viernes 30/10/20

El cuento de Blancanieves: arquetipo 'jungiano' del cuidador

blancanieves

El arquetipo es definido por Carl Jung, como unos patrones e imágenes arcaicas universales que proceden del inconsciente colectivo universal y son el contrapeso psíquico del instinto.

¿Que entiende Jung por inconsciente colectivo? Para este autor, es un inconsciente que compartimos todos los seres humanos independientemente de nuestra cultura, sexo o experiencias vividas (ver mi artículo en Nuevatribuna Pulgarcito: un cuento infantil arquetípico universal). Para Jung hay un sustrato psíquico común para todas las personas. Los individuos no desarrollan los arquetipos desde sus experiencias individuales sino desde las colectivas. Uno de los arquetipos individuales es el del cuidador. Este arquetipo tiende a ayudar y a proteger a los demás, buscando evitar cualquier daño a su protegido. La estabilidad emocional es una de las grandes virtudes del arquetipo del cuidador. Dentro de cualquier arquetipo individual hay niveles de más o menos grado en sus rasgos individuales.

En este cuento infantil de Blancanieves, se nos relata como a partir de un maleficio de su madrastra, que no podía soportar que su espejito mágico le comentara que la mujer más bella del reino no fuera ella, sino Blancanieves, mandó a un cazador que se llevara a la niña al bosque y la matara. El cazador en el bosque se apiadó de Blancanieves y allí la dejó abandonó.

Corriendo por el bosque Blancanieves llegó a una casita diminuta, donde todos los utensilios eran para siete ocupantes. Aquellos ocupantes eran siete enanitos, que adoptaron a aquella niña perdida para que cuidara de su casita y se sintieron felices porque su vida había cambiado no sólo en el orden y limpieza de su casita, sino en el cuidado individual de cada uno de ellos. Que era Blancanieves ejerció como cuidadora de estos enanitos, La madrastra avisada por su espejo mágico de que Blancanieves seguía viva, ya que éste seguía diciendo que la mujer más bella del mundo era Blancanieves, urdió una estrategia con una manzana envenenada que la niña por engaño mordió, que la durmió hasta que llegó su Príncipe azul y la despertó. Se casaron fueron felices y comieron perdices.

La originalidad de este cuento en mi opinión, es que descubre el arquetipo del doble cuidador. Por un lado los enanitos cuidaron de Blancanieves cuando ella llegó pérdida a su casita y también cuando dormida, tras morder la manzana envenenada, la pusieron en una urna de cristal hasta que con un beso el Príncipe Azul la despertó. Por otro lado, Blancanieves los cuidó desde su llegada a la casita, cambiando la vida de aquellos enanitos descuidados en su cuidado personal y en el de la casa.

En una sociedad occidental como la actual, en especial la urbana, que tiende a lo apersonal y a lo amoral, llama la atención la disminución de esta forma arquetípica del doble cuidador. Ejemplos de esta doble característica de nuestra sociedad hay por doquier. Voy solo a describir algunos ejemplos ilustrativos.

Así la donación de sangre, quien dona sangre evidentemente actúa como cuidador de aquel al que dona. Pero a la vez en muchos casos ese individuo que ha sido trasfundido con sangre de otro se convertirá (sino hay impedimento médico) en donante. Otro ejemplo sería la acogida de animales, algunos individuos a nivel individual o a través de una asociación de protectora, recogen animales, perdidos, maltratados…cuidan y esos animales a la vez les devuelven el afecto recibido. Que decir de aquellos que  ayudan a los abandonados de la suerte: los sin casa, emigrantes…etc.

Dada que la formación de arquetipos se hace no a través de experiencias individuales sino colectivas, promocionar estos valores podría provocar un cambio sociológico fundamental para luchar contra lo amoral y lo apersonal.

Por último, recomendaría que no estemos acomodados en modo de supervivencia pasemos a un modo de crecimiento.

El cuento de Blancanieves: arquetipo 'jungiano' del cuidador
Comentarios