lunes. 15.04.2024
Alexei Navalny
Alexei Navalny. (Foto: Evgeny Feldman)

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Esto no es muerte. Esto es un asesinato

Alexei Navalny fue asesinado en prisión. El Servicio Penitenciario Federal informó de su muerte y va a realizar controles y establecer la causa de la muerte, algo similar a lo que afirma habitualmente el Comité de Investigación. Esto no es necesario, el motivo ya se conoce.

Navalny murió como resultado de un asesinato: un asesinato planeado, un asesinato llevado a cabo metódicamente, un asesinato del que el Estado ruso era culpable. Incluidos los mismos departamentos que ahora hablan de inspecciones. 

Las fuerzas de seguridad planearon y llevaron a cabo el envenenamiento de Navalny en agosto de 2020. Así lo demuestran numerosas investigaciones periodísticas, incluida la investigación del propio Navalny. Es imposible demostrarlo ante un tribunal ruso controlado por asesinos. ¿Pero por qué? Para todas las personas sensatas, esos hechos irrefutables y generalmente conocidos son suficientes.

Pero Navalny sobrevivió milagrosamente. Después del tratamiento en Alemania, todavía con mala salud, Navalny regresó a Rusia. Fue arrestado inmediatamente y mantenido en condiciones de tortura durante tres años. Sin supervisión y tratamiento médico adecuado. Casi completamente aislado de familiares y abogados y, al final, en una de las colonias más duras del Círculo Polar Ártico. Durante sus 37 meses de prisión, Navalny pasó 296 días en una celda de castigo. No es necesario envenenar ni matar de ninguna otra forma violenta; simplemente puede esperar.

Y esto no es sólo un asesinato. Este es un asesinato político. El arresto y la sentencia de Navalny no sólo fueron injustos, sino que claramente perseguían los objetivos políticos del Kremlin. Estamos seguros de que tanto el hecho del asesinato en sí como el hecho de que este asesinato es político serán debidamente probados con la ayuda de la ley: a nivel internacional y en Rusia, en esa hermosa Rusia del futuro en la que creía Navalny.

Y esto no es sólo un asesinato político. Este es un ataque a la esperanza. Pero aquí ya está en nuestras manos impedir que se cometa este último crimen contra Navalny. Además de detener otros asesinatos políticos que se están cometiendo en estos momentos.

Alexey es un hombre de extraordinario coraje, perseverancia y optimismo. Para nosotros siempre será un modelo a seguir, una persona que inspira, no nos permite rendirnos y da esperanza. Conservaremos este regalo.

Alexey, ¡gracias por todo lo que ya has hecho y por todo lo que aún se hará gracias a ti y por ti!

Nuestro más sentido pésame para la familia de Alexei Navalny y todos sus colegas.

Publicado en OVD-Info.
Foto: Evgeny Feldman

Portal ruso de derechos humanos sobre Alexei Navalny: “Esto no es una muerte. Esto es...