sábado. 25.05.2024
LucaVisentiniParigi

El secretario general de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Luca Visentini, se ha declarado este martes “inocente de todo tipo de delito” en la trama corrupta de Qatar en la Eurocámara.

El pasado viernes, la policía belga detuvo a seis personas sospechosas de haber recibido sobornos del país del Golfo para influir en las decisiones políticas del Parlamento Europeo. Entre ellas, se encontraba la socialista griega y vicepresidenta del PE Eva Kailini y el propio Visentini que el domingo fue puesto en libertad tras ser interrogado por las autoridades judiciales belgas.

En un comunicado, la CSI aclara que la organización no está siendo objeto de investigación o sospecha y afirma seguir “comprometida con una política de tolerancia cero ante cualquier forma de corrupción”. Defienden que todo el trabajo realizado con respecto a Qatar ha estado relacionado con las reformas legislativas laborales que se han adoptado en ese país.

“El trabajo de la CSI sobre Qatar se ha basado por entero desde el principio en un análisis y una evaluación objetiva de los hechos, y cualquier insinuación que apunte a que alguna otra entidad, de Qatar o de otro lugar, haya influido en la posición de la CSI es absolutamente falsa”, afirman.

Por su parte, Visentini dice estar “contento” de que los interrogatorios hayan concluido y de “haber podido responder completamente a todas las preguntas” y añade que, en caso de que se formulen nuevas acusaciones, “espero tener la oportunidad de refutarlas, en la medida en que soy inocente de todo tipo de delito”.

El dirigente sindical afirma estar “absolutamente comprometido con la lucha contra la corrupción” y reafirma su posición de “seguir presionando a Qatar en favor de los derechos de los trabajadores y otros derechos humanos”, tal y como ha venido declarando públicamente.

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) también se pronunció el viernes desde Bruselas en un comunicado firmado por su secretaria general, Esther Lynch, en el que también desvinculó a la organización de la trama de corrupción: “La dirección de la CES no tiene motivos para creer que la investigación a la que se refieren los medios tenga relación alguna con la CES”, dijo.

Además de Eva Kailini y Luca Visentini, la policía también detuvo a otros dos eurodiputados socialistas, el belga Marc Tarabella y el italiano Pier-Antonio Panzeri, el director de una ONG y un asistente parlamentario. Otros cinco asesores parlamentarios están salpicados por el caso pero no fueron arrestados.

Luca Visentini se declara "inocente de todo tipo de delito" en el caso Qatar