lunes. 22.04.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

El sector del juego online en España sigue creciendo año tras año, y esto se debe a muchos factores diferentes. Por ejemplo, en nuestro país, el juego online está sujeto a unas estrictas regulaciones y control por parte de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), lo que garantiza que los casinos online son auténticos y fiables. Esto hace, por ende, que los jugadores se sientan más seguros a la hora de jugar en ellos. 

Un análisis detallado del mercado, según este propio organismo, revela un incremento significativo en los ingresos brutos del año pasado, con un aumento del 28,38 % y alcanzando la cifra de 1.236 millones de euros. La mitad de estos ingresos provienen de los juegos de casino online, aunque las apuestas deportivas están cada vez más presentes.

Lo cierto es que se espera que la demanda continúe aumentando hasta el punto en que se mantenga estable a lo largo de los años

El número de jugadores activos también ha aumentado un 2,69 %, sumando más de 1,6 millones de jugadores, lo que no sólo muestra que cada vez hay más personas que se entretienen en este tipo de juegos, sino que también los hábitos de entretenimiento online están cambiando.

El crecimiento del juego online en España y su rigurosa supervisión contrasta con la situación de otros países, en los cuales el control no es tan exhaustivo. Por ejemplo, en Chile todavía no existe un organismo que se encargue de regular los casinos online, así que los operadores siguen a la espera de poder ofrecer sus plataformas de una forma más convincente. De hecho, en España, contar con la presencia de un marco legal tan claro es uno de los principales factores que ha generado más confianza en la industria. 

También las inversiones en marketing han hecho su trabajo. En 2023, llegaron a sumar 402,78 millones de euros, con un aumento del 7,55 % con respecto al año anterior. Estas inversiones incluyen principalmente, acuerdos y afiliaciones, patrocinios, promociones y publicidad. Las empresas se enfocan, especialmente, en atraer a nuevos usuarios y en mantener a los ya registrados. 

Por otro lado, las previsiones para este 2024 son positivas, a pesar del Real Decreto que prohibió la publicidad de los bonos de bienvenida y restringió el mercado. Aún así, el nuevo panorama ha creado un entorno de juego mucho más transparente y, sobre todo, menos invasivo a la hora de captar nuevos jugadores.

Lo cierto es que se espera que la demanda continúe aumentando hasta el punto en que se mantenga estable a lo largo de los años. Y esta estabilidad y consolidación del mercado se verá, sin duda alguna, respaldada por la madurez de la industria y por la creciente adopción de los juegos de casino como una forma de entretenimiento más. 

El juego online crece en España y lo seguirá haciendo en este 2024