<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 10.12.2022
CUMBRE DEL CLIMA 2022

Los desastres naturales y la guerra de Ucrania marcan el inicio de la Cumbre del Clima

En la sesión de apertura no han participado Estados Unidos, China, India y Rusia

Las organizaciones sociales han denunciado que este año, debido a la actitud del régimen egipcio, no se puede celebrar una cumbre alternativa de colectivos y ONG.


Durante las ponencias inaugurales de jefes de Estado y altos cargos de los diferentes países a lo largo del lunes 7 y martes 8 de noviembre, se han escuchado grandes palabras y declaraciones de intenciones. Algunas de ellas han reconocido los enormes impactos que ya está causando el cambio climático e incluso se ha hecho mención a los combustibles fósiles y a la situación de grave emergencia en la que nos encontramos. Pero son muy pocos los líderes de los países que han emitido demandas claras sobre los compromisos y acuerdos a alcanzar durante este encuentro.

En los discursos inaugurales también se ha escuchado a los países occidentales solidarizarse con los países más vulnerables y admitir la situación alarmante y urgente que países como son las pequeñas islas del Pacífico advierten de manera repetida. Sin embargo, han sido los países del Sur global los que se han mostrado más críticos, contundentes y con demandas concretas.

En temas de financiación el presidente de Kenia, William Ruto,como representante del Grupo africano, ha cuestionado la confianza en el proceso en marcha, ya que hasta ahora el conjunto de países han sido incapaces de movilizar esos 100.000 millones de dólares del Fondo Verde para el Clima prometidos en 2010.

También Mia Amor Mottley, primera ministra de Barbados y una de las voces más críticas en los discursos inaugurales, ha señalado la necesidad de dejar de hablar y pasar a la acción en esta COP27, al tiempo que ha agradecido los esfuerzos de varios países como Bélgica o Dinamarca que se han comprometido ya a destinar financiación en el marco de pérdidas y daños.

El primer ministro de Tuvalu, Kausea Natano, ha pedido la creación formal de un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles. Se convierte así en el segundo país en hacerlo, al sumarse a la petición que ya hizo Vanatu, su país vecino del Pacífico. Una petición que, en opinión de las organizaciones sociales y ambientales, “puede contribuir a dar un impulso a este objetivo, igual que ocurrió en momentos similares con las propuestas de tratados para hacer frente a la amenaza de las armas nucleares, las minas terrestres y las armas químicas”.

La organización española Ecologistas en Acción, está presente en Sharm El Sheikh siguiendo las negociaciones, y ha recordado que la obligación de los líderes es “actuar, y desarrollar las medidas y las transferencias de fondos necesarias para enfrentar la emergencia climática, no pronunciar discursos que ya se han oído cientos de veces”.

Adaptación a la sequía y descarbonización de la economía, la propuesta de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez, ha insistido en su compromiso frente a la emergencia climática y ha hablado de la hoja de ruta para la descarbonización de la economía española para 2050. 

El hecho de que la Conferencia tenga lugar en Egipto motiva a que sea señalada como 'la COP africana', siendo numerosas las iniciativas orientadas a aumentar la resiliencia y adaptación de África frente al impacto de la emergencia climática, así como a garantizar la financiación necesaria para hacer frente a la transición y lograr progresos en el aumento de la ambición climática global.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, mantiene un encuentro con el secretario ejecutivo de la UNFCCC, Simon Stiell. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

Ante la emergencia climática, mantener una posición política y social de "indiferencia no admite absolución ante el tribunal de la posteridad", ha advertido el presidente Pedro Sánchez durante su intervención en el Plenario de la Conferencia, en el que ha estado acompañado por la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

"Desastres como el que vive el humedal de Doñana, santuario de biodiversidad único en su especie, no son aceptables, ni por indiferencia ni por descuido. Doñana es un lugar en el que, a las presiones locales, se suman el impacto de sequías extremas sin precedentes, la salinización de acuíferos y los cambios en la línea de costa. La combinación de todos estos factores amenaza su propia existencia. Solo un compromiso político máximo a todos los niveles podrá dar respuesta a todos estos desafíos", ha subrayado el presidente.

Asimismo, ha insistido en que la indiferencia nace de la decisión consciente de negarse a mirar, en la creencia errónea de que apartar la vista nos convierte en inmunes ante la inminencia de la devastación causada por la alteración del clima. Frente a esa actitud, en cambio, España ha elegido compromiso absoluto y ambición en la agenda de lucha contra la emergencia climática.

Ecologistas en Acción, por su parte, ha señalado que la  política de agua llevada a cabo por las Confederaciones Hidrográficas es negligente y supone uno de los factores que más están agravando el problema. En el caso de Doñana, la sobreexplotación del acuífero legal e ilegal, la falta de control de los vertidos o el crecimiento de las hectáreas de regadío son algunos de los problemas más acuciantes que el Gobierno debería abordar de forma urgente. Un caso que no es exclusivo de la cuenca del Guadalquivir, sino que se repite en todo el país, donde el exceso de cultivos de regadío o el inexistente control sobre la gestión hidroeléctrica están acelerando la desertificación del territorio e incrementando la degradación de los ecosistemas.

Alianza Internacional Resiliencia Sequía y compromisos financieros

El presidente Sánchez ha presentado el lanzamiento de la Alianza Internacional para la Resiliencia ante la Sequía, iniciativa liderada por España junto con Senegal y con el apoyo de la Convención de Naciones Unidas para Combatir la Desertificación. España aportará 5 millones de euros para que comience a operar.En la misma línea, ha comprometido 3 millones de euros para el Mecanismo de Observación Sistemática de la Organización Meteorológica Mundial, iniciativa impulsada por el Secretario General de Naciones Unidas. También aportará 2 millones de euros a la Red de Santiago, y se reforzará la contribución al Fondo de Adaptación con 20 millones de euros más.

Transición justa

Pedro Sánchez ha participado en una de las mesas redondas dedicada a la transición energética justa, área en la que España está considerada un modelo para muchos países.

En 2019, el Gobierno de España aprobó la Estrategia de Transición Justa para estructurar el proceso de cierre de las minas de carbón restantes y las centrales térmicas de carbón. El Gobierno está dedicando 800 millones de euros a las zonas de transición justa. En los últimos dos años, casi 700 personas han contribuido al proceso participativo para definir los Acuerdos de Transición Justa.

"Green shipping challenge"

Asimismo, el presidente del Gobierno ha participado en el acto del 'Green Shipping Challenge', convocado por el enviado especial para el clima de Estados Unidos, John Kerry, y el primer ministro de Noruega, Jonas Garhr Store.

La iniciativa tiene como objetivo movilizar al sector del transporte marítimo - puertos, transportistas, propietarios de carga y otros en la cadena de valor del transporte marítimo- en la senda de la mitigación de emisión de gases de efecto invernadero para alinearse con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5ºC.

Los desastres naturales y la guerra de Ucrania marcan el inicio de la Cumbre del Clima