lunes 01.06.2020
TASAS POR CADA 100.000 HABITANTES

El impacto del Covid19 en las distintas comunidades autónomas

A la larga, el indicador clave para ver la evolución de la pandemia va a ser la mortalidad y los ingresos hospitalarios.
Imagen: Ayuntamiento de Madrid.
Imagen: Ayuntamiento de Madrid.

Como la prensa y el Ministerio de Sanidad ofrecen datos absolutos, de personas infectadas y muertes, y eso produce una cierta confusión sobre la profundidad de la afectación de la pandemia, he elaborado esta tabla con las tasas por 100.000 habitantes (a fecha 4/4/2020) que permite una mejor comparación sobre el impacto real del Covid19 en las distintas CCAA.

La tabla debe ser vista con prudencia porque la tasa de positivos esta probablemente influida por el numero de test realizados y la presencia de positivos asintomáticos entre la población que puede ser elevada, especialmente en las CCAA que ofrecen tasas muy bajas de afectados. Con esta limitación la dispersión es muy grande, entre 768,37 de La Rioja y 73,49 de Canarias, una explicación plausible es la climatología, ya que se sabe que los virus respiratorios se contagian menos con temperaturas superiores a los 25 º y obviamente la insularidad que favorece el aislamiento. Por otro lado las tasas menores de afectados se producen también en las CCAA menos envejecidas (Canarias, Murcia, Andalucía y Baleares).

Las tasas de fallecidos oscilan también ampliamente, entre 3,62 de Canarias y 71,12 de Madrid, en principio es congruente que poblaciones con menos afectados y menos envejecidas tengan menos muertes registradas, aunque el caso de Madrid es especialmente grave y parece depender también de la baja capacidad del sistema sanitario, tan privatizado y recortado, para responder, y de la mala gestión del gobierno regional. En este contexto llaman la atención 2 CCAA con bajas tasas de fallecimientos, Asturias y Galicia que son CCAA bastante envejecidas, es probable que una mayor dispersión de la población en núcleos muy pequeños sea la explicación.

covid ccaa

Otro comentario sobre los datos, el Ministerio en su información incluye la tasa de duplicación de los casos y las tasas de crecimiento de los mismos (%), que en principio son de poca utilidad porque ambas dependen del numero de afectados previos. Por ejemplo si en la comunidad A hay 100 afectados y en la B 1000, una tasa de duplicación de 2 supone en A pasar a 200 afectados y en B a 2000 (en un caso 100 afectados más, en el otro 1000), y una tasa de crecimiento del  20% en A son 20 casos y un 5% en B son 50, es decir cuantos mas afectados haya la tasa de duplicación y la de crecimiento se irán aplanando aunque aumente mucho el numero de afectados. Por otro lado según el porcentaje de población afectada vaya creciendo el aumento de casos tendera a disminuir porque habrá menos personas susceptibles de contraer la enfermedad. En realidad son artefactos estadísticos que hay que ver con precaución.

Todavía no sabemos si se producirá un crecimiento de los casos y de la mortalidad en aquellas CCAA menos afectadas hasta ahora. Si como se dice se va a ampliar la realización de test a mucha mas población, lo previsible es que el número de afectados crecerá de manera muy importante, por un sesgo de detección (si se diagnostica mejor un problema aparecen más casos no porque haya más, sino porque antes pasaban desapercibidos) entonces el indicador clave para ver la evolución de la pandemia va a ser la mortalidad y los ingresos hospitalarios.

Resulta preocupante la situación de las residencias de mayores donde el virus y la mortalidad se están cebando. Obviamente se trata de un sector muy privatizado, con personal poco cualificado y con escaso control. Esperemos que el anunciado control estricto de las mismas por parte de las autoridades sanitarias dé resultado y podamos detener el que está resultando uno de los focos mas peligrosos de la pandemia.

Entre todos y todas venceremos la pandemia, pero no debemos de permitir que tantas muertes y tanto sufrimiento se produzcan en vano. Tenemos que aprender de lo sucedido y comprender que hay que reforzar la Sanidad Pública y los servicios sociales de calidad, de gestión pública y de acceso universal, acabando con los recortes y las privatizaciones y reforzar los mecanismos de coordinación y solidaridad internacionales que tanto se están echado en falta.


Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

El impacto del Covid19 en las distintas comunidades autónomas
Comentarios