miércoles. 21.02.2024

Los técnicos del Ministerio de Hacienda denuncian la gran desproporción retributiva que existe en la Agencia tributaria del Estado (AEAT) entre los distintos colectivos que suman los 25.909 funcionarios que había a septiembre de este año, una semana después de que el Ministerio de Hacienda y Función Pública haya acordado con los sindicatos una serie de cambios para flexibilizar las pruebas de promoción interna.

En concreto, señalan que el 76,8% de los inspectores de Hacienda cobra más que el Presidente del Gobierno, cuyas retribuciones están fijadas en 86.542,08 euros.

Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de los catálogos, de la información de productividad y de las Relaciones de puestos de trabajo actualizada a septiembre de 2022, que no recoge el incremento adicional del 1,5% de las retribuciones vigentes a 31/12/2021 dispuesto en el Real Decreto-ley 18/2022, de 18 de octubre.
Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de los catálogos, de la información de productividad y de las Relaciones de puestos de trabajo actualizada a septiembre de 2022, que no recoge el incremento adicional del 1,5% de las retribuciones vigentes a 31/12/2021 dispuesto en el Real Decreto-ley 18/2022, de 18 de octubre

Este cálculo incluye los importes de todos los conceptos retributivos, incluidos los trienios y los incentivos al rendimiento.

Para Gestha es particularmente desproporcionada la relación entre los complementos específicos y los incentivos al rendimiento que triplican los percibidos por otros funcionarios que realizan un trabajo equivalente, como los técnicos de Hacienda incluidos en el subgrupo A2 del grupo A.

Más de la mitad de los inspectores de Hacienda se jubilarán en 13 años

La ley vigente determina que el complemento específico está destinado a retribuir la especial dificultad técnica, dedicación, responsabilidad e incompatibilidad, entre otras condiciones de los puestos de trabajo. Y para Gestha, no hay proporción que justifique diferencias del doble respecto de los técnicos de Hacienda, los cuales aplican igualmente las normas tributarias y procedimentales y deciden sobre el fondo de los expedientes.

En paralelo, consideran que el complemento de productividad debería retribuir el especial rendimiento, la actividad extraordinaria y el interés o iniciativa con que el funcionario desempeñe su trabajo. Sin embargo la AEAT distribuye la productividad con arreglo al volumen de las retribuciones fijas; es decir, el funcionario con mayor retribución fija cobra más retribución variable. Además, la AEAT desde 2019 no comunica la información de los importes distribuidos a cada empleado, impidiendo que dichas cantidades sean conocidos por los funcionarios de la AEAT como establece la normativa vigente de Función Pública, lo que no tiene justificación cuando esta información sí se facilita en otros órganos del Ministerio de Hacienda.

Tampoco la AEAT informa de todos los criterios de reparto de la productividad, a pesar de que la sentencia 748/2020 del Tribunal Supremo que confirma una resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que reconoce el derecho de los empleados públicos a disponer de dichos criterios para lograr una mayor transparencia en la asignación de fondos públicos.

Jubilaciones del baby boom, también en Hacienda

Por otra parte, desde Gestha advierten de la falta de inspectores que se producirá por las jubilaciones en los próximos años, especialmente intenso por el escaso aumento de su plantilla y la elevada edad media de ese colectivo.

En concreto, sin contar con las bajas por excedencias, enfermedad u otros motivos, casi el 25% de los 2.085 inspectores se jubilarán en los próximos cuatro años, periodo de tiempo medio en que se incorporan los inspectores de nuevo ingreso desde la publicación de la oferta de empleo público.

Teniendo en cuenta que más de la mitad de los inspectores de Hacienda (1.048) se jubilarán en 13 años, Gestha propone que en 2023 y en años sucesivos se publiquen unas potentes ofertas de empleo público en la que se fomente la promoción interna de los empleados públicos que ya han accedido por oposición a la AEAT y al Ministerio de Hacienda, demostrando sus conocimientos y habilidades con la evaluación del trabajo desarrollado, lo cual es compatible con la integración en un cuerpo superior técnico de Hacienda que reconozca por fin la alta cualificación y el trabajo desarrollado desde hace décadas.

Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de los catálogos de puestos ocupados de la AEAT, considerando la edad legal de jubilación y la tasa media de la prolongación de servicios activos de los inspectores hasta los 70 años.
Cálculos: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de los catálogos de puestos ocupados de la AEAT, considerando la edad legal de jubilación y la tasa media de la prolongación de servicios activos de los inspectores hasta los 70 años

La gran desproporción retributiva en la Agencia tributaria del Estado