martes. 28.05.2024
mujeres_paracaidistas
Imagen: @PAPEAire

Teresa Franco |

Las maravillosas palabras que la surfista Bethany Hamilton nos dedica a todas las mujeres tienen hoy un sentido especial para las que se lanzan desde un avión en estos momentos. “Coraje, sacrificio, determinación, compromiso,  resistencia, corazón, talento y valentía. De esto están hechas las chicas; somos el diablo con azúcar y pimienta”. Con su mensaje enviamos mucho ánimo a las paracaidistas que nos van a representar en el 46º Campeonato Mundial de Paracaidismo el próximo mes de julio, esta vez en Hungría.

El equipo paracaidista español femenino está formado por unas mujeres militares destinadas en diferentes partes del país. Tienen que hacer un esfuerzo titánico para entrenar juntas. Aquí somos un altavoz para que, de quien dependa, tenga en cuenta que sólo con tiempo, material y las mejores condiciones se pueden obtener los mejores resultados y superarse a lo largo del tiempo. A estas mujeres les une un sentimiento único: están enamoradas de este deporte. A unas les puede gustar más una modalidad u otra, pero tienen la pasión común por saltar y competir. Nuestras paracaidistas han participado en campeonatos europeos en Suiza, Austria, Italia, Alemania, Eslovenia, Croacia, Eslovaquia. También han participado en Brasil, Indonesia, China, Australia, Corea y Rusia. Han hecho exhibiciones en Estados Unidos o Marruecos y en diferentes intercambios.

Una de ellas es María del Carmen, Mamen, Hernández Hurtado, cabo del ejército del Aire y la única integrante que hoy día queda en la Patrulla Acrobática Paracaidista. La recordaréis porque ha sido la primera mujer en desplegar en el aire la bandera de España en el desfile de las Fuerzas Armadas y campeona  nacional. Otra, Diana Vetia Ruiz, cabo primero perteneciente al Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC), fue integrante de la Patrulla Acrobática. Se ha lesionado recientemente, pero si alguien entiende de caerse y levantarse, de tener paciencia y estrategia, de resistir y llegar alto es ella, como buena boina verde y mujer luchadora. Mucho ánimo. María Soledad, Sol, Agea Cuadrado, cabo primero del EA perteneciente al Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), primera española en 2010 en conseguir pódium internacional. Elisabeth Hernández, actualmente guardia civil, también campeona de España y en su día, como las anteriores compañeras, integrante de la patrulla acrobática paracaidista (PAPEA) . Y María Isabel, Maribel, Amat, brigada del ejército de Tierra, una mujer que en cuanto probó lo que era saltar lo convirtió en su modo de vida.

En estos momentos se está celebrando el campeonato nacional en la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada, en Murcia. De él saldrán los nombres de quienes integren los equipos masculino y femenino para representarnos en las diferentes pruebas que se desarrollan en el mundial. Allí están ahora estas mujeres hechas de coraje, sacrificio, determinación, compromiso,  resistencia, corazón, talento y valentía.

En el mundial encontrarán tres pruebas. Una es la prueba de precisión Aérea, clasificatoria a nivel individual y por equipos. Quienes compitan saltarán desde una aeronave a mil metros de altura y se escalonarán para llegar al punto donde tienen que pisar con el talón en un círculo de dos centímetros de diámetro que se encuentra sobre una colchoneta donde está conectado a un marcador para registrar la marca. 00 es la mejor marca, la más precisa. Otra prueba es la caída en formación. Consiste en realizar, mediante sorteo, la combinación de una serie de figuras y bloques de caída libre desde un lanzamiento de más de tres mil metros de altura donde contarán el máximo de puntos realizados durante treinta y cinco segundos en cada uno de los ocho lanzamientos. Y también tenemos la prueba de estilo. Es únicamente clasificatoria a nivel individual. Quien compite hace una serie de giros, ejercicios, según sorteo, en el menor tiempo posible, durante la caída libre.

Estamos hablando de un campeonato mundial donde participan los mejores equipos de cada país y donde se reúnen alrededor de sesenta países de todo el mundo.

Estas mujeres están consiguiendo que exista interés por el paracaidismo entre las chicas. Cada año consiguen un poquito más, por ejemplo más tiempo para entrenar. Aunque todo es mejorable, le dicen a las jóvenes de hoy que quieran ser paracaidistas en el futuro que lo prueben y se preparen. Si vienen con gran ilusión y buena actitud será un placer hacerles el relevo a las veteranas. Se van a llevar grandes satisfacciones pero detrás de todas ellas hay grandes sacrificios. Es una experiencia de vida, un orgullo estar y representar a tu país cuando se compite fuera. Viajar es un verbo pegado a esta actividad y se forjan valores únicos. Se destaca la amistad en el deporte.

Sería muy interesante que este deporte fuese reconocido a nivel olímpico y visibilizado. La mayoría de personas lo desconoce, desconoce sus modalidades.

Nos quedamos expectantes. ¿Ganarán el mundial? Ellas lo van a dar todo.

¿Ganarán el mundial? Ellas lo van a dar todo