viernes 30/7/21

Macri: “Movilizarse es una pérdida de tiempo”

Mientras miles de trabajadores se manifestaban en Buenos Aires en contra de las políticas económicas de Macri, el presidente argentino sostenía que el reclamo era “una pérdida de tiempo”.

manifestacion argentina
Foto: Agencia de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma.

Mientras miles de trabajadores se manifestaban en Buenos Aires en contra de las políticas económicas de Macri, el presidente argentino sostenía que el reclamo era “una pérdida de tiempo”.


Convocada por la Confederación General del Trabajado (CGT), la marcha recorrió las calles de la Capital Federal y colmó la Plaza de Mayo. La consigna, según explicaron los representantes de las diversas organizaciones y gremios, fue la puesta en marcha de un plan de lucha, con paro general incluido. Para Jorge Triaca, Ministro de Trabajo, la movilización es “innecesaria, inoportuna y tiene un tufillo político”.

La historia no oficial muestra que los negacionistas que supieron gobernar el país, tuvieron el incondicional apoyo de los medios de comunicación que recibieron enormes beneficios a cambio de escribir la realidad al gusto y el placer de sus amos de turno. La desfachatez con la que Mauricio Macri y los suyos repiten la “realidad” -que luego reproducirán sus escribas formadores de opinión-, es la réplica exacta de otras desfachateces que en el pasado le dieron carácter a esa derecha que, cada cierto tiempo, reaparece para patearle el culo incluso a los que prometió salvar.

“Movilizarse es una pérdida de tiempo. Eso no lleva a ningún lugar”, ha repetido Macri, mientras que Triaca insistía en un tufillo que, desde mi perspectiva, emerge de otro lugar.    

Todo es posible con el aparato mediático que controla el gobierno. Incluso darse el lujo de convertir a la víctima en victimario. Haciendo uso de esa hegemonía informativa, que controla cerca del 90% de los medios de comunicación del país, el gobierno de Macri ha aprovechado los resultados de las elecciones PASO -y el escandaloso escrutinio provisorio de la Provincia de Buenos Aires- para relanzar el relato oficial de que la economía argentina “está creciendo”.

El domingo 13 de agosto, luego de las Elecciones Primarias, las portadas de los medios del poder construyeron una realidad en la que Cambiemos había arrasado en la Provincia de Buenos Aires (Distrito en disputa entre la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el actual Ministro de Educación, Esteban Bullrich). Sin embargo sólo se trató de una flagrante manipulación que tenía como finalidad sugerir la idea de éxito que Macri necesita para continuar aplicando la receta neoliberal que en sus casi dos años de gestión ya ha provocado, entre otras aberraciones, un incremento exponencial de la pobreza.   

Porque haciendo uso de la hegemonía informativa, Macri ha podido ejercer esta suerte de altruismo en pos de los que más tienen y, claro está, en detrimento de los más desposeídos. A estas horas las portadas de los diarios y sus periodistas a sueldo titulan en grandes caracteres: “La economía argentina está creciendo”. Y los más incautos aplauden, aún sin saber porqué; aunque convencidos –porque así lo expresó el presidente en los medios- de que movilizarse es una pérdida de tiempo.    

Macri: “Movilizarse es una pérdida de tiempo”