martes. 25.06.2024
seguridad-social

El Gobierno ha aprobado este martes el acuerdo alcanzado entre sindicatos, autónomos y la patronal para poner en marcha un nuevo sistema de cotización y protección basado en los ingresos reales de trabajadores encuadrados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Se acaba así con una “anomalía histórica” de este Régimen “que no soporta criterio alguno de equidad y da lugar a una infra-protección pública del colectivo del trabajo autónomo que no se puede prolongar más”.

Así se han pronunciado en un comunicado conjunto los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones de autónomos UATAE y UPTA, que celebran el acuerdo alcanzado y a su vez secundado por los representantes empresariales de la CEOE, Cepyme y ATA, y del que esperan logre un “amplio apoyo” en su tramitación parlamentaria.

El compromiso para poner en marcha un nuevo sistema de cotización y protección por ingresos reales se adquirió el 1 de julio de 2021 en la primera fase de la reforma del sistema de pensiones. El texto normativo fue aprobado por el Congreso en diciembre pasado, abriéndose a partir de ese momento un largo periodo de negociación que ha culminado en el acuerdo alcanzado y aprobado hoy por el Consejo de Ministros.

El horizonte para la implantación total de la nueva normativa es a 10 años. El 1 de enero de 2032 deberá culminarse el objetivo marcado y ya fijado jurídicamente vinculante de cotización por ingresos reales.

El acuerdo recoge la garantía jurídica expresa de que al final del periodo transitorio (2023-2032) el sistema de Seguridad Social contará con un sistema de cotización basado en ingresos reales para los trabajadores encuadrados en el RETA, en los términos en que lo establecía el acuerdo de diálogo social referido de julio de 2021.

PERIODO TRANSITORIO

A partir de 2023, los autónomos comenzarán a cotizar de forma progresiva en relación con sus ingresos reales, de tal manera que los que tengan menores ingresos reduzcan su cuota y la aumenten progresivamente quienes ingresan más.

“Este acuerdo reduce de manera relevante la enorme regresividad que hoy tiene el Régimen Especial de Autónomos donde una parte relevante de las personas con ingresos más elevados cotizan por una base mínima y, al tiempo, personas con bajos ingresos han de cotizar por cuantías superiores a los mismos”, subrayan autónomos y sindicatos.

Se hará de una manera creciente pero aún parcial hasta 2025. Ese año, deberá evaluarse la posibilidad de acelerar el ritmo del proceso o, en todo caso, definir el resto del periodo transitorio hasta 2031 hasta alcanzar el objetivo acordado para 2032.

En un plazo de 3 años (2023-2025) se ha de igualar la base mínima de cotización del RETA con la del Régimen General, manteniendo así la referencia de base mínima y base máxima en el RETA en los mismos términos que los utilizados en el Régimen General y acabando así “con otra anomalía más”.

De este modo, los autónomos con menores ingresos podrán acceder a bases de cotización reducidas en correspondencia con sus menores ingresos reales, pero el RETA mantendrá el esquema de cotización general del conjunto del sistema de Seguridad Social.

El concepto de “ingresos reales” deberá ser aplicado por la Agencia Tributaria para que sea ésta la que establezca en base a la información fiscal la base de cotización que corresponde a cada trabajador autónomo. Los agentes sociales subrayan en este sentido que “es evidente que el periodo transitorio es también un emplazamiento a la adecuada determinación y definición de los ingresos reales a efectos tributarios y de cotización a la Seguridad Social”.

El acuerdo también incluye mejoras de protección social relacionadas con la prestación por cese de actividad, en las que se consolidan con carácter permanente las prestaciones excepcionales puestas en marcha en el marco de la pandemia por Covid y se avanza en la equiparación del régimen de protección que ofrece la Seguridad Social en el Régimen General a través de medidas como la definición de la prestación por cuidado de hijo afectado por cáncer u otras enfermedades graves.

Por todo ello, “confiamos que tenga un amplio apoyo parlamentario para que se cumpla en todos sus términos y permita esta reforma estructural y fundamental que necesitaba nuestro sistema de Seguridad Social, ahora y en su implantación durante los próximos años”, han subrayado sindicatos y organizaciones de autónomos.

Autónomos cotizarán en función de sus ingresos reales: todas las claves de la reforma...