martes. 18.06.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Siempre desde la mediación y en mi caso en particular, he defendido la necesidad de ensalzar los valores humanos. Solo mediante ellos podemos lograr una convivencia mejor y sobre todo un respeto al dialogo y la paz.

Somos expertos en gestión de conflictos y desde hace mucho tiempo, venimos oyendo en la mesa de negociación: “si es que se han perdidos los valores, el respeto, la educación”

¿Qué significado tiene esto? Pues principalmente que cuando medio tengo un valor añadido de educar a nuestros clientes. Imagínese el lector si ello sería más que aplicable a nuestros políticos, dirigentes y sectores sociales.

Pero ¿Qué son los valores humanos?

Los valores humanos son pautas que orientan el comportamiento y las actitudes de las personas respecto a lo que se considera correcto e incorrecto. Se pueden hallar en todas las culturas y sociedades. Su objetivo es facilitar la armonía y mejorar la convivencia con los otros, premisas fundamentales para la paz.

Los valores humanos son pautas que orientan el comportamiento y las actitudes de las personas respecto a lo que se considera correcto e incorrecto

Partiendo de la filosofía, ciencia que nunca deberíamos de abandonar en nuestra vida, surgen valores tan importantes como la colaboración., la buena fe, el respeto, la solidaridad, la bondad, la tolerancia, la honestidad y la empatía. Solo a través de ellos podemos conversar y dialogar en armonía.

Por eso insisto tanto en mis conferencias en la importancia del primer encuentro con nuestros mediados, ya que en él se produce la legitimación hacia mi persona, para que crean en mi mensaje y les pueda ayudar, en el que ensalzo los valores humanos que han de tener si quieren que yo les dedique mi tiempo

Los valores humanos son numerosísimos, ya que solo mencione aquellos que veo día a día, necesarios en mi trabajo, pero lo cierto es que podríamos decir que no todos ellos tienen la misma importancia dependiendo del conflicto que les afecta.

Los valores pueden cambiar según los factores del conflicto, igual que cambia en la sociedad atender uno u otro aspecto en función a la actualidad, pero lo cierto es que defenderlos, es crear una verdadera guía, para respetar la tolerancia y la universalidad de los mismos

Por eso amigos, ser honestos, actuar con la verdad, ser respetuoso y solidario, suponen un estado de armonía y por tanto de ausencia de conflicto y calma tanto a nivel individual como colectivo. 

La importancia de los valores humanos radica en su defensa y promulgación a los cuatro vientos, ya que los valores humanos son esenciales para construir sociedades más justas y equitativas.

Sabemos que con esos valores no nacemos; hay que adquirirlos para que acaben formando parte de cada uno, de nuestras propias relaciones con los demás

Y no olvidemos que su grado de cumplimiento va a depender en buena medida, de todo aquél que se encuentre con situaciones de conflicto, donde se defienda la ética y la moral. Todo lo demás se lo dejo a esos políticos que en buena medida no entienden que para llegar a soluciones, finales de guerra, debates, etc. Tienen que llevarnos a la “casilla de salida” para recuperarlos.

Sabemos que con esos valores no nacemos; hay que adquirirlos para que acaben formando parte de cada uno, de nuestras propias relaciones con los demás y se adquieren con la práctica habitual.

Los valores, nuestros valores, no están al libre albedrío de un cambio normativo o una decisión, por eso tienen o han tenido que convivir con nuestro crecimiento personal en la práctica diaria.

No puedo para terminar, más que repases conmigo tu lista de valores, esos que te hacen pensar como gestionar tus emociones y tus relaciones. Y sobre todo no caer en la tentación de no respetarlos, porque te hará volver a “la casilla de salida”. 

Y si lo necesitas y quieres saber más, aquí tienes un enlace de una “verdadera joya” sobre los valores humanos, realizado por mediadores/as de varios países en plena pandemia. Te lo puedes descargar de forma gratuita.

Para lograr la paz hay que volver a la casilla inicial: recuperar los valores