martes 22.10.2019

El desastre español del agua

El tema del agua no preocupa absolutamente nada a los españoles y por supuesto menos a los políticos.

El desastre español del agua

La Unión Europea ha declarado a España como el país más árido del continente europeo. El 72% del territorio español está catalogado en una situación de estrés hídrico

El tema del agua no preocupa absolutamente nada a los españoles y por supuesto menos a los políticos. Sin embargo, deberíamos estar muy preocupados, pues la gestión del agua que tenemos es un absoluto desastre. Debemos saber, que las políticas hídricas llevan mucho tiempo aplicarlas y ya no disponemos de ese tiempo.

Las previsiones del CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) y el IPCC (Grupo de Expertos de la ONU), nos dicen que para el año 2100, habrá disminuido el agua disponible en España entre un 24 y un 40%. Sin embargo, el proceso se está haciendo cada vez más rápido del inicialmente previsto. El cambio climático está cambiando la concepción que teníamos del territorio español al dividirlo entre cuencas excedentarias y deficitarias. Actualmente, todas son deficitarias.

Las zonas más castigadas serán las zonas costeras del Mediterráneo, donde se concentra la mayor parte de la población y además soportan una gran presión hídrica con el turismo. Otra zona muy castigada será Castilla la Mancha.

El consumo de agua en el año 2017 fue en España de 29.000 Hm3. El 79% de toda el agua consumida fue para la agricultura, lo cual es una barbaridad. Somos junto a Portugal, los países europeos con la agricultura más derrochadora de agua. Sorprendentemente, este sector solo genera el 3,8% del PIB, unos 40.500 millones de euros anuales.

f3

Hay dos tipos de agricultura de regadío en España:

  •  Uno eficiente que gasta el 10% del agua y genera el 90 % del valor agrícola.
  • El regadío ineficiente que consume el 90% del agua y solo genera el 10% de la riqueza agrícola.

Hay en España casi 3.800.000 de ha. y sigue creciendo. Sin embargo, todos los estudios recomiendan descender las ha de regadío hasta los tres millones, con lo cual ahorraríamos muchísima agua. La reducción se haría con aquel regadío poco productivo y al mismo tiempo potenciaríamos aquellas has. que aumentaran la producción y disminución del consumo de agua, que será fundamental en un futuro.

f1

Otro aspecto importante, es que la ley marco del agua de la Unión Europea obliga a que el coste real sea pagado por el usuario, pero esto no se está cumpliendo en España. Todo aquello que exceda de 0,15 céntimos de euro el m3 no es rentable. Un ejemplo es el canal de Navarra que no paga el coste real del agua ¿Quién paga este desfase de tarifa? La respuesta es clara, todos los ciudadanos con sus impuestos ¿Es esto sostenible social y económicamente? ¿Por qué debemos financiar el agua a las multinacionales?

España incumple de forma sistemática la directiva marco de agua. Recientemente fue condenada a una multa de 12 millones de euros por falta de depuración de aguas residuales

El resto del consumo hídrico es del 16% para consumo humano y el 5% para la industria. Debemos saber, que un mismo producto industrial producido en Alemania, tiene un gasto de agua la mitad que el mismo producto fabricado en España

De los 29.000 hm3 que empleamos, el 72,7% proceden de aguas superficiales, el 22,5% provienen de los acuíferos y solamente el 1,1% provienen de la reutilización y el 1,9% de la desalinización.

Actualmente hay en nuestro país un millón de pozos de aguas subterráneas ilegales y se calcula que sacan tal cantidad de agua que darían de beber al país 1,3 veces. Están haciendo un uso privado de un bien público sin pagar. Es una vergüenza que después de cuarenta y cuatro años de democracia, los partidos de gobierno PSOE/PP hayan sido incapaces de poner coto a esta desvergüenza nacional, porque el último plan hidrológico 2015-2021, a finales de 2017 solamente se había ejecutado el 13,3% del presupuesto y la mayoría de ese dinero fue destinado a ampliar el regadío, pero no a hacerlo más eficiente y en la mayoría de los casos son gente poderosa.

La disminución del gasto estatal en el mantenimiento de las obras públicas ha disminuido entre los años 2007-2016 en un 42%. España invierte en infraestructuras hídricas un 54% menos de dinero que los principales países de la Unión Europea, cuando nuestras necesidades son muy superiores a las de estos países. Esta falta de mantenimiento hace que se pierda el 27% del agua de nuestras cañerías, mientras que en Europa solo supone el 12%.

La Unión Europea ha declarado a España como el país más árido del continente europeo. El 72% del territorio español está catalogado en una situación de estrés hídrico, mientras que Italia que sería un país homologable al nuestro solo es en un 26%.

Todo el mundo debe ser consciente que España ha carecido de política hídrica. Solo se ha pensado en el cemento y en dar negocio a las grandes empresas constructoras y eléctricas de este país. Esto ya es urgente que se acabe. Hay que ir a un pacto del agua, que pasaría necesariamente por el estricto cumplimiento de la directiva marco del agua de la Unión Europea, olvidándonos de trasvases y de hacer más pantanos.

España incumple de forma sistemática la directiva marco de agua. Recientemente fue condenada a una multa de 12 millones de euros por falta de depuración de aguas residuales. En noviembre de 2016, se sancionó a España con 46,5 millones de euros por el incumplimiento en el tratamiento de aguas residuales. Todavía hay 1,4 millones de españoles que carecen de depuración. España tiene abiertos hasta noventa procedimientos por sus incumplimientos en las políticas hídricas. Cada semestre debemos pagar once millones de euros por no estar operativas las depuradoras de nueve pueblos de más de 15.000 habitantes. Todo esto debería haber estado en funcionamiento en el año 2010. La calidad del agua de neustros ríos no cumplen mayoritariamente la normativa europea y además nos encontramos muy lejos de poderla cumplir.

La política de la desalación es de un escándalo total. El PSOE es partidario de la desalación, esta es una parte de la solución pero solo una parte, mientras que el PP es contrario a la desalación y sí partidario de los trasvases añorados que son una ruina.

Como consecuencia de esta disparidad de criterio en el tema de la desalación entre el PP y el PSOE hace que solamente esté en funcionamiento el 13% del potencial instalado de desalación. La Unión Europea subvencionó con más de 1.500 millones de euros nuestras desaladoras. 

Debemos saber que nuestro país es puntero en la tecnología de la ósmosis inversa y que estamos construyendo por todo el mundo desaladoras con gran éxito. Cuando salió Zapatero a finales de 2011, lo que hizo el PP es paralizar o terminarla,s pero no hacer por ejemplo las cañerías de conexión al sistema con lo que estas no podían funcionar.

El entonces ministro de Agricultura, el ínclito Miguel Arias Cañete, que sorprendentemente es el actual responsable de ecología de la Unión Europea, se reía diciendo que las depuradoras españolas solamente funcionaban al 12% de su capacidad, mientras estábamos demandando agua. Inmediatamente la Unión Europea dejó en suspenso el apoyo financiero a la desalación en España.

Para que seamos conscientes hasta donde llega nuestro desastre hídrico en un país que el agua es un tesoro, tenemos en la actualidad 425 campos de golf. El consumo de agua de un campo de golf con dieciocho hoyos supone el gasto en agua de una ciudad de 60.000 habitantes. Gran parte de estos campos de golf están situados en la denominada España árida, con lo que la crisis hídrica aumenta.

Todas las fuerzas políticas españolas deben ponerse de acuerdo en el desarrollo de un plan hidrológico basado en la ley marco del agua de la Unión Europea y que prepare al país para hacer frente a la escasez futura de agua. Para ello es preciso llevar políticas agrícolas totalmente contraria a las actuales, así como en la industria, todo ello encaminado a la no dilapidación del agua. Inversiones en las cañerías que eviten las pérdidas de agua. Buscando la mejor calidad del agua pública, para así evitar el consumo irresponsable del agua embotellada generadora de millones de toneladas de plástico que inundan la tierra.

Espero que sean conscientes de la gravedad del tema y busquen entre todos el bien del país, a eso se le llama ser patriota.

El desastre español del agua
Comentarios