martes. 28.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Desde hace ya varios años la retribución de los pasivos en las entidades financieras está por debajo de la inflación y supone una pérdida constante de patrimonio por parte de los ahorradores.

Las rentabilidades de fondos de pensiones y de fondos de inversión se ven claramente mermadas por el cobro de altas comisiones que imponen las gestoras y por unos mercados bursátiles mayoritariamente estancados, cuando no en claro retroceso. Estas semanas que el IBEX 35 ha superado los 11.000 puntos después de una larga temporada por debajo de los 10.000 hay que recordar que antes de la crisis de 2007/2008 se encontraba en cifras como la alcanzada el 8/11/2007 de 15.945,7 puntos, nivel que nunca se ha vuelto a alcanzar desde entonces.

La elección de los activos a incluir en cada Plan de Inversión dependerá en gran medida del perfil de riesgo que tengamos y también del plazo que decidamos vamos a mantener el Plan activo

Muchos inversores tratan de optimizar sus resultados valorando las oportunidades que ofrecen los “planes de inversión”, invirtiendo a largo plazo con una cartera diversificada de ETFs, un instrumento que permite invertir de forma agregada en un conjunto de activos.

Los planes de inversión solo pueden ser creados desde la App móvil de XTB, sin embargo, los clientes pueden siempre ver su evolución también desde la plataforma web del navegador. Cada plan de inversión puede contener hasta 9 Fondos Cotizados o ETFs distintos. Al ser un producto creado por el ahorrador, cada uno puede incorporar aquellos que más le convengan pudiendo elegir entre casi 350 alternativas que ofrece XTB.

Gracias a los planes de inversión, los ahorradores pueden hacer crecer su patrimonio invirtiendo en los ETFs seleccionados desde cualquier cantidad de dinero, con unos costes realmente bajos. Este tipo de inversiones están especialmente pensados para inversiones a largo plazo como puede ser la preparación para la jubilación o compras que requieran un volumen importante de inversión.

Los fondos cotizados o ETFs no sirven únicamente para diversificar una cartera de acciones a bajo coste. Los ETFs sobre índices de acciones de EEUU, materias primas, compañías energéticas, bonos, mercados emergentes o negocio inmobiliario ofrecen al ahorrador exposición a prácticamente cualquier tendencia de inversión. Todas estas temáticas y muchas otras son accesibles a la hora de crear un plan de inversión.

¿Para quién son y qué contienen?

Los planes de inversión están diseñados para cualquier inversor, sin tener en cuenta su nivel de experiencia. La flexibilidad para abrir, cerrar, editar o aportar capital a los planes de inversión los convierte en un instrumento perfecto tanto para los que quieren invertir sus ahorros unos pocos meses con vistas a costearse las próximas vacaciones, como para aquellos que lo que buscan es ahorrar para comprar un coche o para su jubilación.

Los planes de inversión solo pueden ser creados desde la App móvil de XTB, sin embargo, los clientes pueden siempre ver su evolución también desde la plataforma web del navegador. Cada plan de inversión puede contener hasta 9 Fondos Cotizados o ETFs distintos. Al ser un producto creado por el ahorrador, cada uno puede incorporar aquellos que más le convengan pudiendo elegir entre casi 350 alternativas que ofrece XTB.

La base de la popularidad de los ETFs nació con los denominados “fondos sobre índices”, popularizados por John C. Bogue, el creador de Vanguard. Los ETFs sobre índices replican el comportamiento de los principales índices de acciones globales como el S&P 500, Nasdaq 100 y Dow Jones Industrial Average. 

Hoy en día existen ETFs que replican el comportamiento de prácticamente cualquier conjunto de activos. Desde bonos del gobierno de Estados Unidos, precios del petróleo, sectores, temáticas o índices de acciones. La función principal del ETFs es reflejar el comportamiento de los activos que tienen en su cartera. De esta forma, cuando los inversores compran participaciones, el fondo cotizado realiza la inversión en estos activos en nombre del cliente.

Los planes de inversión son una herramienta dedicada a todos los inversores, pero especialmente a los inversores pacientes de más largo plazo, que buscan tranquilidad en su inversión, no contar con muchos sobresaltos y en la medida de lo posible reducir la volatilidad y el riesgo.

En resumen, para aquellos que ven en los ETFs una interesante alternativa para sus ahorros. Pero como cualquier instrumento financiero, también tienen ventajas e inconvenientes.

Ventajas

Gran herramienta para los inversores tranquilos que prefieren un estilo de inversión pasiva. Mínimos de inversión realmente bajos, comisiones muy reducidas y mucha liquidez. Alta diversificación del capital. Baja volatilidad en las fluctuaciones del valor de la inversión.

Inconvenientes

Inconvenientes. Puede no cumplir con los requisitos de los inversores a más corto plazo, que prefieren un estilo de inversión más agresivo. Los ETFs seleccionados por el inversor pueden tener menos rentabilidad comparados con las grandes empresas o índices durante mercados alcistas. La diversificación no garantiza la rentabilidad, y también puede implicar pérdidas. Unos pocos ETFs pueden dañar el rendimiento de aquellos que lo estén haciendo bien. El exceso de concentración de patrimonio en una inversión pasiva puede limitar las opciones de asignación a otros activos más arriesgados.

Los índices como el S&P 500 o el Nasdaq 100 están compuestos únicamente por acciones de empresas que cumplen con unos criterios de capitalización específicos. Estos índices, además, se actualizan regularmente para dar entrada a las empresas que crecen con fuerza en el mercado y salida a aquellas que caen en Bolsa. La valoración de las empresas y el precio de sus acciones están unidos a la evaluación del mercado sobre la calidad de la gestión de la empresa y su capacidad de crecimiento de cara al futuro.

Los tipos de interés bajos empujan a los inversores a invertir en acciones porque las inversiones en renta fija ofrecen rendimientos más bajos. El crecimiento del PIB general en países ricos y economías desarrolladas con “créditos baratos” (bajos tipos de interés) estimula la demanda de productos de empresas privadas. El boom de la tecnología (internet o actualmente, la inteligencia artificial) ofrece a los inversores la oportunidad de evaluar el crecimiento y los beneficios de las empresas tecnológicas por encima de la media.

A la hora de invertir en ETFs, independientemente del activo que repliquen, es importante tener en cuenta que invertir conlleva riesgos, incluso cuando se apuesta por empresas de gran tamaño.

No necesitas pagar a ningún asesor financiero para empezar a invertir en ETFs que replican índices del mercado como el S&P 500 o el Nasdaq 100. Puedes hacerlo por tu cuenta, en tu cuenta del bróker con acceso a ETFs. Recuerda que siempre puedes retirar el dinero.

Invertir en una cartera diversificada es una manera efectiva de reducir el riesgo de registrar pérdidas por los movimientos del mercado, aunque los inversores deben tener en cuenta que el riesgo no puede eliminarse por completo y que las operaciones en el mercado bursátil pueden traducirse en pérdidas, sobre todo si carecen de conocimientos o no realizan un buen análisis previo de la situación del mercado.

La elección de los activos a incluir en cada Plan de Inversión dependerá en gran medida del perfil de riesgo que tengamos y también del plazo que decidamos vamos a mantener el Plan activo

¿Qué son y cómo funcionan los planes de inversión?