#TEMP
jueves 26/5/22

Presupuestos clasistas para tiempos de crisis

CCOO y UGT nos hemos reunido con el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida de la Asamblea de Madrid para hablar de Presupuestos Regionales para el año 2009. Nos reunimos el día en el que se conmemoran 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por las Naciones Unidas en 1948.

CCOO y UGT nos hemos reunido con el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida de la Asamblea de Madrid para hablar de Presupuestos Regionales para el año 2009. Nos reunimos el día en el que se conmemoran 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por las Naciones Unidas en 1948. Nos reunimos en tiempos de crisis, que harían aconsejable volcar todo el esfuerzo presupuestario en reactivar la economía, atender mejor a las personas desempleadas, reforzar la protección y cohesión social.

Derechos Humanos básicos, garantizados en tiempo de crisis. Ese sería el objetivo de las Administraciones, de los Gobiernos, de los estados, cuando asignan recursos presupuestarios. Pero no es el caso de Madrid. Esperanza Aguirre tiene otras preocupaciones y prioridades.

Lo dijo Inés Sabanés, los presupuestos de Esperanza Aguirre son un auténtico Plan de Rescate para quien no lo necesita. Sólo así se explica que el Gobierno Regional perdone 630 millones de euros a los 169.000 contribuyentes más ricos, al eliminar el impuesto del Patrimonio, mientras se olvida de los 2.850.000 contribuyentes restantes. Con sus gracias fiscales, Esperanza Aguirre, renuncia a recaudar 1.800 millones y da paso a las desgracias de una mayoría de ciudadanos que tendremos que pagar los 1.300 millones de euros más en los que habrá que endeudarse para que el Presupuesto no se derrumbe.

Con todo, el Presupuesto crece un escueto 2 por ciento en términos reales. Consejería como la de Economía retroceden un -10,27 por ciento, la Vivienda y Ordenación del Territorio un -15,8 por ciento. La Investigación, el Desarrollo y la innovación suponen poco más del 0,002 por ciento del Producto Interior Bruto Regional. Las Infraestructuras y Transportes dedican su esfuerzo a carreteras, abandonando el transporte público y condenándolo a nuevos tarifazos.

Desalentador, por lo tanto, el panorama para unos Presupuestos que deberían reactivar, en lo posible, la economía madrileña, cada día más maltrecha. Tampoco la apuesta presupuestaria apunta al empleo que pierde un -3,4 por ciento en su Consejería. El propio Servicio Regional de Empleo, con más de 100.000 parados más en el último año, experimenta un retroceso del -2,5 por ciento. Ni economía, ni empleo, ni mayor apuesta por la cohesión social, si tomamos en cuenta que sanidad o educación pierden peso en el presupuesto y que el incremento para atención a la dependencia viene, sobre todo, de los más de 38 millones de euros que el gobierno Central aporta a Madrid.

Coincidimos con IU en que nos encontramos ante los peores presupuestos desde hace muchos años. En tiempos de crisis estamos ante unos Presupuestos que procuran salvar las rentas más altas. Inútiles y hasta nocivos antes la crisis. Privatizadores, porque lo único que se mantiene intacto y crece es la cada vez mayor aportación a la iniciativa privada a la que se le entrega la gestión de los Servicios Públicos esenciales para la ciudadanía.

Si algo de sensatez quedase en este gobierno, atenderían algunas demandas de la oposición en forma de enmiendas a los Presupuestos y abrirían las mesas del diálogo social para negociar sobre economía, empleo y protección social en tiempos de crisis, con empresarios y sindicatos. Todo menos esta pasividad sin complejos, que va sembrando malestar cada vez mayores, sin dejar margen para alcanzar acuerdos, moderar los conflictos y evitar la crispación. No hablo de los trabajadores, que también. Hablo de las Universidades, de los usuarios de la sanidad pública, de nuestros mayores. De los empresarios. Hablo de una sociedad que, ante la crisis que no cesa, reclama serenidad, diálogo, consenso, respuestas, apuestas, mientras sus gobernantes regionales inauguran. Siempre inauguran. Sólo inauguran. Ayer un Belén, hoy un Micropolix, mañana un quién sabe qué-quién sabe dónde.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid

Presupuestos clasistas para tiempos de crisis
Comentarios