#TEMP
sábado. 02.07.2022

El portavoz socialista en materia de Sanidad en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, ha solicitado al Gobierno del PP de Ignacio González, los datos, informes, estudios o documentos que hayan sido tenidos en cuenta por los populares para proponer la privatización de seis hospitales en la Comunidad de Madrid.

“El Grupo Parlamentario Socialista ha solicitado con carácter de urgencia que el Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid nos entregue cualquier estudio o informe que tenga en relación a los seis hospitales que quiere privatizar” ha explicado el responsable socialista para recordar que el consejero del ramo, Javier Fernández-Lasquetty, aseguró en sede parlamentaria que su equipo cuenta con tales informes, aunque no aportó un solo dato o cifra sobre esos supuestos estudios que, según el PP, avalan la privatización de seis hospitales, así como 27 centros de salud madrileños.

De esta manera, Freire ha mostrado el temor de los socialistas madrileños de que tras el denominado ‘Plan de Medidas de Garantía de la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid’ se escondan “intereses pocos transparentes” por lo que solicita tal documentación. “El Gobierno ha asegurado que tenía estudios, pues bien, si los tiene que nos lo entregue lo antes posible para que ciudadanos, profesionales y representantes políticos podamos examinarlos” ha concluido.

La secretaria de Sanidad del Partido Socialista de Madrid y diputada en la Asamblea, Laura Oliva, ha acudido al Instituto Cardiológico de Madrid para reunirse con el comité de empresa y valorar la situación que se está produciendo con el anuncio por parte del Gobierno de Ignacio González.

“Cuando los socialistas gobernemos devolveremos los servicios sanitarios a sus verdaderos propietarios que son los madrileños”, ha sentenciado

Laura Oliva ha criticado que la Consejería que dirige Javier Fernández Lasquetty "ha procedido, de manera absolutamente irregular, a cambiar su nombre en la página web de la Consejería" pasando a llamarlo centro y no hospital.

La dirigente socialista ha señalado que gracias a este centro pacientes con problemas cardiológicos eran atendidos "en el plazo más breve de tiempo y se descargaba la presión a otros hospitales y centros de salud.

"No es un servicio más del Hospital Clínico, sino un centro con entidad propia y los socialista creemos que debe seguir manteniendo sus funciones como hasta ahora", ha matizado

En relación a la huelga que se está llevando a cabo por la sanidad madrileña en la Comunidad, Oliva ha destacado que es “algo histórico” ya que no es habitual que los sanitarios profesionales y no profesionales, lo que da una idea del ataque que está sufriendo la sanidad pública y que ya se vio en la manifestación del pasado día 18 de noviembre

Asimismo la secretaria de Sanidad del PSM ha incidido nuevamente y como ya anuncio el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez que el modelo socialista para la Sanidad Madrileña será “financiada y gestionada públicamente” y ha lanzado otro aviso las empresas interesadas en participar en lo que ellos denominan el negocio de la sanidad pública madrileña, recordándoles que “cuando los socialistas gobernemos devolveremos los servicios sanitarios a sus verdaderos propietarios que son los madrileños”, ha sentenciado

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa del centro, José Antonio Rivero, ha afirmado que lo que pasa en este centro es "un ejemplo de la desvergüenza del PP en materia de sanidad".

Así, ha indicado que ya se les ha comunicado oficialmente el cierre del Hospital Instituto de Cardiología, que el personal fijo se va a integrar en el Clínico y que el eventual iría "a la calle".

Rivero, que ha opinado que esta acción "desenmascara la forma de hacer de la Comunidad de Madrid", ha señalado que esta medida va "en perjuicio de los cientos de personas que está atendiendo".

Según ha explicado, los usuarios "difícilmente van a encontrar" en otro lado la relación médico-paciente que tienen en el centro y van a "formar parte de una larga e inmensa lista de espera".

En el caso de los trabajadores, ha resaltado que si se lleva a cabo el cierre del centro perderán su empleo 50 profesionales y alrededor de 130-140 eventuales que ahora trabajan en el Clínico.

El PSM pide los informes que justifican la privatización sanitaria
Comentarios