viernes 28/1/22
MOLESTIAS DE RUIDOS Y CONTAMINACIóN

Asociaciones de vecinos, centros educativos y culturales del barrio Universidad denuncian el silencio del ayuntamiento ante la demanda reiterada de restringir el tráfico en la calle Amaniel

Vecinos e instituciones educativas y culturales denuncian que el personal de movilidad se sitúa en calle Reyes con Amaniel y en Travesía de Conde Duque con Amaniel dando paso de forma ininterrumpida al tráfico que circula a una velocidad muy superior a la permitida.

amaniel
Imagen de Google Maps de la confluencia entre las calles Amaniel y La Palma
  • Los denunciantes afirman que el tráfico se ha incrementado en un 90% en la calle Amaniel desde el cambio de dirección de la calle Reyes hace casi cuatro años.
  • Las aceras de la calle en muchos tramos no superan los 45 centímetros.
  • Los vecinos denuncian que se sienten totalmente abandonados por el ayuntamiento y que el concejal de centro ni siquiera se ha dignado a contestar.

La Asociación de vecinos de Malasaña y la Asamblea ciudadana del barrio universidad, el Real Monasterio y escuela infantil Comendadoras de Santiago, El Museo ABC y el Conservatorio profesional de música Amaniel, han enviado una carta al Ayuntamiento para que restringa el tráfico en la calle Amaniel, situada en el barrio de Conde Duque en pleno centro de Madrid.

De acuerdo con el conjunto de colectivos denunciantes, hace casi cuatro  años y con motivo de la edificación de una residencia de ancianos en la calle Dos Amigos y de forma temporal, según lo transmitido por la concejalía de centro del Ayuntamiento, se produjo el cambio en la dirección de la calle Reyes convirtiéndola en calle de doble dirección. Desde ese momento el tráfico proveniente de la Cuesta de San Vicente y Plaza de España enlaza con la calle Amaniel convirtiendo a esta calle en catalizadora del tráfico, en su inmensa mayoría (más de un 95%), de transito hacía la calle Alberto Aguilera.

Molestias de ruidos y contaminación. Los vecinos e instituciones educativas y culturales denuncian que el personal de movilidad se sitúa en calle Reyes con Amaniel y en Travesía de Conde Duque con Amaniel dando paso de forma ininterrumpida al tráfico que circula a una velocidad muy superior a la permitida. Lo anterior motiva molestias a los vecinos causadas por el ruido que se genera y que se amplifica al tratarse de una calle estrecha y en cuesta. Además se produce colapso en el tráfico con el correspondiente toque de claxon por parte de  los conductores en los cruces de Amaniel con Travesía de Conde Duque y en Noviciado con la calle San Bernardo. 

Riesgo para los vecinos. Además, y lo que es más preocupante,  hay que añadir la elevada peligrosidad para los vecinos que está causando gran alarma social. El barrio es reducido pero cuenta en pocos metros con un instituto en la confluencia de la calle Reyes con Amaniel, una escuela infantil en la Plaza de las Comendadoras, un conservatorio en  la misma calle Amaniel, dos museos, un complejo cultural y numerosas tiendas y establecimientos que apuestan por este barrio, sencillo y recogido pero en el corazón de Madrid. Las aceras en muchos tramos de la calle no alcanzan los 45 centímetros y si se cruzan dos personas una tiene que bajarse a la calzada. Apenas cabe un carrito de niño y los coches que circulan a alta velocidad no respetan en muchos casos los pasos de cebra. Nos consta que se han producido varios altercados, hasta el día de hoy sin graves consecuencias. No obstante, el riesgo de que se produzca un accidente de consecuencias irreparables  es muy elevado.

El silencio por respuesta. Orencio Vázquez, portavoz de la plataforma de instituciones denunciantes afirma “Hace tres años y medio mantuvimos una reunión con el ayuntamiento en la que se nos aseguró que se trataba de un tema provisional y que en dos meses quedaría solucionado. El actual equipo de la concejalía centro ni siquiera nos contesta. Le hemos remitido una carta hace un mes y no hemos recibido respuesta”.

Orencio Vázquez añade “el tráfico sigue en aumento y empeora y contrarresta todas las iniciativas que se puedan tomar para aumentar la calidad de vida de los vecinos y de la actividad comercial y cultural que se están intentando desarrollar en el barrio, además de poner en grave riesgo a los vecinos y especialmente a los estudiantes que acuden al conservatorio, al instituto Cardenal Cisneros y al colegio de Comendadoras”.

Asociaciones de vecinos, centros educativos y culturales del barrio Universidad...
Comentarios