sábado. 13.04.2024
SABINO ARANA FUNDAZIOA
Foto: Sabino Arana Fundazioa

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

@Montagut5 | En Nuevatribuna.es, ya hace tiempo, estudiamos en una pieza el origen del nacionalismo vasco. Pues bien, la evolución del PNV ha sido compleja porque, a pesar de su intento de convertirse en un Partido que ha pretendido ser el vehículo de toda la comunidad vasca, o al menos de la nacionalista, ya que siempre ha tenido que competir con la presencia socialista, especialmente en Bizkaia, ha vivido escisiones importantes, que tendría que ver, entre otras cuestiones, con una especie de doble alma nacionalista, una ortodoxa, de las esencias, muy católica y hasta conservadora en línea con lo marcado en su momento por Sabino Arana, y otra más posibilista, más progresista, y vinculada a los cambios que se han ido produciendo tanto en el País Vasco como en España. Aunque las corrientes y las soluciones organizativas han cambiado en la larga historia del nacionalismo vasco, y se han podido mezclar entre sí aspectos de cada una de las dos tendencias, en cierta medida han llegado hasta nuestra democracia.

En este trabajo queremos estudiar al Partido Republicano Nacionalista Vasco, que podríamos encuadrar en el área no ortodoxa o posibilista, ya que pretendió por vez primera aunar el nacionalismo vasco con posiciones republicanas y laicas.

La propia inauguración del Centro Nacionalista Republicano Vasco de Bilbao fue tormentosa porque los nacionalistas asaltaron el mismo para intentar retirar el retrato de Sabino Arana

En 1909, Francisco Ulacia creaba el Partido Nacionalista Liberal Vasco. Ulacia fue un destacado médico dermatólogo, escritor y político nacido en Cuba. Abrió su consulta en Bilbao y trabajó en el Sanatorio Bilbaíno. Miembro del PNV, sería elegido concejal en Bilbao en 1902 y 1904. Pero se indignó ante la pasividad del Partido en relación con las intensas críticas del alto clero, especialmente del obispo de Vitoria. Los nacionalistas vascos eran intensamente católicos, rozando el integrismo, pero no querían enfrentarse a la jerarquía que, en ese momento lanzó una verdadera campaña contra el nacionalismo vasco porque la Iglesia no quería bautizos con nombres vascos. Así pues, abandonó el PNV, adoptando una posición laica, colaborando en El Liberal de Indalecio Prieto. En el periódico Ulacia animó a los seguidores del PNV a abandonar la formación para arrojar el “peso muerto de la religión” y para que fomentasen las ideas vascas encaminadas para la formación de la República. Así pues, se terminaría de formar a comienzos de 1911 el Partido Republicano Nacionalista Vasco de la mano del propio Ulacia y de Segundo Ispizua y Pedro Sarasqueta. La formación parecía tener como referencia la Unión Federalista Nacional Republicana (UFNR), un partido republicano federalista y catalanista, que tuvo una vida relativamente corta, entre 1910 y 1917, con miembros a destacados políticos progresistas catalanes, que luego desempeñarían papeles en otras formaciones. Pues bien, sus iniciales éxitos electorales animaron, sin lugar a dudas, a los vascos.

La creación del nuevo Partido generó una evidente polémica en el seno del nacionalismo vasco. La propia inauguración del Centro Nacionalista Republicano Vasco de Bilbao fue tormentosa porque los nacionalistas asaltaron el mismo para intentar retirar el retrato de Sabino Arana que los nacionalistas republicanos habían colocado en el mismo. El PNRV tuvo como órgano de expresión la revista Azkatasuna (Libertad).

Otros miembros destacados del nuevo Partido, además de los nombrados, estarían Francisco Zubitarte y Víctor Gabirondo.

Ulacia intentó un acercamiento al Partido Reformista de Melquiades Álvarez, pero eso generó polémica interna. En 1913 el Partido se disolvió. 

En 1930, Ulacia volvió a intentar el lanzamiento de una alternativa nacionalista laica con el semanario Frente, aspirando a ser portavoz de todos los antimonárquicos de Vizcaya.

Algunos autores consideran que el PNRV es un claro precedente de la Acción Nacionalista Vasca, que estudiaremos en su momento.

El partido republicano nacionalista vasco