#TEMP
domingo 22/5/22
MERCADO DE DIVISAS

El euro cada vez más débil. El dólar cada día más fuerte

El índice dólar, que mide la evolución de la moneda estadounidense frente a una cesta de 500 divisas mundiales ha escalado al nivel más alto en dos décadas y sube en 2022 un 8,5%.

El índice dólar, que mide la evolución de la moneda estadounidense frente a una cesta de 500 divisas mundiales ha escalado al nivel más alto en dos décadas y sube en 2022 un 8,5%. De hecho, ya ha superado los máximos que alcanzó en marzo de 2020 frente al euro y el yen.

Las razones de la fortaleza del dólar son las siguientes:

1.- Endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal iniciando un nuevo ciclo de subidas de tipos de interés para controlar la inflación.

2.- Es el mejor activo refugio para la inversión en un momento de tensiones mundiales entre las grandes potencias China, Unión Europea, Rusia y Estados Unidos.

3.- La guerra de Ucrania está fortaleciendo el dólar y debilitando el euro.

1) Dólar frente al euro

La divisa comunitaria sigue depreciándose frente al dólar y llegó incluso a perder la zona de 1,05, dejándose un -14% en los últimos 12 meses. La mayor intensidad de la depreciación se ha producido desde que Rusia invadiese Ucrania cuando se encontraba en 1,14.

El euro lleva 4 meses seguidos bajando y ha llegado a cotas no vistas en 5 años.

Podría pensarse que el lado positivo es que una moneda tan débil favorece las exportaciones de la UE, pero dada la elevada inflación existente especialmente en Europa con importantes subidas en los precios de la energía, el transporte y los alimentos, el balance puede ser negativo.

La debilidad del euro se resume en 2 causas:

- La divergencia de actuación entre la Reserva Federal y el Banco Central Europeo.

- La guerra de Rusia en Ucrania, no solo por la mayor proximidad geográfica con la zona de conflicto, sino también por el hecho de que la Unión Europea depende más de productos de ambos países.

En principio el Banco Central Europeo podría subir los tipos de interés en 25 puntos básicos en el mes de julio y otros 25 en septiembre si bien algunos de sus miembros han manifestado que se debería comenzar este proceso antes del verano.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde ha declarado estos días que la primera subida de tipos podría ser una semanas después del fin de las compras netas de bonos. Traducido significa que el anuncio de la primera subida de tipos de interés en 11 años podría ser en la próxima reunión del mes de julio.

El escenario debería de seguir siendo bajista en la relación euro/dólar, otra cosa es que gracias al soporte pueda puntualmente frenar los descensos y rebotar al alza, pero la tendencia principal seguirá siendo bajista con un siguiente objetivo en 1,0350 para los próximos meses.

Empiezan a surgir hedge funds que ven la paridad euro-dólar. Por ejemplo, Amundi y RBC creen que se puede ver en los próximos 6 meses. Citigroup incluso la ve dentro de 3 meses.

Todo esto obviamente conlleva que las compras que Europa le está haciendo ya a Estados Unidos de gas, petróleo, armamento y materias primas se pagarán más caras lo que supondrá un incremento de los precios en Europa y un mayor endeudamiento de sus empresas y gobiernos.

2) Dólar frente al yen

El dólar se fortalece frente al yen japonés hasta niveles no vistos en 20 años. El motivo es que el Banco de Japón sigue manteniendo su política monetaria suave, así como los tipos de interés. Cuando la Fed comenzó su anterior ciclo de subidas de tipos de interés en 2018, la moneda japonesa no sufrió las caídas tan fuertes que está experimentando ahora.

¿Intervendrá el Banco de Japón para evitar males mayores? La última vez que compró yenes frente al dólar fue hace 24 años. En principio, no intervendría hasta que la relación dólar yen suba a 145. 

La tendencia alcista entre el dólar y el yen seguirá vigente con el siguiente objetivo en 135.

3) Dólar frente a la libra

Muchos inversores se han sorprendido que tras el anuncio del Banco de Inglaterra de subir los tipos de interés en 25 puntos básicos hasta el 1%, la divisa británica no sólo no se fortaleció sino que continuó cayendo. La razón es que el Banco de Inglaterra dijo que la economía británica se contraerá un 0,25%, hecho que hizo pensar a los inversores que el banco sería muy cauteloso con los tipos de interés, que relajaría su hoja de ruta, incluso dos de los nueve miembros del BoE se mostraron en contra de nuevas subidas. 

Claro, en un contexto en el que la Fed acaba de empezar un intenso ciclo de subidas de tipos, si ahora el BoE empieza a relajarlo o incluso cancelarlo, esa brecha entre ambas políticas monetarias daría más alas para seguir viendo a la relación libra/dólar  continuar bajista.

Si echamos un vistazo a las monedas que más caen frente al dólar en los últimos 10 años observamos que un buen grupo de ellas se han devaluado entre el 76% de Angola al 99,8% de Venezuela. (Malawi, Uzbekistán, Surinam, Corea del Norte, Turquía, Argentina, Siria y Sudán). Por el contrario llama la atención que la moneda de Israel se ha revaluado un 12,5%.

El euro cada vez más débil. El dólar cada día más fuerte