miércoles. 21.02.2024

Como consecuencia de la nueva crisis que estamos viviendo en el mundo de las criptomonedas provocado por el derrumbe de la plataforma FTX se ha hecho viral en las redes sociales un meme en el que un atormentado inversor proclama “El casino no es justo”.

Sorprende que en el imaginario colectivo se identifique el invertir en criptomonedas o en otros activos de riesgo como “jugar a la ruleta rusa” o “apostar en un casino”.

Si todas las comparaciones son odiosas esta mucho más porque es como comparar peras con manzanas. En efecto ambas son una fruta pero no tienen nada que ver una con otra.

En los mercados financieros inviertes pensando en una rentabilidad futura y tu capacidad de control sobre los fondos que inviertes es nula. Por el contrario cuando una persona juega en un casino online es perfectamente consciente que está practicando un juego en el que puede ganar o perder y que todo depende del azar, de esa maldita y esquiva suerte que a veces sonríe a los afortunados.

Debes cerciórate que el casino en el que quieras jugar esté autorizado por la Dirección General de Organización del Juego de España, si no tienen dicha autorización recuerda que no son legales

Lo importante a la hora de ir a jugar a un nuevo casino online o a apostar a un caballo o a un resultado de fútbol es conocer tu límite. Apostar sólo una pequeña cantidad de lo que dispongas sin poner en riesgo tu estabilidad financiera y tu bienestar personal y de tus personas cercanas. Sabes que puedes ganar o perder. Esa es una diferencia fundamental por ejemplo con los inversores y accionistas del Banco Popular que de la noche a la mañana, sin esperarlo y contra todo pronóstico, vieron perder todo el dinero que habían metido en un banco que en su día fue el más rentable del mundo.

Ante lo imprevisible de las inversiones en un mundo en guerra, con una inflación planetaria muy elevada y con riesgos reales de “cisnes negros” en el horizonte no es de extrañar que cada vez más personas opten por dedicar parte de sus ahorros al juego de casino. Por ello continuamente aparecen nuevos casinos que tratan de ocupar un lugar al sol de ese mercado.

En la última década el número de jugadores activos prácticamente se ha triplicado en España, y se ha producido un incremento importante de las cantidades apostadas y los resultados financieros del sector.

La universalización del uso de dispositivos móviles con internet y la proliferación de redes wiffi generalizadas está siendo un potente motor para los que practican las apuestas en casinos on line.

Hay páginas especializadas que analizan en profundidad las nuevas propuestas que van apareciendo en España, mediante estudios realizados por expertos en seguridad web, manejabilidad y confianza. Se valoran los métodos de depósito y retirada de ganancias, los bonos que se ofrecen, la variedad y novedad de los títulos, los certificados de seguridad, las plataformas de pago y de forma relevante el servicio que se presta al cliente y la rapidez en las respuestas a cualquier duda o demanda.

Por todo ello antes de probar en nuevos lugares de juego es importante informarse bien de sus características y tomarse el tiempo necesario para tener garantías y no llevarse sorpresas. Como decía la canción “La vida te da sorpresas”… y a veces no son agradables.

Por ello debes cerciórate que el casino en el que quieras jugar esté autorizado por la Dirección General de Organización del Juego de España, organismo público que se encarga de la gestión de esta actividad. Si no tienen dicha autorización recuerda que no son legales.

Nuevos casinos on line