sábado. 20.07.2024

Tras un exagerado número de ciberacoso minimalista e incluso varios casos de suicidio alimentados por tales circunstancias, llegaron las elecciones y temas tan complicados como ellos, pasaron en gran medida a mejor vida... a nivel mediático, pero diversos medios todavía se hacían eco de dichas barbaridades en el mes de mayo del conflictivo 2023. Siguiendo el ritmo de actuación de los diferentes depredadores, vayamos por partes: "Este martes se celebra el Día Internacional contra el Acoso Escolar. Una realidad que la trágica muerte de Claudia, la joven que se quitó la vida en Gijón por el acoso que sufrió durante años por parte de sus compañeros, ha vuelto a poner sobre la mesa", recordaba Iñigo Fernández de Lucio en El Correo el martes 2 de ese maldito mes.

"Esta forma de maltrato tiene múltiples caras, pero el auge de las redes sociales y el hecho de que las nuevas generaciones son nativas digitales, con la exposisión, han provocado que el ciberbullying se haya disparado en los últimos años", añadía Fernández de Lucio en dicho trabajo, en el que se nos hacía saber que, en Euskadi, "el ciberacoso está presente en uno de cada tres casos de bullying". ¿Es, éste, un caso exclusivo de tierras como esas del Cantábrico? En absoluto: "Ante esta situación, la consejería que lidera Jokin Bildarratz, a través de la iniciativa Bizikasi contra el acoso escolar y la convivencia positiva, elaboró en 2020 un documento con algunas orientaciones para los centros escolares para saber cómo actuar ante estos casos" y una de las distintas variantes de ese tipo de acoso, en realidad una de las más habituales, es "un concepto que se denomina `paliza feliz´", la que se da "cuando un menor o un grupo de menores agraden físicamente a uno de sus iguales, lo graban y lo difunden a través de las redes".

Sucesos violentos cada vez más extraños, cada vez más irracionales... y de todas las violencias imaginables

¿Paliza feliz? ¿Existe la violencia reconfortante? En el ensayo del sello pamplonés Katakrak Por nuestra cuenta, la activista y divulgadora feminista neoyorquina Judi Camberlin así se explica: "Espero que esta nueva edición" del libro "continúe conmoviendo a lectores y lectoras, haciéndoles saber que no están solas y que su malestar en la forma en que han sido tratados son percepciones precisas de un sistema que, con demasiada frecuencia, ni escucha ni respeta a aquellos a quienes dice servir". El subtítulo del libro es `Alternativas autogestionadas frente al sistema de salud mental´. Muy, muy, muy... significativo. 

¿Paliza feliz? ¿Suicidio diario? Señor: baja a por mí y llévate a la mitad de la población: la más desagradable, la más desesperante: "Seis detenidos por captar migrantes para explotarlos en repartos de paquetería en Alicante y Murcia" es el titular de uno de los informes de elDiario.es el 27 de mayo, el mismo en el que otro de los informes cuenta con otro titular complicado: "Sin voto, sin techo y sin derechos en el Mar de Plástico almeriense". Violencia y más violencia; injusticias y más injusticias... en tiempos de elecciones. ¿Y ahora? 

Ahora: "Hallan los cadáveres de una mujer embarazada y su hijo de tres años en una vivienda en Granada", titulaba la redacción de elDiario.es la barbarie de la que se hacía eco ese 27 de mayo con la ayuda de las informaciones de la agencia EFE. La alcaldesa de la localidad de Las Gabias, "que ha pedido prudencia sobre este suceso a la espera de la investigación, (...) ha precisado que en su llamada al 112 la pareja de la víctima advirtió de que alguien había intentado acceder a la vivienda y que, posteriormente, ya no lograba comunicarse con su mujer".

Sucesos violentos cada vez más extraños, cada vez más irracionales... y de todas las violencias imaginables. ¡Basta ya! 

Ciberacoso y 'paliza feliz'