jueves 21/10/21
LA NOCHE DE DIFUNTOS

Adic celebra la Noche de Difuntos con 'el Samuin' como alternativa a la "ola globalizadora" de Halloween

Se trata de una fiesta atlántica a la que se aplicarán las tradiciones cántabras propias de la Noche de Difuntos.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) celebra hoy, lunes, en Santander 'el Samuin', una fiesta atlántica a la que se aplicarán algunas de las tradiciones cántabras propias de la Noche de Difuntos.

Con esta particular versión de la tradicional Noche de Difuntos, se pretende reforzar y poner en valor aspectos de la cultura tradicional cántabra ante la imparable ola globalizadora de Halloween y el actual contexto de aculturación galopante.

La fiesta tendrá lugar en el patio exterior de los colegios Cisneros, Antonio Mendoza y Magallanes de Santander, a partir de las 18.30 horas hasta las 21.00.

El término Samuin del ámbito atlántico para aplicarlo a las tradiciones cántabras propias de la Noche de Difuntos. El Samhain (o Samhuin) es una festividad de origen celta con motivo de la finalización de la temporada de cosechas en la cultura del arco atlántico.

Se trata de una comunión entre la muerte y la vida en todos los ámbitos, tanto en las cosechas como en la propia existencia humana. De ahí que también haya un culto a los difuntos.

En Cantabria está atestiguada la celebrabación de la Noche de Difuntos y alguna de sus expresiones como los "cortejos" de "almas en pena" o la elaboración de calaveras -calabazas-, una práctica que, está "extendidísima por toda Cantabria desde mucho tiempo antes que la aculturación anglosajona hiciera su labor.

Además, otra de las tradiciones propio de esta época la celebración de magostas o las labores propias relacionadas con los frutos del bosque.

CALAVERAS Y 'GÜESTE'

La programación que ADIC ha diseñado para esta fiesta incluye dos talleres, uno de confección de calaveras -calabazas- y otro de mayado de manzanas en la que los asistentes podrán extraer el zumo de aquellas con técnicas tradicionales y degustarlo.

Además, habrá cuenta cuentos, música tradicional y distintas actividades relacionadas, como "la güeste", un "cortejo de almas en pena" que servirá para cerrar el acto. Además, habra una magosta popular y una merienda de chocolate con sobaos.

Los niños podrán ir disfrazados de brujas y brujos y sólo deberán traer una calabaza y una vela pequeña y plana.

En el taller de calabazas se enseñará a los niños a hacer "calaveras". Sobre una mesa varios monitores se pondrán a realizar los dibujos y pasarán a cortarlas y vaciarlas junto a los participantes. Posteriormente se coloca en el interior una vela encendida y se van acaldando en el graderío del patio.

Una vez colocadas todas las "calaveras" se apagarán los focos del patio sin que quede ninguna luz encendida, salvo las de las calaveras, lo que dará una imagen "fantasmagórica y tenebrosa" al recinto.

En ese momento, un cuentacuentos contará historias relacionados con la fiesta y que versarán sobre misterios, el más allá, brujas, guajonas, si bien todas dentro del tono tradicional.

Al concluir el cuentacuentos, en torno a las 20.30, se entregará cada calabaza a su dueño y se celebrará una "güeste" o procesión en la que todos los participantes cogerán sus calabazas y, en hilera, darán un par de vueltas al patio al son de gaita y tambor, lo que dará por concluida la fiesta.

Adic celebra la Noche de Difuntos con 'el Samuin' como alternativa a la "ola...
Comentarios