#TEMP
domingo. 26.06.2022
2021 | Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género

446 denuncias al día por violencia contra las mujeres

Los órganos judiciales registraron el pasado año un total de 162.848 denuncias, un 8 % más que en 2020. Las 159.352 víctimas de la violencia machista presentaron el 73,08 % de las denuncias. Las sentencias condenatorias sumaron 41.073, el 75,62 % de las 54.318 dictadas por juzgados y tribunales. Las suspensiones del régimen de visitas se incrementaron un 137 % en 2021, año de entrada en vigor de la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia

El número de mujeres víctimas de la violencia de género y el número de denuncias presentadas durante 2021 aumentaron un 9,35 % y un 8 %, respectivamente, en comparación con las del año anterior. La tendencia al alza observada en los principales marcadores de la violencia machista desde el levantamiento del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19, se ha mantenido de forma sostenida a partir del segundo trimestre de 2021, lo que ha supuesto volver a cifras anuales similares a las de 2019.

El Informe anual sobre violencia de género hecho público hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género muestra también que durante 2021 los órganos judiciales (juzgados de violencia sobre la mujer y juzgados de guardia) acordaron 31.212 órdenes de protección, un 2,4 % más que en 2020, y dictaron 54.318 sentencias, un 30,6 % más. El 75,62 % de esas sentencias fueron condenatorias, lo que ha supuesto un nuevo máximo histórico.   

Muy significativos son los datos relativos a las medidas civiles dictadas por los juzgados de violencia sobre la mujer para proteger a los hijos de las víctimas, que reflejan las modificaciones legales introducidas en la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia. Así, durante 2021, los órganos judiciales adoptaron 2.008 medidas consistentes en la suspensión del régimen de visitas, un 137 % más que en 2020. En el último trimestre del año pasado, el incremento superó el 400 por cien.

Durante el año 2021, los juzgados españoles recibieron un total de 162.848 denuncias por violencia de género, dato que arroja una media de 446 diarias y que representa un 8 % más que en el año anterior, en el que se registraron 150.785 denuncias. Las mujeres víctimas de violencia machista fueron 159.352, lo que ha supuesto un aumento del 9,35 % respecto a 2020, en el que se contabilizaron 145.731. Dos de cada tres mujeres víctimas (el 66,87 %) tenían nacionalidad española.

La tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres fue de 66 en toda España. Por encima de la media nacional se situaron Baleares, con una ratio de 103; Murcia, 88,9; Comunidad Valenciana, 86,6; Canarias, 81,6,5; Andalucía, 74,7, y Madrid, 70,7. Las tasas más bajas se dieron en Castilla y León, donde se contabilizaron 42,6 víctimas por cada 10.000 mujeres; Galicia, con 44,5 y País Vasco, con 47,1.

El 73,08 % de las denuncias presentadas lo fueron por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la policía se situaron en el 13,72 % de los casos. El número de denuncias presentadas por familiares de la víctima se mantuvo un año más en niveles muy bajos (1,56 %), mientras que los partes de lesiones recibidos directamente en el juzgado representaron el 8,38 % de las denuncias.

10 de cada 100 mujeres renunció a declarar contra su agresor

En el pasado año, en 15.720 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que supone un porcentaje del 9,86 % en relación con el total de mujeres víctimas de violencia de género, cifra algo inferior a la registrada en 2020, en la que la tasa de mujeres víctimas que se acogieron a la dispensa fue de 10,23 por cada 100.

Del total de mujeres que se acogieron a la dispensa, 9.331 eran españolas (el 8,76 % sobre el total de víctimas) y 5.389 eran de otras nacionalidades (el 12,10 % sobre el total de víctimas).

Órdenes de protección solicitadas y concedidas

Durante 2021 se solicitaron en los órganos judiciales un total de 43.736 órdenes de protección. De ellas, 37.270 fueron incoadas por los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 6.466, por los juzgados de guardia.

Las órdenes de protección adoptadas sumaron en total 31.212, lo que supone siete de cada diez órdenes solicitadas (71,36 %), un porcentaje muy similar al de 2020, en el que las órdenes de protección acordadas representaron el 71,48 por ciento del total de las incoadas. Los juzgados de violencia sobre la mujer acordaron el 70,4 por ciento de las solicitudes de orden de protección que recibieron, mientras que los juzgados de guardia acordaron el 77 por ciento.

En el 48,9 % de los casos, la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden de protección. En 2020, esa situación se mantuvo en el 51,2 % de los casos.

Medidas judiciales penales y civiles derivadas de las órdenes de protección

Los juzgados acordaron también, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares, un total de 60.040 medidas judiciales penales de protección de las víctimas (mujeres y menores). Las más frecuentes fueron las órdenes de alejamiento (23.834), que representaron el 69,11 % del total de órdenes de protección y medidas cautelares acordadas y la prohibición de comunicación (22.414), un 65,79 por ciento.

Si bien el conjunto de medidas penales dictadas disminuyó un 2,65 % con respecto a 2020, el porcentaje de órdenes de alejamiento y prohibición de las comunicaciones sobre el total de las medidas acordadas se mantuvo estable.

Aumenta un 137 % la suspensión del régimen de visitas

Por otra parte, los órganos judiciales dictaron 16.973 medidas cautelares civiles (un 10,3 % más que en 2020), cuya finalidad es la protección de la mujer y de los menores en tanto se resuelve el proceso penal. Las más frecuentes fueron las relacionadas con la prestación de alimentos (5.539), que representaron el 19,96 % del total de medidas civiles adoptadas, y las relacionadas con la atribución de la vivienda (4.711), el 16,87 % del total. También estos porcentajes se mantienen estables en relación con los de 2020.  

Sin embargo, el aumento más significativo se ha dado en la medida consistente en la suspensión del régimen de visitas: de las 847 medidas de este tipo acordadas en 2020, se ha pasado a 2.008, lo que ha supuesto un aumento del 137 por ciento. Este incremento es consecuencia de la entrada en vigor el 24 de junio de 2021 de la Ley Orgánica 8/2021, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia, que modificó el artículo 544 ter de la Ley de Enjuiciamiento Criminal estableciendo la suspensión del régimen de visitas “cuando se dicte una orden de protección con medidas de contenido penal y existieran indicios fundados de que los hijos e hijas menores de edad hubieran presenciado, sufrido o convivido” con la violencia de género.

Las medidas civiles consistentes en la suspensión de la guarda y custodia (1.470, 5,29 % del total) y en la suspensión del régimen de visitas (2.008, 7,22 % del total) se incrementaron con respecto al año anterior, en el que la primera representó el 4,27 % de las medidas civiles y la segunda, el 3,01 por ciento. Los juzgados de violencia sobre la mujer acordaron 212 medidas específicas de protección del menor para evitar un peligro o perjuicio y en 194 casos suspendieron la patria potestad.  

Siete de cada 10 sentencias fueron condenatorias

En 2021, el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles (juzgados de violencia sobre la mujer, juzgados de lo penal y audiencias provinciales) en procesos relativos a violencia de género se situó en un nuevo máximo histórico anual al alcanzar el 75,62 % del total. En el ejercicio anterior, las sentencias condenatorias fueron el 73,01 % del total de las dictadas y en 2019, el 70,54 por ciento.  

446 denuncias al día por violencia contra las mujeres