<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 27.11.2022
URGENCIAS EXTRAHOSPITALARIAS EN MADRID

Colectivos sanitarios califican de “decepcionante” y de "chapuza" el acuerdo de AMYTS con la Consejería

El acuerdo alcanzado por AMYTS no responde a las demandas de la ciudadanía ni de los trabajadores sanitarios que se expresó masivamente en la manifestación del 13 de noviembre, afirman.

El acuerdo alcanza por el sindicato AMYTS con la Consejería de Sanidad para la reorganización de las urgencias extrahospitalarias y por el que se ha desconvocado la huelga de facultativos que arrancó el pasado 7 de noviembre se ha topado con el rechazo de otros colectivos y sindicatos que lo califican de “decepcionante” porque no responde a las demandas de la ciudadanía ni de los trabajadores sanitarios que se expresó masivamente en la manifestación del pasado 13 de noviembre.

"UN NUEVO PARCHE"

Así se ha manifestado la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) que asegura el acuerdo “no resuelve los problemas asistenciales” de las urgencias de atención primaria y se queda en “un nuevo parche” que “fomentará la saturación y sobreutilización” del servicio.

A última hora de este jueves, AMYTS, uno de los sindicatos presentes en la mesa sectorial de sanidad, acordó con la consejería de la Comunidad de Madrid que 49 centros dispusieran de médico, entre ellos todos los SAR (atención rural) y 29 con cuidados de enfermería. El resto del modelo se negociará con el resto d sindicatos presentes en la mesa, CCOO, UGT, CSIT Unión Profesional y Satse.

La ADSPM reconoce que el acuerdo es positivo porque garantiza las plantillas de profesionales médicos de los antiguos SAR (39 centros) y de 10 de los antiguos SUAP, pero “tiene muchas limitaciones”, aseguran. Entre ellas el que no se garantice a la dotación de otros trabajadores sanitarios en estos centros, o que las plantillas de médicos se hagan a expensas de traslados desde el SUMMA 112, “al que se descapitaliza empobreciendo su capacidad de actuación asistencial”.

También critican que un total de 29 de los antiguos SUAP quedan sin plantilla de médicos y sin que se sepa si continuarán abiertos solo con personal de enfermería o se cerrarán. En conclusión, el acuerdo “no supone el imprescindible aumento de las plantillas dedicadas a la atención a la urgencia ni del presupuesto preciso para ello”, señalan.

"NO VALEN CHAPUZAS"

Las críticas también han llegado desde el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS) que se pronuncian “rotundamente en contra” del acuerdo y tachan de “grave error” el “giro de 180 grados” durante la negociación “cuando la relación de fuerzas nos era más favorable”.

Rechazan que los SUAP solo se plantee la presencia de médicos en 10 de los 37 centros que estaban abiertos antes de la pandemia, para una población de 3,3 millones de madrileños, ya que el resto quedaría abierto solo con enfermería, “la misma propuesta” que ya había hecho la presidenta Isabel Díaz-Ayuso.

Además, muchos equipos del SAR se quedan “con personal médico insuficiente” y nada se dice del resto de categorías, enfermería y celadores. “No valen chapuzas”, afirma MATS que exige la apertura de todas las urgencias con personal suficiente.

Colectivos sanitarios califican de “decepcionante” y de "chapuza" el acuerdo de AMYTS...