sábado. 13.04.2024
yulia_navalnaya_borrell
Yulia Navalnaya saluda a Josep Borrell en el encuentro celebrado este lunes.

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

La muerte en extrañas circunstancias de Alexei Navalny el pasado viernes en una remota prisión del Ártico ha conmocionado al mundo entero. Las autoridades rusas se niegan a entregar el cuerpo a la familia que desconoce dónde se encuentran sus restos mortales tras lo que muchos califican abiertamente como un asesinato ordenado por el Kremlin.

En Europa, en el marco de la reunión celebrada este lunes por el Consejo de Asuntos Exteriores, Josep Borrell ha recibido a la viuda, Yulia Navalnaya, mientras se suceden los arrestos en Rusia de ciudadanos que han querido rendir homenaje al líder opositor. Según el portal OVD-Info, el número de personas detenidas asciende a 400.

En la reunión de ministros de Exteriores de los 27 países miembros de la Unión Europea, se ha planteado imponer sanciones a los responsables de la muerte de Navalny. Así lo ha anunciado el alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Josep Borrell también ha propuesto renombrar el actual Régimen Global de Sanciones de Derechos Humanos como “Régimen Navalny”, según ha dicho, “para honrar su memoria, para que su nombre se escriba en el trabajo de la UE en la defensa de los derechos humanos en todo el mundo”, ha escrito en la red social X (antes Twitter).

Régimen global de sanciones de la UE

En 2020, la UE adoptó un régimen global de sanciones en materia de derechos humanos para “aplicar sanciones a personas, entidades u organismos -incluidos los agentes estatales y no estatales- que sean responsables de violaciones o abusos graves de los derechos humanos en todo el mundo, o estén implicados o sean partícipes en ellos, independientemente de dónde se hayan producido”.

Entre las medidas restrictivas se encuentran la "prohibición de viajar, aplicable a personas, y la inmovilización de fondos, que se aplicará tanto a personas como a entidades". Además, "las personas y entidades de la UE tendrán prohibido poner fondos a disposición, ya sea de forma directa o indirecta, de aquellas que figuren en la lista".

El régimen establece que dichas medidas se aplicarán a actos como "el genocidio, los crímenes contra la humanidad y otras violaciones o abusos graves de los derechos humanos (p. ej., la tortura, la esclavitud, las ejecuciones extrajudiciales o las detenciones y arrestos arbitrarios)".

También pueden entrar en el ámbito de aplicación del régimen de sanciones "otro tipo de violaciones o abusos, siempre que estos sean generalizados, sistemáticos o que revistan otro tipo de gravedad respecto de los objetivos de la política exterior y de seguridad común establecidos en el Tratado (artículo 21 del TUE)".

Corresponde al Consejo Europeo, a propuesta de un Estado miembro o del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, establecer, revisar y modificar la lista de sanciones.

El Régimen Global de Sanciones en favor de los Derechos Humanos de la UE, en vigor desde su aprobación en diciembre de 2020, está inspirado en el régimen estadounidense “Global Magnitsky” de 2016.

Josep Borrell propone renombrar como “Régimen Navalny” el modelo de sanciones de la UE...