<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 08.12.2022
HISTORIA DEL SOCIALISMO

Los socialistas ante el aumento del precio de luz para 1923

Portada de ‘El Socialista’ de 30 de diciembre de 1932 (4.333)
Portada de ‘El Socialista’ de 30 de diciembre de 1932 (4.333)

@Montagut5 | Terminando el año 1922 los socialistas se preguntaban si triunfarían, por fin, las Empresas eléctricas y se atropellaría al vecindario, ante la inminente subida del precio de la luz. Esto ocurría, por lo que vemos, hace cien años, eso sí, en otro contexto histórico.

Se esperaba un aumento del precio desde el mes de enero de 1923 en las tarifas porque las Empresas se creían autorizadas por una Real Orden que había dado en su día el Ministerio de Trabajo. Para los socialistas esto era un alarde de soberbia provocado por las poderosas influencias de estas compañías y gracias también al ambiente favorable que habían creado para sus pretensiones.

Pero todo esto no sólo era un ejercicio de soberbia y de influencia sobre el poder público, sino también suponía menospreciar al público al considerarle como víctima de abusos caprichosos, como se calificaba a las pretensiones de las Compañías.

Para los socialistas esto era un alarde de soberbia provocado por las poderosas influencias de estas compañías

¿Por qué? Pues porque, a juicio de los socialistas, la citada Real Orden del ministro Calderón, que autorizaba en principio la elevación de tarifas, establecía también unas premisas, es decir, condiciones, respecto de cuyo cumplimiento dependía que pudieran elevarse las tarifas.

La base segunda de la mencionada disposición gubernamental determinaba que las Empresas tenían que mejorar por todos los medios el servicio y atender las peticiones de fluido eléctrico, como condición inexcusable para poder subir las tarifas.

Además, se estipulaba que una comisión de técnicos comprobase si las Compañías cumplían dicha base, teniendo la obligación de emitir un informe para que, en última instancia, el Gobierno autorizase la subida.

En ese momento ya no era Calderón el ministro, sino Chapaprieta, que había declarado a la prensa que la comisión de técnicos lo entregaría el informe hasta el 1 de enero, y entonces lo estudiaría para tomar una decisión. En todo caso, avisaba el ministro que el público no tendría que pagar el aumento, si se autorizaba, hasta el primero de febrero, que era cuando se pagaban las facturas.

Los socialistas pensaban que si los consumidores de electricidad fueran sorprendidos deberían negarse en absoluto a pagar las facturas con aumento de precio

Los socialistas pensaban que si los consumidores de electricidad fueran sorprendidos deberían negarse en absoluto a pagar las facturas con aumento de precio, como ya anunciaban las Empresas.

También se recordaba en el comunicado, que se publicó el día 30 de diciembre de 1922, que la minoría socialista en el Ayuntamiento de Madrid había hecho saber que, independientemente de no estar justificada la subida de la luz, alguna Empresa como la Cooperativa Electra había contraído un compromiso formal de no sobrepasar el límite del precio que tenían las tarifas en ese momento.

Así pues, el periódico socialista animaba a no pagar ni un céntimo de aumento mientras no se produjera la resolución del ministro, y que no podía ser otra que oponerse a las pretensiones de las Compañías eléctricas, consideradas abusivas.

Prometemos seguir con esta cuestión histórica, que tanta actualidad tiene.

El comunicado socialista se puede consultar en el número 4333 de El Socialista.

Los socialistas ante el aumento del precio de luz para 1923