir sobre la arquitectura del Estado. Es una forma de expresión democrática como podía ser cualquier otra manifestación pública, que obviamente lo que hace es ir abriendo cada vez más el debate en torno a la Monarquía o la República. Sobre todo en un momento en el que la crisis de la Monarquía está haciendo aguas por todas partes; los escándalos del Rey Emérito no dejan de sucederse y son escándalos de ámbito internacional; lo que supusieron las fundaciones opacas en paraísos fiscales, el cobro de comisiones y toda una serie de cuestiones que vienen a poner en el centro el hecho de que exista una magistratura en el Estado que no está sometida ni a la soberanía popular ni al principio de legalidad, y es algo que va en contradicción con cualquier tipo de concepción democrática del Estado. Nosotros creemos que uno de los grandes retos que tenemos hacia el futuro es la democratización del Estado que atraviesa desde la jefatura del Estado hasta la garantía de los derechos económicos y sociales por parte de las instituciones, en lo que viene a ser una concepción democrática que está en conflicto con el modelo neoliberal que ha supuesto privatizaciones y privación de derechos para las mayorías sociales. Abrir el proceso de caminar hacia la República es al mismo tiempo abrir el proceso de democratización del Estado y de una salida democrática del modelo neoliberal.

¿Cuál es la visión que se tiene desde Podemos Parlamentario respecto de las próximas elecciones andaluzas? 

Bueno, en Andalucía se abre la oportunidad de superar un gobierno del PP sostenido por una fuerza política en decadencia, como es Ciudadanos con el apoyo de VOX. Es decir, se plantea la posibilidad de revertir ese proceso de involución democrática que se abrió en las últimas elecciones autonómicas y poder abrir un futuro de esperanza, de refuerzo de los servicios públicos y la posibilidad de mejorar las condiciones de vida de las mayorías sociales. 

La guerra sucia de Vox y PP en el juego político es palpable, así como las redes de influencia y opinión que están tejiendo en el exterior. ¿Tiene Podemos alguna estrategia concreta para frenar ese crecimiento y esa influencia fuera de las fronteras de España para revertir esa tendencia?

Creemos que es necesario un amplio diálogo entre las fuerzas democráticas y populares del conjunto del mundo para poder afrontar un proceso de involución democrática que viene desde los sectores más reaccionarios del capital, que no respetan los derechos democráticos de los pueblos. No hay que entender la presencia de la extrema derecha de otra manera que no sea precisamente entender que los sectores más reaccionarios de las respectivas oligarquías están intentando imponer un modelo económico, social y político que es una salida autoritaria y una profundización del modelo neoliberal. Frente a esto es necesario fortalecer las alianzas democráticas populares para encontrar una salida a la crisis del modelo neoliberal que es incapaz de poder permitirnos afrontar los retos del futuro, poder permitirnos afrontar la crisis climática, la desigualdad, la discriminación, y ser capaces de encontrar un camino para la construcción de la fraternidad y la solidaridad entre los pueblos.

Fuente: Cenizas de Babilonia, Diáspora Española

“El reto hacia el futuro es la democratización del Estado”