<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 02.04.2023
carromero


El dirigente del PP Ángel Carromero sería uno de los implicados en el supuesto espionaje al hermano de Isabel Díaz-Ayuso según ha desvelado El Confidencial.

Asesor directo de José Luis Martínez-Almeida, como director general de la Alcaldía, lo que le reporta un sueldo de 90.000 euros, ocupa además un cargo orgánico como vicesecretario electoral del PP de Madrid.

Bregado en las Nuevas Generaciones del PP, Carromero fraguó hace años su amistad con Pablo Casado cuando éste presidía la organización juvenil en Madrid bajo el liderazgo de Esperanza Aguirre.

La polémica en torno a su figura saltó cuando en julio de 2012 fue detenido en Cuba tras un accidente de tráfico en el que murió el disidente anticastrista Oswaldo Payá por el que fue condenado a cuatro años de prisión por homicidio imprudente.

Extraditado posteriormente a España, y tan solo dos semanas después de permanecer en prisión, se le concedió el tercer grado penitenciario lo que provocó las críticas de la oposición y obligó al entonces ministro José Manuel García Margallo a comparecer en el Congreso de los Diputados para explicar los detalles sobre el proceso de extradición.

Casado, Aguirre y Carromero

Durante su corta estancia en la cárcel de Segovia, Carromero fue visitado por Aguirre, quien le arropó personalmente a él y a su familia. La entonces presidenta de la Comunidad de Madrid exigió la apertura de una investigación internacional y defendió a Carromero asegurando que no era un delincuente.

Aguirre, durante su visita a Carromero en la cárcel de Segovia.

La investigación realizada en Cuba confirmó que el joven dirigente del PP acudió a la isla con visado de turista acompañado por el político sueco Jens Aron Modig, quien salió también ileso del accidente, para entregar dinero a Oswaldo Payá con el fin de crear una “ala juvenil” del Movimiento que presidía el disidente cubano. Los ‘cachorros’ del PP llegaron a tildar a Carromero como “mártir de la democracia y los derechos humanos”.

Por entonces se conoció que Carromero fue instruido por el propio Pablo Casado, pupilo de Aguirre, para la operación de entrega de dinero a Payá en Cuba. Tras el accidente, el diario cubano ‘Granma’ destacó que el joven dirigente del PP "no es precisamente un turista español como los miles que disfrutan de sincera y cálida hospitalidad" en Cuba, es "el vicesecretario general de Nuevas Generaciones, sector juvenil del Partido Popular de España, cercano a los connotados anticubanos José María Aznar, expresidente del Gobierno, y Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid".

En aquel momento, Carromero fue nombrado asesor de la alcaldesa Ana Botella, cobrando 50.000 euros, un trabajo que le posibilitó la obtención del tercer grado.

Su condena y paso por la cárcel no impidió que posteriormente fuera nombrado secretario general de Nuevas Generaciones del PP de Madrid donde muchos le acusaron de colocar a dedo a amigos suyos como presidentes locales de la organización juvenil.

Ahora, con despacho en Génova 13 y persona de confianza de Casado, García Egea y Almeida, Carromero sería uno de los implicados en esta trama de espionaje para desbancar a Ayuso, según El Confidencial.

En su comparecencia urgente ante los medios este jueves, el alcalde de Madrid ha asegurado que no tiene constancia de esta operación y que el Ayuntamiento no ha gastado dinero para contratar un detective: “No hay ni encargo ni pago”, ha dicho.

Sin embargo horas después, el propio Carromero presentaba su dimisión "con efecto inmediato".

¿Quién es Ángel Carromero, el hombre detrás del supuesto espionaje a Ayuso?