sábado. 02.03.2024
urgencias_madrid_pac
Imagen: @GuillermoHita

Cuando se aprobó un acuerdo para la apertura de los Puntos de Atención Continuada (PAC) ya señalamos desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, que abrir centros y ofrecer nuevas prestaciones sin un aumento de plantilla era un parche difícilmente sostenible y muy probablemente abocado al fracaso, y que todo hacía preverlo cuando el Gobierno de la Comunidad presenta unos presupuestos para Atención Primaria que son inferiores a lo realmente gastado en 2021 (en concreto suponen 161 millones de euros menos para la asistencia sanitaria)

Los hechos han sido todavía peores de lo previsto: centros abiertos que han tenido que cerrar, con personal insuficiente, sin médicos y/o sin personal de otras categorías, con personal que era derivado de un centro a otro sin motivos justificados, de ausencia de equipamientos y de acceso a herramientas informáticas. En fin, un desastre y un caos que lejos de solucionar el problema de la urgencia extrahospitalaria no ha hecho sino que agravarlo, y que supone un maltrato a la población y a los trabajadores.

El fondo del problema como se ha señalado es el empeñarse en abrir unos centros sin la correspondiente plantilla y en hacerlos todos a la vez, en lugar de escalonadamente, adaptándose a los recursos humanos existentes. Todo hace pensar que se trata de hacer cumplir una orden de la Sra. Ayuso de abrirlos todos y a la vez en una fecha fija, y cuando se quiere adaptar a las órdenes “indiscutibles” e irracionales a la carencia de medios ocurren estas cosas y se sabe desde hace mucho tiempo (recuérdese la leyenda del lecho de Procusto).

De todas maneras, también se ha hecho gala de una notable incompetencia por parte de la Consejería de Sanidad que ha incumplido de forma reiterada los acuerdos a los que ha llegado y que parece deberse aparte de a la ineptitud a una falta de coordinación y/o afán de obstaculización de algunas de las direcciones asistenciales de Atención Primaria. Por cierto ¿Dónde está la nueva gerente de AP?, ¿por qué no ha participado en las reuniones con los sindicatos y que está desaparecida a pesar de ser la responsable de la puesta en funcionamiento de los PAC? ¿No va a dimitir o ser cesada ante tanta incompetencia? De momento ya hay una dimisión, la de la gerente asistencial de AP que obviamente tienen alguna responsabilidad, pero que es una cabeza de turco para servir de cortafuegos.

La Consejería de Sanidad madrileña lleva un verdadero récord de dimisiones porque resulta muy difícil el tener que adaptarse continuamente a las ideas, tan geniales como contradictorias, de la Sra. Ayuso y el Sr. Rodríguez y tener que desdecirse un día sí el otro también, a pesar de que se comprende lo absurdo de las instrucciones recibidas. Eso no hay autoestima por mínima que se sea que lo aguante.

Hay que exigir que la apertura de los PAC se realice con unas condiciones adecuadas para garantizar una atención sanitaria de calidad y la accesibilidad de la población, para lo que es preciso incrementar el presupuesto para AP, diseñar un aumento de plantilla que permita la continuidad del servicio, y por supuesto cesar a los “irresponsables” que están gestionado este desastre. Y también seria deseable que dimitiera la presidenta de la Comunidad, que se empeña en negarlo todo en la Asamblea de Madrid, a pesar de las pruebas públicas e irrefutables, porque una representante pública no puede pasarse el día mintiendo. Mientras esta situación no se solucione parece que no hay otra alternativa que la movilización de la ciudadanía y los trabajadores sanitarios porque nuestra salud está en riesgo.

Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

Ante el desastre de la apertura de los PAC